UNA BREVE Y ANCHUROSA POESÍA. Mi poesía según JUAN ALBERTO OSORIO. Primera parte.

noviembre 20, 2022 a las 1:53 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Literatura y Periodismo, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

UNA BREVE Y ANCHUROSA POESÍA 

Artículo publicado en el suplemento cultural Garcilaso del diario Ojo, Lima, 18 de marzo de 1979, recogido en el libro Sobre Literatura Peruana, Arequipa, 2018 pp 34-36

En los últimos años, cierta vertiente de la poesía peruana ha logrado aperturar nuevas y concretas posibilidades; aporta renovada visión y tratamiento en una poesía elaborada sobre la concreción de una referencia social y expresada con exigente rigor estético. En ese marco se inscribe …y el corazón ardiendo de Sonia Luz Carrillo. Se trata de un libro que satisfizo por su depurada calidad presente ya en sus dos libros anteriores: Sin nombre propio (1973) y Poemas (1976).

Desde sus primeros versos, Sonia Luz Carrillo busca una realización poética conjugando un concentrado mensaje con una estructura versal breve y depurada. El discurso poético, en la concisión de sus versos desemboca en imágenes enunciadas o sugeridas, de acertado logro, y en las que destaca una función social evidenciadora y recusadora. Son poemas cuya estructura e ironía recuerdan los epigramas.

Sin nombre propio fija ideas, que como oficio privilegia la poesía y busca el deslinde, la situación y la precisión de su naturaleza misma. Y en ese intento, la naturaleza de la poesía se define por la brevedad de estos poemas que revelan además una estructura orgánica que ayuda a destacar la esencia de su mensaje. La elipsis contribuye con este objetivo.  En su doble condición de mujer y poeta, en “Cuestión de oficios”, preludia su voz. Más adelante en “De mujeres”, evocando a la poeta griega Safo, inquiere sobre la condición femenina en un mundo hecho en otra medida. Así, Sonia Luz Carrillo, rompiendo espacio y tiempo, se ha remontado al siglo VI a.n.e., a los momentos aurorales de la lírica griega para luego nuevamente ubicarse en Lima. Y desde el piso diecisiete del Ministerio de Educación, observa a la gente (como una hermosa sinfonía visual) regido por un mecanismo armonioso y subyugante: “Desde aquí/ a diez y siete universos de la acera/ las calles se me parecen / a la idea de la felicidad”. Pero es obvio que esta belleza visual se diluye, suprimida por la distancia, como lo sugieren los versos mismos. Al penetrar en el ambiente hogareño, el hablante del poema asume la primera persona. Se trata, pues, de una poesía rica por lo que dice y más rica aún por lo que sugiere. Economía de lenguaje manejada con rigor, como vehículo de serena y clara reflexión y como condena de los vicios del mundo moderno.

…y el corazón ardiendo continúa esa nota de poesía esencial y cuidadosa que siempre ha caracterizado a Sonia Luz Carrillo. En este libro la voz se modula según la temática y al desplazamiento de la trascendencia, que arriba al final a una visión colectiva. Este ensanchamiento de la perspectiva viene aparejado de la precisión de un pensamiento válido para nuestro tiempo. Esta voz así enriquecida y confirmada como eficaz y depurada desde los primeros poemas, cobra mayor vigencia al situarse en una anchurosa y dura realidad, y al optar por una decisión colectiva y solidaria.

El libro empieza enunciando la necesidad, la urgencia del canto como única forma de animar la existencia. El canto es pues l razón de ser. Porque en estos breves y depurados versos, las imágenes se fijan  por circunstancias donde apuntala una doble razón de ser mujer y poeta. La metonimia posibilita una fantasía que se inicia y concluye en lo lógico y lo racional. Los versos Del amor transcurren con madura emotividad. La reflexión es una unidad que señala la expresión y el pensamiento, lo subjetivo y lo objetivo.  En “Poema cifrado” es la concreción la que gana: las estaciones de la ciudad son las estaciones de la vida misma, donde un amanecer es una estación que se adeuda y que se debe ganar para felicidad de los hombres. Así son estos versos “propicios al canto que reflexiona” cifrados entre lo deseado y lo vivido, en las huellas d los días. Aun en los dos poemas de corte experimental de “El lenguaje de los medios” no se abandona esta línea de crítica social y calidad poética: ahí está el aprovechamiento lexical de un nivel técnico de la lengua que nos sitúa en el campo de las máquinas y la deshumanización.


