MARTINE DU AUTHIER, HA PARTIDO. NOS DEJÓ SU INTENSO AMOR POR EL PERÚ

enero 23, 2018 en 3:25 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

Fue en febrero del 2002 que tuve la suerte de conocer a esta magnífica francesa, Martine Du Authier. Y fue reconocer de inmediato su enorme calidad humana; esa capacidad suya de entregarse a la causa de la amistad  con el mismo apasionamiento que, luego fui descubriendo, tenía por el Perú, por la cultura peruana.  A partir de entonces, ya en París o en Lima tuvimos la oportunidad de encontrarnos, conversar de todo lo humano y divino , gozar de su sentido del humor, leer sus trabajos sobre la festividad mestiza de la Virgen del Carmen de Paucartambo  y su delicado  empeño por hacer conocidos a los artistas y artesanos y también sabio cusqueños  – como David Villasante-   de nuestro país en Francia.  Pero debo decir que también tuve el privilegio de sus mimos, esa cercanía humana para guiar al forastero por las calles y vericuetos cotidianos de la vida en París.

Bellísima, Martine Du Authier , en su casa, el año que la conocí en París (2002)

Había conocido el Perú, según me contó en alguna ocasión, cuando aún trabajaba como aeromoza de la línea de aviación francesa, en un viaje de vacaciones al Cusco. Observando las maravillas de esta afamada ciudad peruana, comentó a una amiga compañera de viaje, que era el lugar al que regresaría si fuera posible para vivir. La amiga se extrañó de este amor a primera vista pero así de impetuosa y decidida como era Martine, empezó sus estudios de Etnología, dejó el trabajo en la gran ciudad de las luces y vino al Perú a continuar su investigación acerca de la Fiesta mestiza de la Virgen del Carmen de Paucartambo.  Se quedó varios años, durante los cuales fue coproductora , junto a Luis Figueroa, del film peruano “Yawar Fiesta” .  Debo recordar que en el 2010, me comentó que después había regresado  al Perú en quince ocasiones.

En París, desde 1986, junto a Yolanda Rigault, y un grupo de peruanos, fundaron el Centro Cultural Peruano. Yolanda  presidenta y Martine desde ese momento vicepresidenta. Somos multitud los peruanos que a nuestro paso por París hemos conocido la labor incesante , rigurosa del CECUPE.  Multitud los que hemos pasado gratísimos momentos en  la casa  de Martine Du Authier,  inolvidable  11 rue de la Glacière 75013 Paris, decorada en casi su totalidad con motivos de nuestra patria.

París, 2005, con un grupo de poetas en la Casa de América Latina.  Ricardo Falla Barreda, Martine Du Authier, Alfredo Pita, Jorger Nájar y Elqui Burgos Foto: Sonia Luz Carrillo.

Celebrando su cumpleaños en París. No recuerdo el año.

Ambas, paseando por París en el 2003

Con Ricardo Falla Barreda, en recorridos parisinos, 2005. Foto : Sonia Luz Carrillo.

En Lima , en el 2009. En la presentación de su libro sobre la Fiesta de la Virgen del Carmen de Paucartambo.

 

Radiante, con su obra por fin entre las manos. Lima 2009
Foto: Sonia Luz Carrillo

En París, ambas, comprando flores.

El año 2013 fue el de su última visita al Perú. Motivos de salud le impidieron viajar a Cusco donde se le iba a rendir un homenaje  por su continuada labor de difusión de las manifestaciones culturales. Paseamos mucho por Lima, vistamos a sus antiguas amistades. Estuvo feliz reconociendo antiguos y nuevos espacios.

En Lima, 2013, disponiéndonos a una de nuestras caminatas.

En el Parque de la antigua Muralla de Lima, 2013. Nuestro último paseo.

Martine ha partido el 9 de enero. Me cuenta Yolanda Rigault  que muchas personas se acercaron a rendir homenaje a esta maravillosa mujer. Estoy segura que para muchos será una presencia marcada por la afabilidad de sus maneras, su apasionado amor por el Perú  y su inmensa solidaridad.
Estoy a punto de volver a París. Mañana parto. Definitivamente  a la ciudad le faltará la luz de tu acogida,  inteligente, fina, queridísima amiga. Gracias  por tanto cariño,  por tan fecundo cariño,  inolvidable Martine Du Authier!

También ver:

MARTINE DU AUTHIER Y SU PASIÓN POR EL PERÚ: Presentación de Fiesta Andina. Mamacha Carmen en Paucartambo.
https://hablasonialuz.wordpress.com/2009/08/13/martine-du-authier-y-su-pasion-por-el-peru-presentacion-de-fiesta-andina-mamacha-carmen-en-paucartambo/

25 ANIVERSARIO DEL Centre Culturel Péruvien CECUPE Y CONCURSO LITERARIO ‘ENSAYO SOBRE LAS RELACIONES FRANCIA – PERÚ’
https://hablasonialuz.wordpress.com/2010/12/13/25-aniversario-del-centre-culturel-peruvien-cecupe-y-concurso-literario-%E2%80%98ensayo-sobre-las-relaciones-francia-%E2%80%93-peru%E2%80%99/

Anuncios

NAVIDAD CON MANUELITO GRACIAS A RESTAURACIONES DE PILAR COCA

diciembre 24, 2017 en 3:11 am | Publicado en Algunas fotos, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , ,

Niño MANUELITO cusqueño (pasta, 8 cm , ojitos de vidrio, boquita con paladar espejo, lengüita y dientecitos) , restaurado por Pilar Coca.

Es inigualable el placer que produce ver a alguien trabajar con tanto amor y disfrute. Y eso es lo primero que se nota en el taller de Restauraciones  de la artista Pilar Coca.
Hace unas semanas se cumplió mi deseo de conocerla personalmente y poner en sus manos la restauración de mi pequeño Niño Manuelito, adquirido hace ya buen tiempo en el barrio de San Blas en el Cusco.

Sin su vistoso atuendo, puede verse las roturas que había sufrido.

Aquí el resultado, luego que Pilar reconstruyera un  piececito; rehiciera cuatro deditos de la mano derecha y el pulgar de la izquierda; repintara el rostro dándole rubor en las mejillas, igualmente avivara el color en los labios y arreglara el cabello.

