VII FESTIVAL INTERNACIONAL ‘PRIMAVERA POÉTICA’ PERÚ 2019 se inaugura hoy en Lima

septiembre 16, 2019 de 12:27 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

La ciudad de Lima es la sede este año del VII FESTIVAL INTERNACIONAL ‘PRIMAVERA POÉTICA’ 2019, que se inaugura hoy lunes 16 en la Municipalidad Metropolitana de Lima, Salón de los espejos, Pasaje Olaya 129, en el corazón de la capital peruana.
El Festival cuenta con la participación de más de cincuenta poetas,  más de una decena venidos de distintos países y muchos otros que proceden de diversas  localidades del país. El Festival se prolonga hasta el viernes 20 de setiembre.

Poetas homenajeados en esta edición 2019

SETIEMBRE ES POESÍA
Como en otras oportunidades, un conjunto de poetas recibirán un homenaje por su trayectoria y verán sus libros publicados por la organización que preside el poeta Harold Alva Viale.  Con gratitud, informo que me encuentro este año entre los cinco peruanos que recibiremos esta distinción.

Parte de la actividad es un homenaje a los Cien años de la publicación del libro Los Heraldos negros de César Vallejo. Los recitales se llevarán a cabo de diversos escenarios que iré anunciando.

Los esperamos.

 

Anuncios

“ACARICIANDO TUS ESTACIONES”, TRES POEMAS DE AMOR DE ALFREDO PÉREZ ALENCART A JACQUELINE ALENCAR

septiembre 13, 2019 de 9:45 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

Jacqueline y Alfredo, Zamora, 2009 Foto, Diario Crear en Salamanca.

COMPAÑERA EN TODO

 

No ardencia pasajera

lo nuestro, mi compañera,

mi constelación

secreta…

 

Eres cuerpo a mí

engemelado, ala pacífica

para vadear los días.

 

Lo nuestro es eternidad

e instante, fogosa

soberanía,

 

compañera que me besas

y acoges.

 

Recuento tu sacrificio

hecho sólo por amor,

 

compañera en todo,

amantísima

gacela…

En Puerto Maldonado, Perú, 2014 Foto, Diario Crear en Salamanca

 

ESPOSA DE MI ATARDECER

¡Pasión principal, como ninguna, dermis

con dermis, señal del destierro procurado

amándonos veintitantos septiembres, ventura

y aventura en lo tierno, inquebrantable!

 

¡Besémonos largo, esposa de mi atardecer!

El juego verdadero no es un juego: Amar,

Dios mío, es una incesante prueba cabal,

defuera hasta la vertiente de lo que no sé.

 

¿De miel el tránsito? Garra del entallado

puedo sin descanso, atentos a lo que fluye

debajo de esta piedra, ¡ah, linda mitad mía,

esposa de mi atardecer, fresca flor viva!

 

Embaracémonos de presentimientos: Creer

en el sueño y no en el circo; en el espíritu

capaz y no en feas estatuas… ¡Herejías así

de estío a estío, con el pulso real todavía!

 

¿Qué nos sigue sino el unigénito y la luz

primera? El hijo, sí, derivado de sangres

que por la Amazonía se asentaron. La luz,

sí, barajando sus haces, convidándonoslos.

 

¡Todo nos ampara, esposa de mi atardecer!

En Urbino, Italia, 2018 Foto: Diario Crear en Salamanca

EN NADIE QUE NO SEAS TÚ

En nadie que no seas tú

acomodo mi cuerpo para la vida

que cae como una hoja,

 

encanto

si nos hacemos una sola carne

y somos fuertes

mordiéndonos los labios,

 

sin límites

por estos páramos distantes.

 

Tu nombre

crece siete veces siete

y hago cuentas sin dividirme de ti,

 

acariciando tus estaciones

hasta hacerme viejo

recibiendo tus dádivas,

 

moldeando nuestra carne

hasta que alguna vez sea

una sola alma.

 

De Una sola carne. Salamanca, España, 2017

 

En Tejares, casa abierta y mesa dispuesta a la acogida. Salamanca, 2012

Una larga amistad nos une con Alfredo (Puerto Maldonado, Perú)  y Jacqueline (Cobija, Bolivia), dos magníficos seres humanos. Generosos y solidarios, ellos animan la vida literaria en la ciudad de Salamanca. Alfredo, abogado, cátedra universitaria, poesía y promoción incesante en su voluntad de unir mundos de Iberoamérica a partir de la palabra poética. Jacqueline economista, traductora, editora, comunicadora, mujer múltiple en el acompañamiento y creación de espacios cálidos, plenos de fraternidad.
A través de décadas, compartimos un afecto sincero y respetuoso. Con ese afecto presento estos bellos textos de amor, celebrando el 28 aniversario de su fecundísima unidad.