Continúa el libro con poemas que cantan las raíces del hombre y su identidad, hasta manejar el tono épico y esperanzado, como en la evocación de los acontecimientos de un diecinueve de julio. En Paisajes no está lo meramente descriptivo sino el símbolo donde la tierra y la lluvia generan la vida que da frutos. Precisamente, en Frutos está la vida proyectada, pero está también el hijo muerto que vive de un modo perdurable. Concluye el libro con los pequeños poemas épicos de Esperanza que se empinan “firmemente en la tierra”. A través de estas imágenes diseñadas para “el sólido soñar” y para la rebeldía es que se modula esta poesía de alta calidad, forjada con la cabeza fría y escrita con el corazón ardiente.

Juan Alberto Osorio
18 de marzo de 1979

JUAN ALBERTO OSORIO TICONA
Intelectual de vasta y variada obra, poeta, narrador, ensayista, nació en Sicuani, Cusco, estudió en la Universidad San Antonio Abad del Cusco donde inició su ejercicio de la docencia universitaria, labor continuada en las universidades San Cristóbal de Huamanga y San Agustín de Arequipa, donde ha sido en dos periodos Director de la Escuela de Literatura y Lingüística y Decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades. Es autor de una veintena de obras en poesía, narración, crítica literaria, etc. Precisamente, este acucioso y muy generoso artículo forma parte de su libro Sobre Literatura peruana, obra que integra sus artículos acerca de la producción literaria de muchos autores publicados a lo largo de casi cuarenta años en diversos diarios de Lima y en revistas de varias ciudades del país. Este es el quinto libro que se suma a otros que van dando cuenta de una sólida tarea de estudioso de la literatura de diversos lugares del país.
Demás está decir la gratitud que me compromete por su refinada atención a mi trabajo poético, que ahora presento en una primera parte, puesto que en el citado libro también se encuentra otro artículo dedicado a un poemario posterior.
Anuncio publicitario

Lecturas Peruanas en Casa: POETAS DE LOS AÑOS 70, en la CASA DE LA LITERATURA PERUANA

noviembre 16, 2022 a las 1:26 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás..., Recitales y Conferencias | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Cesáreo Martínez, Mario Luna, Sonia Luz Carrillo y Enriqueta Beleván son algunos de los poetas que se abordan durante la sesiones de Lecturas peruanas en Casa.

Durante el mes de noviembre, la Casa de la Literatura Peruana viene desarrollando el Ciclo LECTURAS PERUANAS EN CASA REPENSAR EL CANON: POETAS DE LOS AÑOS 70.
Las lecturas y comentarios se han realizado los viernes 4 y 11. El próximo viernes 18 culmina el ciclo. El programa consiste en la lectura de un poema elegido por los organizadores seguido de un diálogo entre un comentarista invitado y el conductor de la actividad que se realiza en forma virtual y se transmite en vivo. Se invita luego a la participación del público.

PROGRAMACIÓN

Viernes 4 de noviembre

POEMAS:
“Un minuto de silencio” de Mario Luna,
“A Lima, Ciudad Jardín” de Feliciano Mejía y
“Jardín de los sueños (Fosforescencias desde el Socavón)” de Ángel Garrido
Invitado: Enmanuel Grau

Viernes 11 de noviembre

POEMAS:
“Donde se dice de cómo habló el pueblo peruano el diecinueve de julio de mil novecientos setenta y siete” de Cesáreo Martínez,
“Basta, paren…” de Ricardo César Falla Barreda y
“Para encontrarte en alguna plaza de Lima” de Enriqueta Beleván
Invitado: Luis Alberto Castillo