Saliendo de las manos de su curadora

 

Ya vestido, Pilar y yo contemplamos al pequeñín   

Demás está decir que quedé encantada no solo con el excelente  resultado de su labor sino también con su exquisita sensibilidad e inmejorable atención. Artista de vocación y esmerada formación, me relató que proviene de una familia dedicada al arte  y que esa sensibilidad y producción se mantiene y continúa en cada uno de sus hijos. Debo señalar también que Pilar es viuda del magnífico maestro músico de poetas, el gran Víctor Merino. Mil motivos para una hermosa amistad que se viene gestando entre nosotras desde la primera conversación.
Así, la visita a su taller en la Av, Sáenz  Peña 1395,  en el Callao,  es una oportunidad de primera para observar infinidad de piezas en restauración entre las que , en esta época navideña, destacan los Niños Dios de diferentes épocas y estilos.

En el momento de mi visita Pilar emprendía el trabajo en un antiguo niño Doctorcito sentado en su trono  (40 cm hecho en madera y pasta, ojos de vidrio). Luego, informó en su muro de Facebook sobre el trabajo realizado:  Se curò la madera de la pieza, se le rehicieron dos dedos, se masillaron los quiñes y agujeros causados por las polillas. También se policromó y doró los espacios donde se había perdido el color.

 

EN EL FASCINANTE AMBIENTE DE SU TALLER , pude apreciar otras  obras. Como estas:

Virgen en azul

Cuadro de la Escuela Quiteña, siglo XVIII

ANTIGUA LICORERA TURCA (siglo XIX) en vidrio negro esmaltado y dorado (52cm), tenía la parte superior y la tapa partida en varios pedazos.

Retablo ayacuchano que al caer había perdido algunas piezas y otras se habían desprendido.

 

Retablo restaurado

Sugestiva imagen del Señor Cautivo de Ayabaca , Piura, Perú.

 

 

 

 

 

RESTAURACIONES DE PILAR COCA, se encuentra en SAENZ PEÑA 1395 CALLAO, LIMA-PERÚ (2do y 3er piso)

Para citas y consultas, los números telefónicos del taller son : 559 85 83 (Sra. Pilar) y Celular : 993 646 642

 

Gracias, Pilar . Por la belleza de tu trabajo, por tu inmediata amistad y por haberme permitido el ingreso a tu taller y este breve registro en fotos.
ya lo saben, el arte se restaura y recrea en  las manos de Pilar.

FELIZ NAVIDAD, AMIGOS!

ENCUESTAS POLÍTICAS y LOS LÍMITES DE LO PENSABLE

noviembre 20, 2017 en 12:36 am | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

Las empresas fabricantes de cifras han empezado su trabajo en el Perú. En realidad no cesan de hacerlo (ejemplo, los índices de aprobación /desaprobación, algunos bastante precoces) pero en épocas pre electorales es cuando su labor se intensifica. Es por eso que ya iniciaron la primera etapa de su labor con miras a las Elecciones Municipales del próximo año,  las que tendrán sin duda el carácter de ensayo para las Generales del año 2021. Sí, se trata de las encuestadoras.

En una primera etapa la labor está centrada en  instalar nombres, marcando tempranamente LOS LÍMITES DE LO PENSABLE.

Un conjunto de nombres que, repetidos con fruición en los titulares de los medios de comunicación en sus distintas plataformas, orientarán  la atención de los votantes.  Titulares acompañados de cifras, notas sueltas, menciones de columnistas, entrevistas, seguimiento a las actividades, sazonadas con el “descubrimiento ” de algunas particularidades van generando (ante el asombro de los electores más avisados) la atmósfera política. El escenario dentro de cuyos linderos se tendrá que mover la atención. Estas son las únicas opciones, no hay más, parecen decir.

Usualmente, una vez instalado un conjunto de “alternativas”, viene la etapa de los “sondeos  de opinión”  a diferentes sectores del público poco o nada informado, insistentemente manipulado  y condicionado por la presentación espectacular de individualidades.

También con demasiada frecuencia estas intervenciones adoptan para la respuestas la fórmula de  “respuestas asistidas”. Vale decir, cuestionarios y otros instrumentos donde se mencionan exclusivamente las alternativas pre diseñadas e instaladas con las que se ha ido construyendo la realidad de lo que las empresas encuestadoras suelen llamar “la fotografía del momento”.    Esa ilusión de realidad representada, nada inocente.  Discusiones, reclamos, negociaciones por aparecer,  mantenerse o lucir atractivos en  “la fotografía”  consumen buena parte del tiempo y  los esfuerzos de los candidatos y grupos en contienda. Tiempo y esfuerzos perdidos y que impiden  que conozcamos planteamientos plurales en torno a verdaderos problemas o fenómenos de real importancia pública.

¿Qué hacer ante el riesgo de manipulación de la conciencia y las decisiones de la ciudadanía? ¿Qué hacer frente a una poderosa conjunción de empresas, sus socios, operadores  y clientes en uso de una maquinaria de extraordinaria infraestructura?

No queda otra opción que la de insistir en la educación ciudadana, instruir por todos los canales y espacios posibles que los ciudadanos exijan el cumplimiento , por lo menos, de la difusión de cómo se ha llegado a obtener las cifras que se exhiben como REALIDAD;  información que debe tener las mismas características de los titulares u otros materiales de comunicación.

Los ciudadanos tienen derecho  a conocer de MANERA CLARA, DIDÁCTICA, DE FÁCIL RECEPCIÓN PARA TODO TIPO DE PÚBLICO,   de dónde proceden los nombres inicialmente considerados; conocer con exactitud quién es el  cliente o los clientes que han contratado el estudio; conocer el universo y muestra consultada; la forma en la que se ejecutó el muestreo; las fechas y condiciones en las que se aplicó  el instrumento; el tipo de instrumento que se utilizó, LAS FRASES con las que se formularon  las preguntas; la existencia o no de TARJETAS  las “respuestas asistidas”;  los NOMBRES   que figuraban y los criterios con los que fueron elegidos para esta “asistencia” , etc. Además, por supuesto,  de los márgenes de error.

Lo contrario es falta de respeto al libre albedrío de los ciudadanos votantes, sospechosa opacidad y riesgo. Los resultados de múltiples elecciones lo confirman.