Textos y las tres primeras fotos las he tomado del periódico salmantino  Crear en Salamanca.

SIETE POEMAS PARA CELEBRAR UN ANIVERSARIO. DE ALFREDO PÉREZ ALENCART

 

VALLEJO por SÉRVULO GUTIÉRREZ

agosto 26, 2019 de 11:36 pm | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, JARDIN DE DELICIAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

César Vallejo en apunte de Sérvulo Gutiérrez. Portada de la Revista Garcilaso de la ANEA.

En Garcilaso, órgano de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas , ANEA, n° 6, de agosto de 1961, se rinde homenaje al extraordinario pintor Sérvulo Gutiérrez (Ica, 1914- Lima, 1961).  La edición que lleva diversos materiales, incluyendo un poema a Sérvulo  de Raquel Jodorowsky,  tiene como portada este estupendo  apunte que el pintor iqueño había realizado de César Vallejo.

Revista Garcilaso de la ANEA, N° 6, agosto 1961

Revisando papeles de nuestro “increíble” (según algunos amigos) archivo familiar, encontré este ejemplar  con todos los agravios del tiempo. El apunte, se señala en el Sumario, era propiedad del doctor Manuel J. Chávez Laso. La edición estuvo a cargo del reconocido intelectual peruano, Jorge Falcón

Bella imagen del poeta que me complace compartir.

En caso de usar la información se ruega citar la fuente.
Sonia Luz Carrillo Mauriz

LA TORRE DE LOS ALUCINADOS. HOMENAJE EN LIMA AL GRAN POETA PERUANO ALEJANDRO ROMUALDO

julio 11, 2019 de 2:18 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

 

ALEJANDRO ROMUALDO, POETA   PERUANO de extensa palabra, hace 70 años obtuvo el  Premio Nacional de Poesía  con su primer poemario, La torre de los alucinados.  Fue en el año 1949 y conmemorando la brillante aparición de este libro, la Academia Peruana de la Lengua  ha organizado en forma conjunta con la Casa de la Literatura un homenaje a uno de los más importantes creadores de poesía de habla hispana. Ahí estaremos, hablando , una vez más,  del poeta, del amigo, del maestro.

Los esperamos

 

PROGRAMA

JUEVES 18 DE JULIO

7:00 p.m.

INAUGURACIÓN

“Semblanza de Alejandro Romualdo”

Ricardo Falla Barreda

“La poesía última de Alejandro Romualdo: Ni pan ni circo

Marco Martos Carrera

“Tradición, poesía e historia en Ni pan ni circo (2006) de Alejandro Romualdo”

Américo Mudarra Montoya

Poema “Función de gala”, por Piero Montaldo (versión musical)

VIERNES 19 DE JULIO 7:00 p.m.

“Lírico y épico. Romualdo, poeta clásico”

Sonia Luz Carrillo Mauriz

“Romualdo y la poética de la vida”

Ricardo Falla Barreda

“La veta amorosa en “El cuerpo que tú iluminas” de Alejandro Romualdo”

Carla Vanessa

“Un ensayo poético sobre “Cámara lenta” de Alejandro Romualdo”

Roger Santivañez

LUGAR

CASA DE  LA LITERATURA PERUANA

ANCASH Nº 207, LIMA

(Centro histórico de Lima)

INGRESO  LIBRE

 

Afiche Miguel Lescano

I PREMIO REY DAVID DE POESÍA BÍBLICA IBEROAMERICANA

junio 29, 2019 de 1:49 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

TIBERÍADES, Red Iberoamericana de Poetas y Críticos Literarios Cristianos, Sociedad Bíblica de España (SB) y Fundación RZ para el diálogo entre Fe y Cultura convocaron a inicios del presente año,   el I Premio Rey David de Poesía Bíblica Iberoamericana desde la ciudad de Salamanca, España.

La invitación fue realizada a poetas nacidos en cualquier país del mundo, para que  enviaran sus obras escritas en castellano o portugués, con el requisito de ser rigurosamente inéditas y no estar pendientes de fallo en otro premio. La temática podía estar situada desde la vertiente amatoria – siguiendo el Cantar de los Cantares-  hasta la dramática -con el Libro de Job-; desde el lirismo de los Salmos a la poesía aforística de los Proverbios, entre otros aspectos bíblicos.

España, Argentina, Cuba, Colombia, Venezuela, Ecuador y México son los países con mayor número de participantes, seguidos por Chile, Brasil, Perú, Panamá, Uruguay, El Salvador, Portugal, Honduras, Costa Rica, Paraguay, Nicaragua, Bolivia, Estados Unidos, Italia, Israel, Francia, Bulgaria y Líbano,  que han concurrido al premio dotado con 1.500 euros (mil quinientos euros), a cargo de Fundación RZ para el diálogo entre Fe y Cultura, y la edición del libro premiado, a cargo de la Sociedad Bíblica de España.