Viernes 18 de noviembre

POEMAS:
“Años: veinte” de Sonia Luz Carrillo,
“Imagen de un pastor” de Gloria Mendoza Borda y
“Dos años buscando trabajo…” de Luis La Hoz
Invitada: Virginia Benavides

Las sesiones se transmiten en vivo a través de la página de Facebook de la Casa de la Literatura y del grupo Actividades y novedades de la Biblioteca Mario Vargas Llosa.
5:00 p m HORA DE LIMA

SABIDURÍA DE LO COTIDIANO EN LA POESÍA DE PATRICIA ROBERS

noviembre 8, 2022 a las 10:13 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

RELECTURA DE TRES TEXTOS DEL POEMARIO    IMPERMANENCIA

En el mes de octubre, fui invitada a participar en el homenaje que en la ciudad de Arequipa se rindió a la escritora Patricia Robers, Con ese propósito realicé una relectura de su poemario IMPERMANENCIAS con especial interés en los poemas «Un día cualquiera», «No es un lugar» y un muy bien logrado poema: «Las hormigas». Material que aquí comparto:

Patricia Robers, Mollendo, Arequipa, Perú 1939

Apreciando de manera muy especial la invitación recibida para participar en esta actividad en homenaje a la poeta Patricia Robers, quiero precisar que la acepté con entusiasmo por la calidad de los textos que le he leído y la certeza que tengo de la responsabilidad artística con la que estos han sido construidos.

Lo que hoy les propongo es una relectura y algunas reflexiones que me suscita la poesía de Patricia y que ordeno a partir de las siguientes nociones.

Primero, la perspectiva que anima el contenido de su trabajo, la consciencia de aceptación serena de los cambios como inherentes a la vida. Impermanencia. Cambios que se operan incluso en la aparente calma.

Luego el uso de los referentes cotidianos diría incluso domésticos, en la formulación de su lenguaje poético.

Además, me detendré en un poema de excelente factura en el que la voz poética se desdobla en la presentación de una circunstancia doméstica, hogareña, en paralelo a otra   especialmente dolorosa, de alcance internacional. 

Cambia, todo cambia, la vida fluye y el referente en la poesía de todos los tiempos es el río. “Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar”, recordamos con Manrique.  Acerca del carácter transitorio de toda circunstancia o experiencia, habla, profundiza la noción de Impermanencia. Esta condición del cambio se produce y se registra en el paso del tiempo, en la desaparición de elementos y aparición de lo nuevo. La contemplación de estas circunstancias produce y conlleva una notoria serenidad que se impregna en la voz que habla en los textos.

En torno a la presencia de referentes de la vida cotidiana en los textos poéticos, recordamos el espacio que desde inicios del siglo pasado ha ido conquistando. En 1911, aparece en Los senderos ocultos, poemario de  Enrique González Martínez, un soneto que declara la guerra al preciosismo y reclama para la poesía mayor profundidad en la observación de lo cotidiano y mayor sinceridad en la exposición poética, el soneto se titula “Tuércele el cuello al cisne” en alusión a los excesos decorativos del modernismo.

Desde entonces y hasta nuestros días, la poesía ha ido incorporando cada vez con mayor evidencia el latir de la existencia y la forma de utilización del lenguaje de “todos los días”. Lenguaje del entorno que algunas veces llega a extremos de controlado coloquialismo (pienso, por ejemplo en las locaciones de Trilce, “la engirafada  u del bizcochero) , poesía recogiendo y registrando la vida.

Para Antonio Machado, el poeta español de los Cantares, “lo anecdótico, lo documental humano , no es  poético en sí mismo…sin embargo sí lo es cuando aflora en la relación de ese referente con el hombre” y cita a Pablo Neruda :

“es muy conveniente, en ciertas horas del día o de la noche, observar profundamente los objetos en descanso: las ruedas que han recorrido largas, polvorientas distancias, soportando grandes cargas vegetales o minerales,   los sacos de las carbonarias, los barriles, las cestas, los mangos y asas de los instrumentos del carpintero. De ellos se desprende el contacto con el hombre y de la tierra como una lección para el torturado poeta lírico…” (Machado, A. Los complementarios)

Para Roman Jakobson, para que exista poesía en el texto “el lenguaje tiene que conducir a la revelación de la experiencia humana. El escritor parte de su experiencia y escribe desde ella. Es su experiencia la que condiciona la forma” .