“BARRO PENSATIVO”. SOBRE EL BIEN Y EL MAL, tomando en préstamo un verso de Vallejo

septiembre 28, 2017 en 9:05 pm | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

 

Estas líneas,  para las que tomo en préstamo el verso de César Vallejo  “…este pobre barro pensativo”, del poema “Los dados eternos” (Los heraldos negros, 1918), nacen de reconocer la presencia  paralela,  a través de la historia, del bien y el mal.  Entramado de acciones  benéficas y actuaciones malvadas que,   especialmente en la actualidad, pasa inadvertido en un mundo de irreflexión  e inmediatez.

En primer lugar es indispensable aceptar y reconocer que el bien y mal están en la naturaleza , en la esencia, humana.  Por ello, las leyes, su formulación, su conocimiento y respeto se dirigen al entendimiento para que la persona, actuando en ejercicio de su libre albedrío, su libertad,  resten las posibilidades del mal , del actuar  malvado.

Cuestionar el mal, las acciones malvadas  e indolentes (que ocasionan daño, acarrean dolor, atentan contra el desenvolvimiento libre y pleno de la vida, acarrean muerte), no nace nunca del odio  sino de la inteligencia y la esperanza. Nace del convencimiento de que es necesario, imperativo  potenciar el bien.

La contienda entre bien y mal ocurre en el interior de cada humano y se manifiesta en su conducta, sin embargo, hay situaciones que condicionan la conciencia y el actuar en uno u otro sentido.   Las consecuencias son tanto individuales como, definitivamente, colectivas. El bien y el mal se expresan en sociedad.

En definitiva, la búsqueda del mayor bien posible no es solo un movimiento nacido de una confesión religiosa ni de un compromiso civil y ético.  Es todo (o puede ser)  todo ello pero es señaladamente un compromiso del pensar. Y una necesidad  humana. Maravilloso e indeleble fruto de “este pobre barro pensativo”  mencionado por el poeta peruano.

La imagen que acompaña esta nota ha sido tomada de Internet de la página   (Tutorial para escultura en barro.https://totenart.com/tutoriales/modelar-barro-paso-a-paso/ )

GRACIAS, AMIGOS LECTORES ! 1’630, 923 visitas a once años de iniciado este blog, Habla Sonia Luz

septiembre 14, 2017 en 11:38 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | 2 comentarios
Etiquetas: , ,

Visitas al blog al 14 de setiembre 2017 (10:54  p.m.)

Hace once años, el seis de setiembre de 2006, inicié esta aventura bloguera, Habla Sonia Luz la titulé con el propósito expreso de dejar constancia, como escribí en aquel momento “De asombros, perplejidades, algunas intuiciones y uno que otro hallazgo”.

Eso ha sido esta bitácora a lo largo del tiempo, la ventana que me permite compartir con ustedes,  amigos de los más remotos territorios,  visiones y temas que nos acercan. Autores, obras, preocupaciones, anhelos,  hechos…

Percatarme hoy de la generosidad de sus visitas  a lo largo del tiempo, , un millón seiscientos treinta mil novecientos veintitrés , antes que acabe el día, me obligan a expresar mi gratitud, inmensa!

Seguimos juntos. Amigos de los cinco continentes, un extenso abrazo!

 

GRABADOS EN EL AGUA. MIS POEMAS

agosto 23, 2017 en 12:22 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Creación, MIS POEMAS, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Habla Sonia Luz

grabados.jpg

GRABADOS EN EL AGUA

esculpidos en el aire
extraviados
para siempre
dados por desaparecidos
entre el sueño
y la vigilia
rendidos
ante la desidia
y el cansancio
los magníficos
poemas
que no llego a escribir.

ESE PEQUEÑO ESPACIO

verso en penumbra
habitación cerrada
sutil sombra
que atrae
o pasa
inadvertida.

Ese pequeño espacio
al centro
de un poema
que nos reservamos
donde no permitimos que ingresen
ni lo violen
las miradas

TENUE Y DEFINITIVA

luz
que se filtra
entre las cortinas

así
la porfiada
fantasía
hecha tema
que se enseñorea
en el poema
hace frente
a la razón
y se acepta
feliz
al grabar sus señales.

ENTONCES…

La frente
sin ataduras
el pecho
tranquilo
propicio el rededor
ubicado
cada sonido
oportuna
la luz
precisos los aromas
plenas
las palabras,
las indispensables,
sopesada toda evidencia
la piel calma

entonces
el amor
el saber
o el poema.

En: Tierra de todos, Lima…

Ver la entrada original 6 palabras más

BLANCA VARELA Y TRES DE MIS POEMAS LEÍDOS EN SU HOMENAJE. Video de la Casa de la Literatura Peruana

agosto 12, 2017 en 1:00 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, MIS POEMAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

BLANCA VARELA
En recuerdo de su nacimiento el 10 de agosto de 1926.

 

En  setiembre de  2016, la Casa de La Literatura Peruana organizó  el  Congreso Internacional Palabras para un canto: homenaje a Blanca Varela, actividad a la que fui invitada  junto a destacados escritores peruanos.  El jueves 29 de setiembre  participé con una exposición  acerca de la obra de la gran poeta peruana en el contexto de la producción poética de los años 50′,  y también en el Recital programado  aquel día en  su  Homenaje.
En esa ocasión, como quedó registrado en el video que comparto ,  leí , en primer término,  un poema de Blanca seguido de tres poemas míos.

El poema de Blanca Valera, de su libro Ejercicios materiales (1993) se titula “Morir cada día un poco más”.

Los tres poemas míos son:  “Mi cuerpo” de Tierra de todos (1989) p. 39; ” Escenas” de Las frutas sobre la mesa (1998) p.p. 25-26 y “Equilibrio” de Callada fuente (2011) p. 11

 

AQUÍ MIS TEXTOS LEÍDOS EN SU HOMENAJE

MI CUERPO

Mi cuerpo

de mujer

mi pensativo

cuerpo

suave

y firme

sostiene

el peso de mi cabeza

ESCENAS

Escena  1

Toma    1

Entre tú y yo

un gentío

un enorme ruido

conglomerado

de palabras.

A lo lejos tú

haciendo equívocas señas

que no sé interpretar

como adiós

o llamada.

Escena  1

Toma    2

Entre tú y yo

un denso tiempo

muchos inviernos

atormentados

primaveras cándidas

veranos insulsos.

Años

vida

imbatibles nudos

implacables.