El ganador se compromete a recibirlo personalmente el 16 de octubre de 2019, durante el XXII Encuentro de Poetas Iberoamericanos que estará dedicado a San Juan de la Cruz y que se celebrará en Salamanca. Además, recibirá una pintura original con tema alusivo al premio, obra del reconocido artista Miguel Elías, profesor de la Universidad de Salamanca.

El poeta premiado tendrá la invitación al prestigioso Encuentro de Poetas Iberoamericanos, invitación que comprenderá la incorporación de una muestra antológica del ganador en la Antología general del Encuentro y su estancia en Salamanca, junto con la traducción al portugués o español del libro ganador. Esta traducción será incluida en la obra publicada.

PARTICIPAMOS COMO JURADO DEL PREMIO, para esta primera edición representantes del ámbito de la poesía y la crítica literaria iberoamericana, así como de las entidades organizadoras.

Jurado del I Premio Rey David de Poesía Bíblica Iberoamericana

 

 Alfredo Pérez Alencart

(Perú-España: poeta y profesor de la Universidad de Salamanca. Director de TIBERÍADES)

Antonio Colinas

(España: Poeta, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana)

Carlos Nejar

(Brasil: Poeta, Premio Jorge de Lima de la Unión Brasileña de Escritores  y miembro de la Academia Brasileña de Letras)

António Salvado

(Portugal: Poeta, Medalla al Mérito Cultural del Gobierno Portugués)

Sonia Luz Carrillo Mauriz

(Perú: Poeta y catedrática de la Universidad de San Marcos de Lima)

Hugo Mujica

(Argentina: Poeta, Premio Casa de América de Poesía)

Juan Antonio Massone

(Chile: Poeta, catedrático y miembro de la Academia Chilena de la Lengua)

Francisca Noguerol

(España: Catedrática de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca)

Luis Rivera-Pagán

(Puerto Rico: Profesor emérito del Seminario Teológico de Princeton y autor de numerosos ensayos sobre literatura y Biblia)

Ana Cecilia Blum

(Ecuador: Poeta, ensayista y editora, residente en EE.UU.

Pablo Martínez

(España: Escritor, conferenciante y presidente de la Fundación RZ)

Luis Fajardo

(España: Director general de la Sociedad Bíblica de España)

Juan Carlos Martín Cobano

(España: Filólogo, poeta y traductor. Secretario general de TIBERÍADES)

Isabel Pavón

(España: Poeta, articulista e integrante del consejo directivo de TIBERÍADES, quien actuará como Secretaria del Premio y tendrá derecho a voto).

GRAN RESPUESTA

La convocatoria ha tenido una amplia acogida con nada menos que 214 poemarios enviados desde 25 países, lo que confirma que el  Premio Rey David de Poesía Bíblica  está llamado a ser un referente en la lírica internacional de inspiración o anclajes cristianos.

Como declarara el director de Tiberíades,  el poeta y profesor universitario, Alfredo Pérez Alencart, “este éxito de participantes para un concurso con temática bíblica confirma que se ha reabierto una vertiente poética bastante segregada en las últimas décadas, donde la poesía a lo divino o de anclaje sagrado se excluía deliberadamente en la inmensa mayoría de premios literarios”, quien resalta, con justicia,  la alta calidad poética de los textos enviados.

El pasado 1 de junio finalizó el plazo de admisión y el fallo se  conocerá el próximo  2 de julio en Salamanca, España.

PERSONAJES FEMENINOS EN LA LITERATURA, Actividad de la Academia Peruana de la Lengua, 28.05.19

mayo 27, 2019 de 3:23 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

Con la organización de la Academia Peruana de la Lengua, el martes 28 de mayo cinco especialistas analizaremos la presencia de los personajes femeninos en las obras literarias.
La cita es a las 7:00 p. m. en el Centro Cultural Brasil-Perú , Calle Atahualpa 390, Miraflores.
El ingreso es libre. Se entregan certificados digitales previa inscripción.

Ahí estaré presentando “Una joven de color modesto”, análisis en torno al personaje de  un cuento del narrador peruano Julio Ramón Ribeyro.

MI POESÍA Y EL MES DE MAYO. RECITALES: ACADEMIA Y POESÍA Y LA POESÍA , TIERRA DE TODOS

mayo 20, 2019 de 10:49 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, MIS POEMAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

En un mes  especialmente activo en materia de recitales, presentaciones y conferencias,  mañana ,  martes 21 de mayo,  participaré, junto a destacado grupo de creadores,  en un Recital de poesía organizado por la Academia Peruana de la Lengua, titulado precisamente, La Academia y la poesía.
El local, la Galería de Arte del Centro Cultural CCori Wasi de la Universidad Ricardo Palma, Av. Arequipa 5198, Miraflores, Lima  La hora 7:00 p.m.