Para el lingüista y teórico ruso, la función poética del lenguaje, está presente cuando el enunciador tiene el propósito estético y por tanto da a la forma de enunciación el más alto grado de importancia. El centro del discurso es la forma del mensaje lo que lejos de opacar el contenido, amplía su fuerza, lo dota de mayor potencia.

La serena observación de la transitoriedad de la vida cotidiana que encontramos en los textos de Patricia Robers. Por ejemplo “Un día cualquiera”. Al parecer no ocurre otra cosa que la existencia tanto del hablante lírico que se percibe dentro de una circunstancia tan sencilla como respirar, alimentarse, sentirse en paz. Lo que fluye es el río hacia el mar. También el pensamiento.

UN DÍA CUALQUIERA

Estoy bien a la espera

hoy es todo lo que tengo

me sonríe el sol

tímido

detrás de las nubes

empezando a encapotarse.

Respiro.

Me alimento

no siento frío ni dolor

Estoy tranquila

en la plácida quietud

de mi jardín

No han venido gorriones

ni mariposas blancas.

El río verde

gris

prosigue al mar

sin grandes sobresaltos

Hoy será un día cualquiera.

Algo parecido es lo que se registra en “No es un lugar”. Aquí el movimiento se produce en el paso de las horas relatado en un poema terso, hermoso juego de luces y colores. La felicidad del que sabe contemplar.  Leamos:

NO ES UN LUGAR

Luz violeta

reposa brevemente

en los volcanes

al atardecer.

Luna llena

proyecta

sombras filigrana

a través de árboles

en noches despejadas.

Un capullo de rosa

amarillo profundo

despierta a la vida.

La felicidad no es un lugar

en el mapa.

LAS HORMIGAS

En tercer lugar, cumpliendo con lo ofrecido, me detendré en uno de los poemas más osados de Patricia Robers. Texto de excelente factura. En él se despliega lo que podría llamar el riesgo en la aventura poética de hacer dialogar la realidad no solo cotidiana sino extremadamente doméstica, la invasión de hormigas en el hogar, con el dramático hecho mundial contemporáneo de la penosa invasión” de inmigrantes en los países económicamente poderosos. Este contrapunto de textos- que me trae a la memoria “El movimiento y el sueño”, de Alejandro Romualdo en la presentación del impecable viaje espacial con las vicisitudes del Che Guevara en la selva- es de impecable dominio emocional. El dramatismo está en el tema del poema, la exclusión, la misera, el dolor, la muerte o la expulsión del territorio anhelado. No está ajena la mirada comprensiva del hartazgo que se experimenta en los territorios de destino de las masas, ya sea de hormigas o de angustiados migrantes desesperados.
Poema de gran eticidad y solidaridad, pero expresado con la aparente frialdad de un relato objetivo. La pregunta final expresa la zozobra ante lo registrado.

LAS HORMIGAS


Primero llegaron unas pocas desorientadas

siguiendo los surcos entre las mayólicas.

Descubrí que salían y volvían a entrar

detrás del papel higiénico.

Nubes como pañuelos blancos

despiden el cargamento humano

en precaria embarcación

hacia las costas de Europa.

Navegan olas de ilusión 

Cuando su número aumentó

y subían ordenadas

hasta el techo,

les dije: “Por favor, váyanse

o les declararé la guerra”

Cinco lanchones más

desafían las olas

con mujeres preñadas y niños

gotas de sal seca cubren sus rostros

se les acaba el agua.

A veces me sentí escuchada

replegaban sus filas

casi desaparecían

mas no completamente.

Trajeron muchas más

Invadieron mi ropa

A pesar de las súplicas:

“Van a acabar mal”.

Se viene una tormenta

olas desvencijadas arrecian

sin control

Reciben el golpe y la espuma

Cientos naufragan

sellando su silencio.

Espolvoreé canela

por todas las rendijas

para no hacerles daño.