Y yo que no sé

cómo encontrar  el hilo

Ni qué decir

que voy a hablar

del tiempo.

Escena  1

Toma    3

Tú y yo

al medio

de distintos caminos

mirando de soslayo.

A lo lejos

los brazos tendidos

a la nada

y algo

parecido a la tristeza.

No importa mucho

que sigas

haciendo algunas señas

que  yo no sé interpretar

si son de adiós

o de llamada.

EQUILIBRIO

Escudriñar líneas

adentrándose en la

imagen

(seda, niebla escurridiza)

como quien avanza

de puntillas

por la cuerda

floja

Avanzar

La mirada en soslayo

intentando

amablemente

desplazar máscaras

sin peder el misterio

por exceso de luz

Caminar

o detenerse a contemplar

paisajes

(páginas, oscuros pozos)

Expandirse

aferrando

sílabas

Anidar

en páginas ajenas

Sorteando

a cada paso

el riesgo

de perder

el equilibrio.

Video  difundido el 10 de octubre de 2016  por la Casa de la Literatura Peruana con el título POEMAS PARA BLANCA VARELA: SONIA LUZ CARRILLO

LA RAZÓN, crónica del primer diario de izquierda. Libro del maestro JUAN GARGUREVICH REGAL

agosto 10, 2017 en 12:44 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

El 14 de marzo de este año, Ricardo Portocarrero Grados,  Gustavo Espinoza y yo, acompañados de Fanny Palacios, directora dela Asociación Amigos de Mariátegui, presentamos en  la Casa Mariátegui, en Lima, la tercera edición de La Razón, crónica del primer diario de Izquierda, obra del periodista, historiador y maestro universitario,  Juan Gargurevich. Libro dedicado a la primera etapa de la labor periodística  de José Carlos Mariátegui. La primera edición fue de 1978 con las ilustraciones de Carlos Tovar que esta edición también recoge. Aquí, reproduzco mi intervención  como un homenaje al amigo, al colega, al maestro Juan Gargurevich   Regal

Ricardo Portocarrero Grados, Gustavo Espinoza, Sonia Luz Carrillo Mauriz y Fanny Palacios, Casa Mariátegui, Lima, 14 de marzo 2017

 

LA RAZÓN DE UN TÍTULO

La Razón, crónica del primer diario de Izquierda, tiene y tenía, como apuntaba el autor en la primera edición de 1978, la intención de “aportar información acerca de aquella etapa (la que Mariátegui llamara su ‘Edad de piedra’, alrededor de 1919) en el origen de su interés por la teoría y la praxis revolucionaria”.  De ahí la necesidad de indagar en el pensamiento de la época y la influencia más notable al momento de elegir  el Amauta un nombre para la publicación. Indudablemente  que aquí  encontramos  la prédica y el estilo de Manuel Gonzáles Prada de enorme influencia  tanto en Haya como en Mariátegui y en  la generación de intelectuales y artistas indigenistas de la década del 20’

Recordamos la encendida admiración de José Carlos  Mariátegui por Gonzales Prada
cuando  en los Siete ensayos de interpretación… nos dice:

“González Prada prefiere siempre la afirmación a la negación, a la duda. Su pensamiento es atrevido, intrépido, temerario. Teme a la incertidumbre. Su espíritu siente hondamente la angustiosa necesidad de dépasser le doute. La fórmula de Vasconcelos pudo ser también la de González Prada: “pesimismo de la realidad, optimismo del ideal”. Con frecuencia, su frase es pesimista: casi nunca es escéptica.

“El pensamiento de González Prada, aunque subordinado a todos los grandes mitos de su época, no es monótonamente positivista. En González Prada arde el fuego de los racionalistas del siglo XVIII. Su Razón es apasionada. Su Razón es revolucionaria. El positivismo, el historicismo del siglo XIX representan un racionalismo domesticado. Traducen el humor y el interés de una burguesía a la que la asunción del poder ha tornado conservadora. El racionalismo, el cientificismo de González Prada no se contentan con las mediocres y pávidas conclusiones de una razón y una ciencia burguesas. En González Prada subsiste, intacto en su osadía, el jacobino.”

(…)

“De González Prada debe decirse lo que él, en Páginas Libres, dice de Vigil. “Pocas vidas tan puras, tan llenas, tan dignas de ser imitadas. Puede atacarse la forma y el fondo de sus escritos, puede tacharse hoy sus libros de anticuados e insuficientes, puede, en fin, derribarse todo el edificio levantado por su inteligencia; pero una cosa permanecerá invulnerable y de pie: el hombre”

 

LA RAZÓN COMO CULMINACIÓN DE UN PROCESO

El libro del maestro  Juan Gargurevich  tiene un propósito muy claro, mostrar la gestación del pensamiento y la actitud social en Mariátegui  y  su convicción del papel del periodismo  para crear conciencia de los problemas: “El periodismo fue el puente que utilizó Mariátegui para acercarse a la realidad peruana tan poco conocida y estudiada en los años de su juventud. En sus artículos en los diarios La Prensa El Tiempo se perfilaba ya la energía futura”.

Fino observador,  Gargurevich  señala un hecho de lenguaje que da la clave de su pronto entusiasmo frente a la revolución bolchevique. La incorporación de nuevos vocablos: “Nuevas palabras, “bolchevique”, “clase obrera”, “trasformación de la sociedad”, “imperialismo”, comienzan a surgir en sus comentarios”.
¿De dónde provienen estas nociones que aparecen en los textos?  Gargurevich ilustra acerca de la composición del equipo de La Razón, diario de la tarde:

“Gran cantidad de influencias se conjugaron para plasmar la idea de editar ese periódico. Anarquistas puros, anarcosindicalistas, socialistas utópicos, románticos contestatarios, integraban el grupo que rodeó a Mariátegui para confeccionar esas páginas que entonces parecieron terribles a los calmados limeños”

Luego, remarca que no solo es acercamiento intelectual. Según el autor, Mariátegui  se acerca “a la realidad concreta que escuchaba de labios de los obreros”. Como consecuencia, conjetura que Mariátegui “se aleja de la burguesía ignorante y retrógrada que admiraba su talento de escritor pero mantenía fura de su estrecho círculo aristocratizante”.    Para concluir con una aseveración que es la idea central del libro: “La culminación de ese proceso es la creación del diario La Razón” (Gargurevich 1977: 10).