 

Y no quiero dejar más días sin agradecer a la Casa Museo de José Carlos Mariátegui por la gentil invitación que dio lugar a una hermosa oportunidad de leer mis poemas ante un nutrido y cálido auditorio el día 14  de mayo.

La poesía, Tierra de todos, fue el título de mi presentación.
¡Muy agradecida!

“TODAVÍA ME FELICITO POR HABERME INTERESADO MÁS QUE EN LAS AVENTURAS, EN EL LENGUAJE EN QUE ME ERAN CONTADAS”. Ida Vitale, al recibir el Premio Cervantes 2018

abril 26, 2019 de 12:57 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

Ida Vitale Foto: Diario El País. España

El Paraninfo de la Universidad de Alcalá fue el escenario en el que la poeta uruguaya Ida Vitale, recibió  el Premio Cervantes de manos del Rey de España, Felipe VI, quien dijo de ella “ha visto crecer una obra, exacta y mágica a la vez, que se ha impuesto por sí misma, persuadiendo a todos”, para luego  resaltar la universalidad de la  lengua española: “Esa universalidad nos acoge como miembros de una gran familia y se manifiesta en toda su plenitud en la lengua literaria desde hace siglos, en la fraternidad de los diversos y cambiantes estilos que vinculan a Juana Inés de la Cruz o Teresa de Jesús con Gabriela Mistral o María Zambrano”.

Aquí el texto completo del Discurso de   Ida Vitale, bello ejemplo de sabiduría, erudición y sencillez en la magistral exposición acerca del mundo cervantino y el impacto en su vocación:

 

“Majestades, autoridades, señores y señoras del jurado, señores míos en general que con su presencia me aceptan y agasajan.

Debí pensar y escribir lo requerido para una ocasión que habiéndome llegado tarde, realmente me sorprendió: pudieron sobrar oportunidades de imaginarla, pero muchas cosas obvias y muy poco concebibles requisitos me hubieran llamado a un sensato equilibrio.

Pero lo inconcebible llegó en un momento en el que la opacidad del descenso imprime en mi vida una geometría ilógica e imprevistos recaudos. Acepto que el azar o un orden regido por una mágica fusión de benévolos caprichos me han señalado, como en una época, aceptábamos algún suceso generoso, con alguien muy querido que ya no está a mi lado, suponiéndolo —así decíamos— manifestación de un eón bien dispuesto.

Ahora seres benévolos y palpables movieron las piezas de un superior ajedrez, situándolas en posición favorable y acá estoy, agradecida, emocionada. Recuerdo mis inquietudes en un camino de montaña alto y estrecho por el que me llevaban en auto a una velocidad que pensaba inadecuada. No era un sueño. Esto, claro, tampoco lo es. Por eso mismo, prefiero ser consciente y agradecer, claro, en español, cosa que, además, es un valor añadido a la felicidad de este instante.

Vitale recibe el Premio Cervantes de manos del Rey Felipe VI    Foto: Diario El País. España

 

Busco una más cómoda aceptación interior de lo nada esperado, ya que suelo ser escéptica o descreo con familiaridad de tantas cosas, pero a la vez tengo una fabulada confianza, sin duda de origen infantil, en los pequeños desajustes con lo racionalmente ordenado, en las coincidencias, sin siquiera razonarlo mucho. Estos días, casual y repentinamente me tocó oír dos veces Pompa y circunstancia, pese a que Elgar no es un músico que integre mi parnaso musical establecido, frecuentado. También, ya de regreso definitivo a Montevideo, ordenando y reordenando la biblioteca, no dejé de detenerme en la sección cervantina, en las diversas ediciones repetidas de Don Quijote, conservadas por distintos motivos todas, cuando las reiteraciones de otros autores suelen ser rápidamente corregidas, siempre en busca del espacio que tanta falta me hace.

Pero este tema de las coincidencias, casualidades o registros orientados u obsesivos, integran el capitulito poco analizado y compartido, en general reservado, de las manías personales.