Les corté el recorrido.

Parecía que por fin se irían

sin padecer la muerte.

Siempre hay muchos más

saltan a la costa con frío y de noche

se escurren sobre la arena

se esconden entre las rocas

muchos no saben nadar

Disminuyó el ejército

pero siguió insistiendo

siempre en línea recta

evitando mis polvos

pero no se extinguió.

Buscó otros caminos.

Los apresan y atienden

Chocolate caliente, frazadas

sabor a borbotones

del paraíso esperado.

Terminé envenenándolas

Los devuelven

a su país de origen

Esto es de nunca acabar.

¿Y si yo hubiera nacido

hormiga?

Invasión/exclusión. Movimientos por la necesidad de sobrevivencia. Invasión de lugares donde no se es esperado ni deseado. En los lugares de destino, la amenaza que decide por la expulsión o la muerte, la desaparición de lo indeseable. Poema de gran eticidad y solidaridad, expresadas con la aparente frialdad de un relato objetivo. La pregunta final expresa la zozobra ante lo registrado.

A esta tarea poética de Patricia Robers, la he querido titular sabiduría de lo cotidiano. Agradezco nuevamente la oportunidad de celebrarla en público.

Sonia Luz Carrillo
Arequipa, 13 de octubre 2022

LA TRAMA INVISIBLE DE LO ÚTIL, Conocimiento, Poder y Educación, de Ricardo L. Falla Carrillo, HOY en la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE LIMA

julio 25, 2022 a las 1:22 am | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

LA TRAMA INVISIBLE DE LO ÚTIL. Reflexiones sobre Conocimiento, Poder y Educación.
De RICARDO FALLA CARRILLO.

Hoy Lunes 25 de julio 2022, a las 8 de la noche

AUDITORIO JORGE EDUARDO EIELSON

Una obra para todo aquel preocupado en serio por el futuro de las sociedades. Una obra en la que se reflexiona acerca del imperativo de pensar la ciencia para el gobierno de las naciones.

El autor, Ricardo L. Falla Carrillo es filósofo, investigador académico, autor de numerosos estudios, conferencista, profesor universitario, director de Humanidades de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

La Feria se encuentra en la avenida Salaverry, cuadra 16, Jesús María.

Queda hecha la invitación. Nos vemos en unas horas.

LA REDACCIÓN NO SE IMPROVISA, en la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE LIMA. Comentamos:  Sonia Luz Carrillo, Eloy Jáuregui, Jorge Coaguila. Con la participación del autor JESÚS RAYMUNDO.

julio 18, 2022 a las 9:04 pm | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

Una excelente ocasión para reencontrarnos alrededor de la palabra.
Recuerden, la cita es en la Feria del Libro que se realiza en el Parque Próceres de la Independencia, en Jesús María, Avenida Salaverry , cuadra 16.
¿Cuándo? EL SÁBADO 23 DE JULIO A LAS 7 p.m.
AUDITORIO CÉSAR VALLEJO

SONIA LUZ CARRILLO Y LA REPARACIÓN DEL SILENCIO. MI POESÍA SEGÚN DIMAS ARRIETA ESPINOZA

julio 4, 2022 a las 11:22 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

Texto publicado en su muro de Facebook el 17 de junio del 2020, escrito el año 2013, a propósito de mi libro Callada fuente.

Cuarenta años han pasado desde que Sonia Luz Carrillo publicara Sin nombre propio (1973), motivo fundamental para hacer un alto y comentar su trabajo pionero, en la Universidad Nacional Federico Villarreal, institución que también este año festeja sus “Bodas de Oro”. Doble celebración, entonces, pero al ritmo del arte mayor que viene hacer la poesía. Como diría Ezra Pound, ser poeta a los veinte años es muy común en los jóvenes, pero ser poeta durante cuarenta años consecutivos, son actos heroicos en una civilización con tendencias a lo material y deshumanización de sus habitantes.

Sonia Luz Carrillo, miembro de la Generación de poetas (60 y 70), con Jorge Nájar, Ricardo Falla, Jorge Pimentel, José Carlos Rodríguez Nájar, Manuel Morales, Antonio Claros, Juan Ramírez Ruiz, entre otros. Poetas representativos en la tradición lírica peruana que salieron de los claustros villarrealinos.