 

Difícil agotar en una reseña  la riqueza del libro que hoy presentamos. Es un cofre de inagotables informaciones. Por ejemplo, en el capítulo III, Juan señala el impacto que ocasiona la salida del diario: “La aparición de La Razón en el mercado periodístico limeño fue como la explosión de un petardo…”

Especial regalo de Juan a sus lectores es la transcripción de las “Palabras preliminares” con la  que se abre el diario “La Razón, diario independiente de la tarde” el 14 de mayo. Una joya que no me resisto a compartir con ustedes:

“Este diario no sale para servir un transitorio interés electoral. Aspira a conquistar una posición permanente en la prensa peruana y a conquistar dentro de ella personalidad propia. Su aparición en un agitado momento de elecciones políticas es un mero accidente, un ocasional sincronismo, una subjetiva coincidencia. La Razón no se halla vinculada a ninguno de los bandos en lucha. Posee absoluta independencia para contemplar el gravísimo problema político sin los pequeños apasionamientos de tal o cual partidarismo.
Tampoco es la razón la manifestación de uno de esos diletantismos  literarios que escogen el periódico como órgano de sus aventuras.  El público conoce a sus organizadores. Sabe que son dueños de una foja de servicios desprovista de todo blasón brillante, pero timbrada por la más constante y honrada devoción al deber.

Es costumbre entre nosotros que los periódicos nuevos se presenten con un programa más o menos retórico y más o menos musical. Mas como nuestra vida en la prensa nos ha hecho apreciar el convencionalismo de estas declamaciones, hemos resuelto prescindir de ellas, convencidos de que en esta hora de programas electorales, estamos más obligados que nunca a economizar al público la lectura de promesas falsas y frases redondas”

(Cita en Gargurevich 2017: 79-80)

Ilustración de Carlos Tovar (Carlín) para la edición de 1978 ,  reproducida en la presente.

NOVELAR LA HISTORIA. AVIVAR LA MEMORIA A TRAVÉS DE LA APLICACIÓN DE TÉCNICAS NARRATIVAS PRESTADAS DE LA LITERATURA

Paso ahora a hablar de las características de enunciación en el libro de Juan Gargurevich. Su estrategia textual.

¿Estamos ante un libro de historia?

En el prólogo de 1977, último párrafo, Gargurevich  califica su obra como “Esta historia del diario La Razón pretende aportar información acerca de aquella etapa en el origen de su interés por la teoría y la praxis revolucionaria…” (p. 11)

El segundo prólogo de 1980 se inicia con estas palabras:

”Este relato fue trabajado con la intención de forjar una historia sencilla que luego fue necesario enriquecer… “más adelante ilustra de que este “relato sencillo, repito, se complicó hasta el punto de tener que reducirlo, para no cansar,  a una biografía de solo ocho meses”  Y continúa dando razones sobre el tipo de texto que mejor se adapta a su propósito expositivo:
“Menos de un año en la vida de un joven. Pero en el caso de José Carlos Mariátegui la anécdota (cuento corto que narra un incidente interesante o entretenido, una narración breve de un suceso curioso ) adquiere tal categoría e importancia que superó nuestras posibilidades de atrapar aquellos días en un relato simple. Y por todo esto también fue escrito como una biografía novelada.

En el tercer prólogo, 2016, el autor nos cuenta  de las vicisitudes de la ubicación del texto cuando lo envía a Cuba al concurso de Casa de las Américas. Lo envía en la categoría “Literatura para jóvenes”  pero los especialistas lo trasladan al género “Testimonio”.

Personalmente creo que en uno y otro caso había error. Primero que se trataba de identificar el tipo de texto no la naturaleza del lector implícito. Y en el segundo caso, simplemente cualquiera que lea el texto verá rápidamente que no se trata de un testimonio, del relato a los que haya asistido el autor.

 

HIBRIDACIÓN DE TEXTOS, SE DIRÍA EN NUESTROS DÍAS

La Razón, crónica del primer diario de Izquierda de un ejemplo de la destreza del autor para  producir  un relato con inclusión de diálogos ficcionales, crónica, Inserción de textos de variada naturaleza (Nota informativa, párrafos de columnas editoriales, Manifiestos de terceros, etc.

Presencia de un narrador omnisciente, que describe con plástica eficacia:
“En 1919 Lima era una ciudad pequeña cuyo crecimiento hacia los Andes era frenado por una pequeña colina pomposamente llamada Cerro San Cristóbal.

Hacia el oeste, para el lado del mar, la ciudad terminaba en la carretera el puerto del Callao, que se iniciaba en el monumento al Combate del 2 de mayo de 1866; hacia el noreste el Convento de los Descalzos marcaba el final de la ciudad; hacia el suroeste, el monumento a Francisco Bolognesi estaba ya 2extramuros pues ahí partía la vía hacia Magdalena. En el lado opuesto estaban los Barrios Altos, el cuartel de Barbones de un lado y la plazuela de las Maravillas del otro.

Hacia el sureste crecía trabajosamente (ojo con el adverbio) el nuevo barrio de La Victoria (creado en 1920, gobierno de Leguía. Fundo “La Victoria” de doña Victoria Tristán, esposa del Presidente Don Rufino Echenique.)

Un total de menos de cuatrocientas manzanas que los tranvías eléctricos recorrían lentamente; barrios de élite y de plebe. Los ricos se movilizaban desde el centro hacia el Paseo 9 de diciembre; los pobre se agrupaban en los Barrios Altos, el Rímac y La Victoria” (p. 21)

 

Presencia de diálogos ficcionales con focalización interna, subjetiva. Notable la forma cómo sugiere el desdén con que Leguía entre esquiva y disfruta la zalamería de un personaje:
“El colombiano Forero se acercó con entusiasmo al hombre pequeño, elegantísimo, que miraba con enorme concentración el paso de los caballos de la primera carrera del hipódromo londinense.

  • Feliz año, presidente!

Con sonrisa fácil, seductora, el distinguido turfman contestó el saludo aunque no pudo disimular su disgusto por la interrupción en el momento en que debía elegir.
(pp. 23 – 24)

RELATO TAN REALISTA COMO PERSONAL, SUBJETIVO.