Los libros que integraron una biblioteca “mía”, forrada y presuntuosamente numerada, eran libros para niños, algunos pronto relegados. En virtud de un proyecto claramente pedagógico, me correspondía limpiar un pequeño librero abierto del escritorio los sábados por la mañana. Mucho de su contenido no estaba en español. Sobre la casa planeaba, no diré la sombra sino la luz de mi abuelo italiano, abogado y culto, que en su viaje desde el Palermo natal hasta el Uruguay había sido acompañado por Homero, en edición bilingüe grecolatina, junto con el espíritu garibaldino que un día yo sentiría presente en la familia, constituyéndose en un héroe casi doméstico  Es, pues, normal que entre mis primeros embelesos en el campo de los libros adultos aparezca Ariosto  —cuando ya la imborrable profesora de italiano, me hubiese permitido tantear, por mi cuenta, con abuso del diccionario, sus fantasías gratísimas. Le donne, il cavalier, l’armi, l’amore formabanese escenario, para mí novedoso, donde encontraría anillos con poderes, caballos alados, magas que evocan las sombras de futuros descendientes de Bradamante, aquí el hipogrifo, más allá una sirena, luego un mirto que habla y es en realidad Astolfo, paladín de Francia convertido en planta. En fin, que este mundo de transformaciones que a cada paso surgen, irreales, me encanta pero no me prepara ni siquiera para la Galatea.

Mi devoción cervantina carece de todo misterio. Mis lecturas del Quijote, con excepción de la determinada por los programas del liceo, fueron libres y tardías. En realidad, supe de él por una gran pileta que, sin duda regalo de España, lucía en el primer patio de mi escuela. Allí nos amontonábamos en el recreo en busca de agua, y día tras día, me familiarizaba con las relucientes baldositas que contaban, sobre inolvidables cielos azules, la policroma historia que, según supe luego, era la de aquellos desparejos jinetes. No faltan claro, los molinos, los muchos episodios en que don Quijote terminaba por los suelos. Ya adolescente, me regalarían el volumen ilustrado y muy cuidado, que todavía prefiero a la menos infantil edición de Clásicos Castellanos, cuyos ocho volúmenes son menos traslaticios.

El ambular del Quijote lleva consigo la convicción de que hay un mago enemigo que transforma “a la sin par Dulcinea en una aldeana fea y olorosa”, y está detrás de los numerosos percances que sus obsesiones le deparan al pobre don Quijote.

Pero, ¡qué discreción, qué respeto muestra Cervantes por su personaje! En vez de rodearlo de magia y hechizos auxiliares, deponer a su héroe a disposición de tortuosos espíritus malignos hace que, una y otra vez, todos sus tropiezos nazcan de él mismo, de esos deslices de sus nítidas construcciones mentales, del adquirido delirio causado por peligrosas lecturas, deslices, que tanto pasman, fascinan y encabritan a Sancho, y lo llevan a someterse una y otra vez a la voluntad de quien lo arrastra a aventuras del todo ajenas.

Se suele aceptar como buena la motivación dada por Cervantes para su Quijote, de desprestigiar las novelas de caballerías. Pero no hay que olvidar la cuna desdichada que su obra tuvo: “Argel, Sevilla, fantasía, desengaño” es decir preso, pobre, enfermo, sin la protección que dedicatorias a altos señores podrían haberle guardado, como José Echeverría singulariza el período de su escritura. La concepción de un personaje que va, libre, por el mundo, fraguando su vivir, aunque de error en error, (donde otro personaje, el Cautivo dice: “jamás me desamparó la esperanza de tener libertad”) debería ser un respiro, aunque al fin para él todo concluya en la verdad innegable: “Y al fin paráis en sombra, en humo, en sueño”, como concluye uno de los sonetos que cierran la primera parte. Pocos personajes han sido, como Quijote, habitados -más que obsedidos- por lo real. Porque aun lo que es astuta malquerencia vestida de supuestas precipitaciones mágicas, tiene detrás acciones de criaturas humanas, que pueden ser malignas y burlonas, pero siempre comprensibles, terrestres y sin inexplicables auxilios divinos.

Muchas veces lo que llamamos locura del Quijote, podría ser visto como irrupción de un frenesí poético, no subrayado como tal por Cervantes, un novelista que tuvo a la poesía por su principal respeto. Pero podríamos poner en la boca del por lo general descalabrado personaje, unos versos muy posteriores de Baudelaire: “J’ai gardé la forme et l’essence divine de mes amours décomposés”.

Cervantes, como precisa José Miguel Marinas, es “el primer alegorista de la ética moderna” y va sobreviviendo a las menguantes transformaciones de ésta.

Mis lecturas del Quijote, con excepción de la primera, dispuesta por lo programado por la enseñanza o, bien pudiera ser, por el paciente tío Pericles, al que recuerdo bien dispuesto a traducirme Goldoni y soportar mis protestas cuando demoraba algún pasaje por surgirle alguna duda lexical o por estar organizando cómo sortear un pasaje considerado “no apto” para mi edad. Pero no me gustaba que se me leyera, cosa a la que me veía reducida porque muchos de los libros de los que podía disponer no estaban en español. Crecí a, no diré la sombra sino la luz de mi abuelo italiano, al que no llegué a conocer, abogado, culto, que había acompañado su viaje al Uruguay desde el Palermo natal con Homero en edición bilingüe grecolatina. Mis primeros embelesos los debí a Ariosto. Más tarde llegaría un Dante ya obligatorio, cuyo humor, para mí inexistente, se reducía al “Pape Satán, Pape Satán, alepe”, además incomprensible. Ya entenderán mi entusiasmo, mi devoción total cuando intimé con aquella pareja española tan tiernamente compatible, entre sí y con una lectora inocente y deseosa de amistades literarias a su alcance, ese Quijote y ese Sancho que hablaban de “otra” manera, que acepté de inmediato, como un lenguaje que me integraba a un mundo en el que, sola, me sentía acompañada, capaz de manejarme en él como si fuese el mío propio.