Por supuesto, estas voces emergieron desde la otra orilla académica, poetas que no representaron a la tradición canónica sanmarquina. Por lo tanto, desestabilizaron el canon de siempre, e inquietaron a los críticos para mirar otras voces emergidas desde una pluralidad cultural. Hay que tener en cuenta que, la UNFV, salió como institución académica del vientre de la Universidad Comunal del Centro (Huancayo).

Hoy, celebrando las cuatro preciadas y preciosas décadas, nos dedicaremos con un acercamiento hermenéutico, solo al libro más reciente de Sonia Luz Carrillo: Callada Fuente (Lima: 2011). Un corpus de poemas distinto a los anteriores, donde pesa la sabiduría en el difícil manejo del lenguaje. Por eso, tenemos diálogos con la vida, con la poesía, con el camino recorrido y con todas las sumatorias que la experiencia verbal ha nutrido y ha afianzado para construir un sólido libro.

Sonia Luz, se ha mantenido leal a su estilo y a su manera expresiva, desde su libro inicial. Pues han pasado las modas poéticas, diversas y perversas en formas y en temáticas; nuestra poeta solo recurría a su lealtad en la esencialidad del poema, en la tradición lingüística del poder de síntesis del arte mayor. En su itinerario solo han cambiado los tópicos, la búsqueda de los temas hacia profundidades humanas que el destino nos pone a prueba. Exhibición de circuitos poéticos que están anillados a los sentimientos que salen de la cotidianidad de la vida.

Efectivamente, las mismas modas están en el ir y venir, como decíamos, y la poesía de Sonia Luz Carrillo se ha mantenido firme como los ichus de las grandes cordilleras, por más que los ventarrones de discursos poéticos contemporáneos extraños, no han podido perturbarla y seducirla de su inicial propuesta. Lineamientos verbales en la limpieza estricta del lenguaje, pues toda retórica verbosa está lejos de las aguas transparentes de su poética:

Una bandada

Pinta

Los augurios.

La palabra

Se pule

Se abrillanta.

Herida

de circunstancias mínimas

Ahora,

se recobra

Aparece entre las horas

Arduas.

Es ella

Así es ella

La de manos persistentes y abiertas.

La mañana impecable

La trae de regreso. (Pág. 19).

También encontramos diálogos con otras poéticas, intertextualidad lírica, en tópicos y tratando de licuar temáticas que los grandes maestros han dejado en sus libros de poesía: Martín Adán, Alejandro Romualdo, Xavier Abril, Ricardo Peña, que han hecho retratos de la rosa a su manera y en su sentir. Una especie de suturar las viejas poéticas de los maestros. Mientras tanto, Sonia Luz concebía y se hacía de una poética serena, de armonías interiores más que de estruendos expresivos.

Versos que están hechos, a propósito, a cuenta gotas verbales, con palabras precisas y concisas sirviendo a un objetivo mayor de decir tanto en tan poco espacio textual. Pocas palabras, pero en versos intensos, cercadas por estrictos silencios, pero que así solitarias (las palabras), mojan no las orillas sino las profundidades del alma humana:

Que el júbilo del alba

Resulta emocionante

El alto mediodía

Resuena en su potencia

Y el lento

Alucinado

Magnífico crepúsculo

Reparte maravilla

La noche se espera

Con los brazos cargados

Cantando a lo que crece

Con la misma impaciente inquietud

De la infancia.

El temblor adolescente pervive (Pág. 33).