Al final de la larga jornada esquivando el sabotaje para que el diario no viera la luz…

“Con la chaqueta en la mano, Mariátegui salió a la Plaza de Armas, ya envuelta en sombras. Detuvo un coche, se encaramó con trabajo en é y pidió al cochero que lo llevara a la calle Ormeño.
Un canillita corrió hacia ellos y les ofreció La Razón. José Carlos llevó la mano al bolsillo y sacó cinco centavos: “Dame uno, chico”. El cochero preguntó qué es eso?  Y Mariátegui contestó: “Es un diario  proletario, compañero”.

 

Texto narrativo, con datos verídicos,  periodismo en uso de técnicas narrativas diversas. Elegante y eficaz escritura. La crónica al servicio de la historia del periodismo; trabajo exhaustivo  con las fuentes  y diestro uso de técnicas narrativas procedentes de la literatura a fin de dar cuenta de la realidad. La múltiple realidad  la observable y la que late en la intersubjetividad de una época y un pueblo.

Al final, ante esta obra de Juan Gargurevich, escritor de fuste de prosa lozana,  ya no cabe preguntar  ¿Qué es?

Queda la convicción: Es  escritura de la más alta calidad. La que pone los recursos del lenguaje al servicio de la belleza útil. Escritura que nos reconcilia con lo mejor del texto narrativo, con lo mejor de  la tarea humana de comunicar.

No dejaremos de agradecer  por esta hermosa tarea de  Juan Gargurevich, querido amigo.

Una larga amistad

Gracias

JUAN GARGUREVICH REGAL (En sus palabras)
Periodista, Profesor de la Facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Profesor en la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. ¿Especialidad? Periodismo y su historia. Autor de varios libros sobre el tema. ¿El último? La tercera edición de La Razón. El primer diario de izquierda.

https://tiojuan.wordpress.com/

 

 

EL ROSTRO DEL SEÑOR DE SIPÁN

julio 21, 2017 en 1:19 am | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

EL SEÑOR DE SIPÁN fue un antiguo gobernante Mochica que vivió en el siglo III d.C.
Sipán, es una localidad cercana a Chiclayo, parte del complejo arqueológico de Huaca Rajada, en la costa norte del Perú .  El hallazgo de la tumba,  hace 30 años se constituyó en el Proyecto Arqueológico más importante de América del siglo XX. El cuerpo, reveló a un noble, de entre 40 a 50 años, de 1, 67 m. de estatura, con ricos ornamentos, armas e insignias de oro, plata y cobre dorado que señalaban su importancia. En aquel momento, se trató de la primera tumba de un gobernador precolombino que había permanecido intacta.
Tener ahora una aproximación de su rostro nos lleva a los peruanos a reflexionar en la múltiple e inmensa riqueza histórica de la que somos herederos. Herencia que en su diversidad nos fortalece y desafía.
Aquí muy importante información:

 ‘UNA SOLA CARNE’  DE ALFREDO  PÉREZ  ALENCART O EL DISCURSO AMOROSO DE LA SUBLIME EXALTACIÓN POÉTICA. ENSAYO DE LEOCADIA REGALO.

junio 21, 2017 en 12:00 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: ,

 

Una sola carne, de Alfredo Pérez Alencart, escritor peruano español se presenta en la ciudad de Lima luego de su  presentación en Salamanca. Selección de poesía amorosa que viene recibiendo atención y elogios. En esta ocasión me complace reproducir el minucioso ensayo de la escritora portuguesa Leocadia Regalo  como una invitación al encuentro con Alfredo y Jacqueline, queridos amigos, el lunes 26 a las 7:00 p.m. en el local del Colegio de Abogados de Lima, Av. Santa Cruz 255, Miraflores, con la participación de los poetas  Harold Alva y Héctor Ñaupari. Aquí el estudio tomado de
http://www.crearensalamanca.com/el-discurso-amoroso-de-la-sublime-exaltacion-poetica-ensayo-de-leocadia-regalo/

Más que una antología de poesía amorosa, Una Sola Carne se nos presenta como un canto sapiencial con sucesivos movimientos, unificados por una búsqueda apasionada del lenguaje, una contemplación que se va desdoblando en distintas evocaciones, un conocimiento – ora extasiado y jubiloso, ora lúcido y penetrante – que enraíza la poesía en la vida.

Como si fuese un himno nupcial, un epitalamio con el que el poeta Alfredo Pérez Alencart celebra los esponsales a lo largo de “veintitantos septiembres” con Jacqueline, su Musa, la poesía asume el valor de meditación sobre la vigorosa alegría de vivir la conyugalidad, combinada con la dimensión confidencial de la memoria, que origina, por la sublimación, la creación poética como trance y exaltación, rumbo a un espacio de utopía personal, lugar del deseo y de su plena realización. El lenguaje concibe la metamorfosis de ese mundo que acoge a los amantes y nos abre acceso al milagro que solo ellos saben compartir. La vida sucede en una intemporalidad que pertenece a sus gestos, a su entrega, a su intimidad, a su capacidad de procurarse la felicidad.

Pedí el fuego y se me concedió en toda su totalidad.

Solo soy el cuerpo que te contiene mientras crece

la noche  y reaparecen milagros reconocibles

tomando posición.

 !Oh entusiasmo, guarda en tu puño firme

la contraseña

de este encarnado deleite!

             Noche tatuada, p. 54

Al hablar de esta poesía, se piensa en encantamiento, en sublime comunión, en metamorfosis de la sangre en el verbo. La plenitud del amor encuentra palabras que trasmiten su poder sobre el universo de los esposados. Los cuerpos, como pura afirmación del ser y como exigencia de una dignidad sin precio, buscan la fusión, la unidad, la intemporalidad.

                          Ah, Dios fue testigo del goce

mojando nuestras bocas al crepúsculo, al amanecer

detenido un instante mientras bailaban las estaciones.

                         Si lo hicimos, p. 49-50

 El amor se revela en su dimensión diurna que es aspiración de luz, busca de bondad, dádiva de ternura, así como en esa vivencia nocturna, hecha de ansiedad, de deslumbramiento, de éxtasis y de júbilo. Se unen y complementan estas dos dimensiones para anunciar la armonía sagrada de la unión de los cuerpos, perseguida de poema en poema, construida en una materia translúcida y fluida, densa de imágenes que proporcionan a los poemas un contenido inmediato, para imponer sus voces y sus horizontes cargados de música.