En el Persiles y Sigismunda dirá Periandro: “La salsa de los cuentos es la propiedad del lenguaje en cualquier cosa que se diga”. Todavía me felicito por haberme interesado más que en las aventuras, en el lenguaje en que me eran contadas.

Virtud siempre lograda de Cervantes ha sido no echar mano de milagros de los usuales en las novelas que no se privaban de gigantes y monstruos, cuando un argumento descontrolado las requería. Uno de los pasajes de Persiles y Sigismunda trae “una mujer voladora” que aparece bajando del cielo. Pero enseguida se aclara “que era una mujer hermosísima, que habiendo sido arrojada desde lo alto de una torre, le sirvieron de campana y de alas sus mismos vestidos”. “Cosa posible sin ser milagro”.

“Los encantadores pueden quitarme la aventura, pero el entusiasmo y el valor nunca”. Había dejado dicho Garcilaso: “No me podrán quitar el dolorido sentir. Lo que se ha llamado perspectivismo lingüístico alude al hecho de que cada personaje sea visto a través de su lenguaje, por el que está pintado, completado, dentro del acabado empaste que fluye por una obra de pasmosa unidad.

Toda la gracia proviene  de que el Quijote haga de las suyas “cuando ya no se usan los caballeros andantes”. Radica en ello su razón de ser, el más sutil de los méritos de la obra. Nos reclama la inacabable virtud del libro: exigirnos la fidelidad atemporal a lo que, lector tras lector y época tras época, se ha ido consagrando, como un venerable sostén de la herencia humana.

Luego de las primeras lecturas del Quijote, las hubo reiteradas, más difíciles de determinar porque, parciales, se aplicaban, aquí y allá en el texto, con una determinación vagamente Zen o simplemente mágica: la elección del capítulo podía deberse al azar o a un vago recuerdo que podría suponer que allí encontraría una aprovechable aplicación a un tema importante en ese momento para mí, en busca de alguna iluminación necesaria o por recordar con suma precisión la felicidad de primer encuentro con aquellas páginas. No sé por qué atribuí a ese libro la capacidad de precipitar hacia mí la buena voluntad del azar. Quizás simplemente buscaba una ocasión de dicha dispersiva, de claridad sin reserva, cuando el disfrute viene sin proponérselo a veces, acompañado de una sensación de penuria de gracias en la vida diaria y necesidad degusto satisfecho, que depararán siempre las aventuras por las que ando tan a gusto cuando me reintegro al maravilloso mundo cervantino.

Pero considerarlo maravilloso me obliga a hacer distingos. Cervantes, que en la Galatea buscó someterse o simplemente aceptar la novela pastoril –que implicó tantas veces unir realidad e irrealidad o fantasía- se movía con castiza normalidad en lo real. “Ellos fueron santos y pelearon a lo divino y yo soy pecador y peleo a lo humano”dice don Quijote, que tantas veces se acepta perseguido o gobernado por malignos poderes, pero sin nunca encumbrarse ni claudicar.

Con todo lo que las afirmaciones de don Quijote, prudente y aun sabio, me reclaman de acatamiento, para terminar debo disculparle una afirmación que como suya, podría ser aceptada sin más “que no hay poeta que no sea arrogante y piense de sí que es el mayor poeta del mundo”. No es mi caso, puedo asegurarlo. Sin duda, don Quijote no imaginó jamás que ese género femenino al que se consideraba por oficio llamado a honrar y defender, pudiera caer en tan osada pretensión. Y en eso, estoy segura que acertó. ”

IDA VITALE
Universidad de Alcalá.  23 de abril, 2019.

https://elpais.com/cultura/2019/04/23/actualidad/1556020824_948756.html

SIN NOMBRE PROPIO (1973), “un contundente alegato”, MI POESÍA SEGÚN ANA MARÍA PORTUGAL

febrero 9, 2019 de 12:53 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

Entre las primeras notas que recibió la publicación de mi primer poemario, Sin nombre propio, Lima, 1973, se encuentra  esta publicada por la escritora y periodista Ana María Portugal en el diario La Nueva Crónica el domingo 1° de julio de aquel mismo año. La comparto ahora con renovada gratitud.