La tradición de la lírica peruana, valga la redundancia, ya es una tradición de la lírica de la modernidad. Distintas poéticas proponen una diversidad de discursos, y el de Sonia Luz Carrillo es una poética que contribuye y consolida la tradición de la poesía peruana contemporánea. La poesía tiene la edad del hombre en la tierra, antigua y reciente, también como la mar, porque el agua es vida y esa existencia es poesía. Agua de la vida y mar de las emociones, de los sentimientos donde navegan los destinos de los seres humanos. Que quede claro, pues la poesía tampoco consiente la rutina verbal, el repetir la misma manera de nombrar y decir las cosas. Este tópico es tocado con finura y sutileza como suele abordar la poeta:

Entre lo que debió ser

Y lo que fue

Entre lo que debes decir

Entre lo que debes sentir

Y lo que sientes

Entre lo que debes callar

Y lo que callas

Quién sabe

Está lo único

Irrepetible (Pág. 41).

La poesía de Sonia Luz, es una poética, de una mujer, reconciliada con ella misma, con un sello de madurez lingüística. Ella es dueña de su centro, como académica e intelectual, como madre, esposa, como ser humano que padece los climas y tempestades sociales de su patria. Esto lo denuncia en anteriores libros. Una mujer exiliada en los reinos de los parajes verbales, propone una salud espiritual, cuyo objetivo es pacificar y llenar de sensibilidad a quien ingresa en la lectura de sus poemas. Eso propone este libro Fuente callada (2011):

Si hubiera alguien

Ahora mismo

En esta banca

En este patio

Frente a esta callada fuente

Y si yo hablara

Y me respondiera un acento

Sereno

Y si al volver la cara

Encontrar

Una amena sonrisa

Y otra vez la calma

Y no solo

el bello extremo

de esta banca

en este bello patio

frente a esta fuente

callada (Pág. 47),

Poética de estrechos márgenes textuales, como sabemos el poder de síntesis es garantía para suturar un enunciado poético que no describa, sino sugiera una pluralidad de sentidos. La temática mayor, en este libro, Callada fuente, es la vida que se transfigura en signos, en versos que propician el ir y venir del mismo tiempo.

Por otro lado, la construcción textual de esta poética, desafía, a veces, a la exuberancia verbal de algunas tradiciones retóricas, por supuesto, también de importancia y contribución a la lírica peruana contemporánea. Poética, hemos dicho, de respetables silencios, de brutales vacíos de textualidad porque en pocas palabras se ha dicho mucho. Solo basta una palabra, dos, y dan aperturas significativas de trascendencia poética, pues cada palabra concentra la fuerza y síntesis de lo que la poeta nos quiere expresar. Veamos:

Fabricar

Luces

Inventar

Lumbres

Dibujar

Soles

Reparar

Silencios

Levantar

Cielos

Amueblar

Vacíos

Mientras

Se sigue

Aquí (Pág. 63).

La brevedad consigue extractos verbales en laboriosas imágenes. Recurso propio del estilo de la poeta Sonia Luz Carrillo. Una poesía que abre espacios permanentes al diálogo con la ternura, caro objetivo, o acaso el hallazgo más preciado y precioso que pueda encontrar y transmitir un poeta en sus textos. Poética que contiene respiros profundos de madurez, con coloquios permanentes de un lenguaje superior en la tradición lírica de la lengua castellana.

Creemos que, esta poética exhibida en Callada fuente, muestra una sabiduría de enseñorearse con el lenguaje, de poner filtros verbales con toda la maestría que proporciona el oficio con las palabras. En muchos casos vasta solo un solo verso para plantear una poética elevada y sugerente tan solo en una imagen:

El mar que me mira

(Pág.73).

Espeso

De lo inmenso

Vengo a ti

Imantada

Desde siempre

(Pág. 77).

Entonces, Callada fuente, de Sonia Luz Carrillo, es un tono elevado, dentro de su poética, y uno de los libros más altos de poesía escrita por mujeres en el Perú. La tradición de la lírica de este género, por supuesto, tiene un viejo registro, desde la Colonia hasta el Siglo XXI, como lo ha fijado el crítico literario Ricardo González Vigil, en su libro: Poetas peruanas de antología (Mascapaycha Editores, 2009). Nombres como los de Amarilis, Magda Portal, Blanca Varela, Carmen Ollé, Rosella Di Paolo, Rosina Valcárcel, entre otras, integran una fran producción lírica hecha por mujeres en el Perú.