¡Hágase la luz en el espejo azul de nuestro tálamo!

¡Apáguese la luz para admirar la sinuosidad

de las caricias!

Y así vamos salvando los días, aferrados a la melódica

compañía de las aguas y a la solidez que el amor cimenta.

                         Eres mi Corina, p. 118

La mujer, como fuente de deseo, cantada en todo el esplendor de la sensualidad y de la contemplación estética, es considerada como vía para el conocimiento de la totalidad del ser, como razón de permanencia y fidelidad a un estado de gracia que se metaforiza en el concepto de patria.

Así es, a rasgar la noche con luz que muscula más luz

abalanzada desde los ojos desplegados por un querer

que manotea de pronto mortales impaciencias

o palomas de veinte colores rosando el horizonte

alcanzable de esa mujer con patria que no tiene frio

porque su talle es dulce llama esbelta

donde se transfiguran los anhelos.

Noche tatuada (p.53)

  

He llegado a comprender que

– en este mundo-

mi patria verdadera

la encuentro

en el mapa de tu cuerpo.

 Patria (p.41)

Ya sea invocada como Amada, princesa, gacela del Líbano, Eva, Enviada, Corina, morena, “mujer de ojos extremos”, Dulcinea, alma gemela, compañera, Querubina, Sulamita, en una vastísima alusión al núcleo de lo femenino, anima que se conjuga con animus, Tierra que es abrazada por el Cielo, alma y espíritu en plena unión, la Esposa es parte integrante de la humanidad del poeta y a ella dedica versos emocionados y apasionados, como los del poema He de nombrarte, Jacqueline (p. 138).

El juego libre con la poesía surge como especie de manipulación de los modelos literarios, en las múltiples formas y relaciones posibles entre los textos. La imitación, la estilización, la paráfrasis, la cita, crean ese tejido poético urdido con materiales intertextuales: las resonancias bíblicas del Génesis, del Cantar de los Cantares, de los Salmos, de los Proverbios, del Eclesiastés están presentes a lo largo del discurso, así como el diálogo intertextual con los poetas místicos San Juan de la Cruz, Fray Luis de León y Santa Teresa de Ávila, con Cervantes y hasta con el escritor brasileño José de Alencar, que inmortalizó a Iracema. Así se instala una tensión permanente, intrínseca al proceso de creación, entre construcción y expresión o entre convención poética y espontaneidad. Esta tensión es superada con la simplicidad de una forma natural, resultado paradojal del esfuerzo constructivo del estilo, mediante el dominio técnico del lenguaje y, simultáneamente, la cristalización espontánea del misterio de la inspiración. Retomadas de la tradición, las palabras con un aire de viejas conocidas, se reagrupan en imágenes formadoras de una especie de constelación visionaria, en torno a los puntos de manifestación del sujeto poético.

Mujer: espósame con invocaciones

que nombran lo amado, con emoción continua, con risas

que destellen eternidad y asedio a mis partes mortales,

asiladas por tu respiración en mitad de la almohada:

centro vivo, pulsación que me concierne, cerebro febril

gravitando en la certeza de mis manos, movimiento

libre de tus nervios principales en cuya rotación

nunca quedo a oscuras.

                         Mujer de ojos extremos, p. 30

Alfredo y Jacqueline

Una Sola Carne nos ofrece la medida humana y artística del universo particular del poeta, descubriendo cómo en él se interrelacionan y funden lenguaje, realidad y sueño, por obra de la imaginación creadora, cuya forma de proceder en él se expone abiertamente. Acompañar los movimientos del deseo del poeta en cuanto creador de ese universo particular, de un cosmos propio, es comprender que ahí se encuentra la emoción poética.

 La alianza secreta de sonido y sentido, el descubrimiento de la fuerza encantatoria de ciertas palabras o de encuentros de palabras en imágenes inesperadas, el poder de la revelación que, de repente, adquieren los nombres más simples de lo cotidiano, en instantes de iluminación, son las metas de ese itinerario que desemboca en el reino de la poesía.

Nuestro corazón ha visto un día futuro por el reino

del recomienzo carne viva de un espíritu flamígero

que engendra su regreso no por casualidad ni tan

temprano. Una sola carne un solo músculo nuestro

corazón sigue en pie por si enseña su claridad el milagro…

                         Mordisco para una resurrección, p. 55

Para Alencart, la revelación simbólica de la poesía, la inspiración repentina ocurre en el suelo de la más humilde cotidianidad, desde donde lo poético, como sublime secreto, puede ser desentrañado, es decir, re-velado, por fuerza de la depuración y condensación del lenguaje, en la forma simple y natural del poema.

También te amo

cuando tu rostro me despierta a las siete y treinta

e inaugura el nuevo día con la ternura

de unos labios carentes de carmín.

Contemplarte refugiada entre las sábanas

resulta suficiente para trazar la caminata

que supera el desencanto y encara

el agrio jornal y la envidia de quienes escrutan

demasiado el insistente vuelo.

            Mujer de la mañana, p. 115

El discurso sencillo establece una especie de mediación que tiende a contener (en el doble significado de este verbo) la elevación secreta. Es decir: el estilo llano tiende a convertirse en un medio para atenuar el contacto con la pura exaltación, como si esta, en su apariencia inmediata, implicase un excesivo poder.

Es curioso que el discurso humilde – medio que el Cristianismo forjó, modificando la retórica clásica, con el recurso a una mezcla de los niveles del estilo, donde lo alto puede estar contenido en lo bajo, como una forma de difundir la doctrina compleja y de encauzar ampliamente el mensaje divino – se presta aquí para dar expresión accesible y aceptable a algo que, al mismo tiempo, se busca y se teme, en un plano humildemente humano.

El poeta hace coincidir el momento de la inspiración poética con una manifestación epifánica, como si se tratase de una “sacralización del instante”, mientras que su lenguaje para decir lo poético evita la elevación, buscando en la humildad del suelo humano las palabras ciertas con las que parece exorcizar la grandeza dominadora de lo sagrado. El misterio más elevado de la poesía, su irrupción repentina e inexplicable, se deja apresar en una forma profana, semejante al estilo de la humildad que el Cristianismo creó para comunicar los más altos misterios de su fe. Así, se puede hablar en una especie de dialéctica entre lo sencillo y lo complejo como el proceso que constituye la base expresiva del universo lírico de Alencart. Adoptando un “sermo humilis”, el poeta altera los medios expresivos dominantes, con el fin de exprimir una vivencia compleja, en un estilo muy semejante al de la tradición cristiana, haciendo de lo sublime oculto una  condición primera del lenguaje poético.