La poesía nunca dejará de ser ese testimonio inveterado de todo lo que acontece en el interior del poeta, supremo alquimista que tiene el poder de transmitir, no solo la belleza formal de un universo inefable y complejo, donde la palabra es cincelada, modelada y transformada, sino también de asumir la condición de portavoz universal de las miserias y los goces, de las esperanzas y los fracasos del género humano.

El poeta escribe desde su habitáculo interior. Nunca irá al acto creativo limpio de sus acosos, de sus angustias, de sus miserias. Todo lo que él crea está comprometido indesligablemente con su condición humana.  Un libro de poesía además de ser un oráculo, es la confesión, a viva voz, de una historia personal que, sin embargo,  trasciende para fundirse en miles de historias personales  que acontecen simultáneamente.  Todo esto lo volvemos a comprobar cuando abrimos un libro de poesía de calidad.  Nos ha ocurrido recientemente con un breve poemario titulado Sin nombre propio (1), de Sonia Luz Carrillo, poetisa de la nueva generación (éste es su primer libro).

La nota fundamental en estos breves versos, desnudos de todo alarde metafórico, está dada en el tema: un contundente alegato a favor de sus congéneres femeninas, las mujeres de esta época.

Contrariando la opinión de los editores que niegan a esta poesía toda vinculación con “el feminismo”, sostenemos que justamente Sonia Luz Carrillo, que escribe desde su ámbito de mujer, ha denunciado sin atenuantes, y usando el mismo lenguaje que emplearía una auténtica militante del “Woman Liberation”, la condición alienada de la mujer bajo el sistema capitalista: “Ella no sabe nada/ de arte/ ni de política/ Ella cada año/ pare un nuevo hijo./ Ella no saca para nada/ las delicadas narices del hogar”/.

Lo que pasa es que la palabra feminismo ha sido satanizada, y su sentido tergiversado  para beneficio, claro está, de aquellos que no quieren entender que la liberación de la mujer está implícita en el reconocimiento de sí misma como ser oprimido en función de la biología. Bueno, pero ese es otro problema que no vamos a discutirlo aquí.

Al arremeter contra los mitos fabricados por la sociedad, Sonia Carrillo bucea en el fondo de sus angustias,  inhibiciones, contándonos su peripecia cotidiana de esposa, madre y ciudadana, entidades que al fin y al acabo se funden en una, al descubrir descarnadamente cuánto cuesta ser mujer: “Tú te pones a escribir,/tú no te enteras que las tareas se amontonan,/ entonces se te acusa de loca o despiadada,/ se te arrojan palabras/ como pájaros heridos/ moribundos/ que luego serán/ carroña acumulada en tu memoria./ Más tarde se te acariciará/ y tún no tienes ningún deseo/ de hacer el amor./ Tú te sientes más cerca del horror de la guerra”.

Y luego se pregunta intrigada: “Dime Safo/ tú que también fuiste hembra/ e intentabas poesía/ ¿Fuiste también tenida/ en bello/ apetecible/ gran estorbo?.  Sin duda ninguna, este testimonio desgarrado pero valiente, lúcido y consecuente, convertido en poesía, representa un valioso aporte no solo para la literatura, también para la concientización femenina dentro del actual proceso de cambios.

  • “Sin nombre propio”, Sonia Luz Carrillo. Talleres gráficos Minerva. Editorial Causachum, Lima, 1973. Carátula Víctor Escalante.

En: Diario  La nueva Crónica, página editorial, Lima, domingo 1° de julio de 1973

Ana María Portugal

Periodista y escritora, se inició en la poesía publicando  Poemas (1960-61) y Mano de poesía (1962), Las celebraciones (1970).  Participó en diferentes eventos literarios realizados en Arequipa como el primer Festival de Poetas Jóvenes, la primera Feria de Arte y Poesía (1962), o el Certamen Poético Sur-peruano (1963). Integrante del grupo Poesía 64, fue corresponsable de la revista de literatura Homo. 

A partir de los primeros años de los 70’ realiza una intensa actividad periodística en diversos medios. En Lima, Integró en 1973 el primer movimiento feminista Acción para la liberación de la mujer peruana, y  desde entonces ha continuado su labor de reivindicación de los derechos de la mujer. Fue cofundadora en 1979, del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán. En 1978, junto a Esther Andradi, había publicado el libro Ser mujer en el Perú.  Como investigadora en temas de género, es autora de muchas e importantes trabajos acerca de la presencia en la historia de las mujeres peruanas y latinoamericanas.

Desde hace muchos años reside en Santiago de Chile donde tiene a su cargo la coordinación de Isis Internacional.

“YA SOY EL RÍO, YA VOY POR LAS PRADERAS …”JAVIER HERAUD EN LA MEMORIA , en la poesía.

enero 19, 2019 de 12:56 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura | 3 comentarios
Etiquetas: , , ,

Javier Heraud, (Lima, 19 de enero 1942, Madre de Dios, 15 de mayo 1963) eternamente joven, hubiera cumplido 77 años de no haber sido asesinado en Madre de Dios. No hay mejor manera  -creo- de recordarlo que releyendo su poesía y entregar su transparente belleza. 

EL RÍO

 

  1

 

Yo soy un río,
voy bajando por
las piedras anchas,
voy bajando por
las rocas duras,
por el sendero
dibujado por el
viento.
Hay árboles a mi
alrededor sombreados
por la lluvia.
Yo soy un río,
bajo cada vez más
furiosamente,
más violentamente
bajo
cada vez que un
puente me refleja
en sus arcos.

 

 

  2

 

Yo soy un río
un río
un río
cristalino en la
mañana.
A veces soy
tierno y
bondadoso. Me
deslizo suavemente
por los valles fértiles,
doy de beber miles de veces
al ganado, a la gente dócil.
Los niños se me acercan de
día,
y
de noche trémulos amantes
apoyan sus ojos en los míos,
y hunden sus brazos
en la oscura claridad
de mis aguas fantasmales.

 

 

3

 

Yo soy el río.
Pero a veces soy
bravo
y
fuerte
pero a veces
no respeto ni a
la vida ni a la
muerte.
Bajo por las
atropelladas cascadas,
bajo con furia y con
rencor,
golpeo contra las
piedras más y más,
las hago una
a una pedazos
interminables.
Los animales
huyen,
huyen huyendo
cuando me desbordo
por los campos,
cuando siembro de
piedras pequeñas las
laderas,
cuando
inundo
las casas y los pastos,
cuando
inundo
las puertas y sus
corazones,
los cuerpos y
sus
corazones.

 

 

4

 

Y es aquí cuando
más me precipito
Cuando puedo llegar
a
los corazones,
cuando puedo
cogerlos por la
sangre,
cuando puedo
mirarlos desde
adentro.
Y mi furia se
torna apacible,
y me vuelvo
árbol,
y me estanco
como un  árbol,
y me silencio
como una piedra,
y callo como una
rosa sin espinas.

 

 

5

Yo soy un río.
Yo soy el río
eterno de la
dicha. Ya siento
las brisas cercanas,
ya siento el viento
en mis mejillas,
y mi viaje a través
de montes, ríos,
lagos y praderas
se torna inacabable.

 

 

6

 

Yo soy el río que viaja en las riberas,
árbol o piedra seca
Yo soy el río que viaja en las orillas,
puerta o corazón abierto
Yo soy el río que viaja por los pastos,
flor o rosa cortada
Yo soy el río que viaja por las calles,
tierra o cielo mojado
Yo soy el río que viaja por los montes,
roca o sal quemada
Yo soy el río que viaja por las casas,
mesa o silla colgada
Yo soy el río que viaja dentro de los hombres,
árbol  fruta
rosa   piedra
mesa corazón
corazón y puerta
retornados,

 

 

7

 

Yo soy el río que canta
al mediodía y a los
hombres,
que canta ante sus
tumbas,
el que vuelve su rostro
ante los cauces sagrados.

 

 

8

 

Yo soy el río anochecido.
Ya bajo por las hondas
quebradas,
por los ignotos pueblos
olvidados,
por las ciudades
atestadas de público
en las vitrinas.
Yo soy el río
ya voy por las praderas,
hay árboles a mi alrededor
cubiertos de palomas,
los árboles cantan con
el río,
los árboles cantan
con mi corazón de pájaro,
los ríos cantan con mis
brazos.

 

 

9

 

Llegará la hora
en que tendré que
desembocar en los
océanos,
que mezclar mis
aguas limpias con sus
aguas turbias,
que tendré que
silenciar mi canto
luminoso,
que tendré que acallar
mis gritos furiosos al
alba de todos los días,
que clarear mis ojos
con el mar.
El día llegará,
y en los mares inmensos
no veré más mis campos
fértiles,
no veré mis árboles
verdes,
mi viento cercano,
mi cielo claro,
mi lago oscuro,
mi sol,
mis nubes,
ni veré nada,
nada,
únicamente el
cielo azul,
inmenso,
y
todo se disolverá en
una llanura de agua,
en donde un canto o un poema más
sólo serán ríos pequeños que bajan,
ríos caudalosos que bajan a juntarse
en mis nuevas aguas luminosas,
en mis nuevas
aguas
apagadas.

JAVIER HERAUD. EL RÍO (1960) Lima, Cuadernos del hontanar. Edt. La rama florida, dirigida por el poeta Javier Sologuren.

 

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.