La poesía tiende a confundirse, en la esencia, con  instantes de revelación y exaltación, momentos de extraordinaria intensidad vital, de súbita iluminación del espíritu impelido por movimientos del deseo que traen consigo imágenes de la memoria del cuerpo y de la necesidad física de plenitud amorosa.

Bulle el mundo en cada giro de los torsos. Se oxigena

el mundo en cada pausa del placer magnánimo. La

práctica es dilatada y se va haciendo palabra sobre los

cuerpos desnudos que se sostienen por el vientre,

confundidos de arriba abajo, colonizados en la síntesis

del deseo y en las posiciones propicias para la revancha.

Nocturno en Tejares, p. 116

El estado de poesía equivale, así, a una especie de estado de trance, en el cual el poeta, impulsado por la fuerza creadora, queda poseído por los instantes del éxtasis, cogido por un entusiasmo vital. La evocación del fulgor amoroso es, por así decir, una epifanía, una forma de manifestación de lo sagrado, que hace del poeta el ser fascinado, en locura momentánea de origen divino, como se observa en la concepción platónica de la inspiración poética, cuyos ecos atravesaron los siglos, resurgiendo con variantes y modulaciones en nuestros días. En Alencart la concepción amorosa es esencialmente humana, ligándose directamente a una raíz material, el cuerpo y el deseo, identificándose con una visión erótica, frecuentemente marcada por la desnudez y por la intensidad de la unión carnal. La exaltación sublime supone una elevación del espíritu, aunque las imágenes que el deseo proyecta en esa especie de voluptuosidad divina guardan claras señales de la percepción del cuerpo, como si evocasen un cielo ensoñado, en cuanto signos alucinados de esa percepción material, con el disfrute de los momentos de plenitud física y espiritual.

Apartándose propiamente de la experiencia religiosa, la iluminación en Alencart se aproxima paradójicamente a la noción del milagro. Ella es la intensidad momentánea del Eros, que proporciona al poeta el sublime amor en íntima alianza con Dios.

Alcanzar el Cielo por tu Cuerpo. Y girar allí, con el Dios

atento.

 Esquirlas, p. 163

 

Ato tu torso con el mío, y el deseo se refina y vive Dios en los

dos, sin agotar el rocío de su cielo.

             Ibídem, p. 155

La razón de tu cuerpo es preparación para que, entre asfixia y

asfixia, entable diálogo con Dios.

            Ibídem, p. 158

Así, el amor humano es espejo y manifestación del propio Dios, que se torna presente entre aquellos que se aman. Por eso, esta antología reúne himnos, odas, salmos, aforismos o haikus, que constituyen, por así decir, una liturgia amorosa, ritualizando la constante entrega del par que se volverá “uno”.

El Amado alisa el talle de la felicidad

sobre la piel en penumbras, en albores

de fiesta que propician íntimos desórdenes

para abrasarse dentro y fuera. Tremendo

poder el del amor conyugal en comunión,

entregándose a una boda para siempre.

(…)

La Amada se encoge en la pulpa de la vida

por fiel mandato de las savias mezcladas,

del fondo relevante del amor, de las delicias

invisibles, de los cánticos de un Amado

que no cambia de rumbo y bebe de su risa

y forja los días con su fosforescente ternura.

Cántico de los cuerpos, p. 25

De ahí la constatación lúcida y desafiante de esta acepción de la sexualidad: Lo sexual para el ser humano no debe ser una candente excentricidad, sino una inseparable y cotidiana muestra de estar vivo. (p.145)

El descubrimiento del misterio, equiparable al milagro de la poesía, es también el descubrimiento de la eternidad ante el destino inevitable de la condición humana: Extraña plenitud cuando formamos un único cuerpo, cuando  más  nos compenetramos sintiendo que aplazamos la muerte. (p. 165).

El mundo puede ser

un eclipse,

pero la eternidad

somos nosotros.

             Eternidad, p. 71

Por su riqueza y profundidad, la poesía de Alfredo Pérez Alencart permite variadas lecturas de distinto abordaje. Se trata de un habla poética que se expresa en la liberación de su total energía, atrapando al lector y manteniendo con este una complicidad tejida en los intersticios de la memoria y en la piel del deseo. Sin trascendencias, dogmas o mitos moralizadores, el discurso amoroso – presente en los poemas de Una Sola Carne – vive de un lenguaje que es sencillo pero denso, directo y a la vez simbólico, eufórico, también lúcido, para celebrar el fulgor de “una sola carne y una sola alma”, el esplendor del erotismo como manifestación natural que conduce al estadio de perfección y al entendimiento de/con Dios.

Hay que guardar, de esta voz del Poeta, y más allá del placer de la lectura, la aprehensión de los ecos de la autenticidad asumida en su mensaje profundo, que se fundamenta en valores y dimensiones esenciales, ¡tantas veces olvidados!, que celebran el Amor como comunión infinita de los seres que se entregan libre y desprendidamente en sus brazos.

(Traducción de José da Costa)

La autora del ensayo por Miguel Elías

LEOCÁDIA REGALO (S. Jorge – Açores, Portugal, 1950). Licenciada en Filología Románica por la Facultad de Letras de la Universidad de Coimbra, ejerció funciones  docentes y de formación de profesores  en la enseñanza secundaria y superior, estando ya jubilada. Escritora, ensayista y traductora, publicó obras de carácter científico y pedagógico, teniendo colaboraciones dispersas, especialmente crítica literaria, en revistas, periódicos y blogs. Como poeta,  publicó su primer libro, Pela Voz de Calipso, en 1998, seguido de Sob a Égide da Lua (Palimage Editores, 1999).  Passados os Rigores da Invernia aparece en 2003, en la Editorial Caminho. Años más tarde aparecen Tons do Sul, en 2011 y, en el ámbito de la literatura infanto-juvenil, Lia no país da poesia (2014), integrado en el Plan Nacional de Lectura, ambos con edición de Terra Ocre / Palimage. Está representada en varias antologías.

 

 

 

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.