DIMAS ARRIETA

Poeta y narrador peruano, nació en Huancabamba en 1964. Es profesor en Facultad de Humanidades de  la Universidad Nacional Federico Villarreal de Lima. Colabora con revistas de carácter cultural. Conocido por su obra poética, también ha publicado relatos. Algunos de sus libros son : Recuerdo de los tiempos memorables (1989), El jardín de los Encantos (2008), El códice Pachacamac (Lima 2016) , Los fantasmas del Estadio Nacional (2016), Camino a las Huaringas (1993), Paco Yunque. La narrativa de César Vallejo (2013), En el reino de los guayacundos (2014), Concierto de la memoria. Poesía 1978 – 2012 (2013),  40 coros, un solo canto (2001).

TRES DE MIS POEMAS en FONOTECA DE POESÍA

junio 4, 2022 a las 9:37 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comunicación y Cultura, Documentos, MIS POEMAS | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

«Distancia», «Extrañamiento» e «Instantánea», tres de los poemas que integran mi libro Las frutas sobre la mesa, publicado en Lima, en 1998, los leo aquí invitada por el portal internacional FONOTECA DE POESÍA. Edición del 9 de abril de 2021.

TIERRA DE TODOS, MI POEMARIO PUBLICADO EN 1989, tuvo la fortuna de ser presentado por el doctor LEOPOLDO CHIAPPO

mayo 25, 2022 a las 10:59 pm | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Escritor, humanista, hombre culto, el doctor Lepoldo Chiappo Galli, notable estudioso de la obra de Dante Alighieri; Médico, Psicólogo, Profesor Principal de la Universidad Cayetano Heredia, Universidad que desde el 2005 distingue su Facultad de Psicología con su nombre.  Autor de obras invalorables como sus Estudios Dantianos, La Psicología del Infierno, La Psicología del amor, etc.

Con ocasión de presentar mi libro Tierra de todos, repito 1989, el doctor Chiappo hizo lectura de un texto que sufrió un extravío y del que años después pude recuperar dos páginas, que son las que ahora comparto con la misma emoción y gratitud con la que lo escuché la noche de la presentación del libro en el local del Café y Centro Cultural El Ekeko de Barranco.
La única variación que introduzco en el texto ahora, es la inclusión de los poemas o fragmentos de los poemas a los que el doctor Chiappo hizo mención, leyó y en su texto aparece solo el título.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO TIERRA DE TODOS

Por LEOPOLDO CHIAPPO

Hace muchos años me sorprendió la poesía de Sonia Luz Carrillo. Y digo sorprender en un sentido profundo y original: sobrecogido, “llenarse de maravilla”. Es decir, cogido desde lo alto. En el sentido de “sopra preso”, algo más grande que uno mismo y que lo coge a uno “di sopra”, sur-price, “sobre prender”, ser prendido desde lo alto. ¿Y por qué es así? ¿Qué es ese arriba desde el cual uno es cogido y por lo tanto elevado a un nuevo nivel de la realidad?
Ese arriba es la poesía. La palabra redime a la vida de su peso, y la poesía redime a la palabra, salva al lenguaje.  ¿De qué lo salva? De caer en lo cotidiano, en lo usual.

¿Por qué fui sorprendido?  Ahora tengo la respuesta, al leer en soledad Tierra de todos. La poesía de Sonia Luz Carrillo sor- prende porque es esencia, es poesía de la poesía. Veamos, mejor, escuchemos:


Prueba de materiales (pág.15)

En busca de su palabra encuentra la palabra pira, iluminante, llena de encanto, es decir, la palabra poética. Y así asciende y nos hace ascender a un nuevo nivel de la realidad humana, la realidad poética. A un nuevo y más alto peldaño de ser hombre, ser poeta. Creadora, ella, Sonia Luz, y el lector, nosotros ahora.

«Resistente

ante las trampas

del elogio

sencilla

segura y serena

frente al silencio

como una piedra

pertinaz

honda

esencial

consistente

porque viene de lejos

porque quiere ir lejos

así te busco,

palabra.»
 

Releer. Y así Sonia Luz encuentra a la palabra, mejor dicho la palabra la encuentra a ella, diciendo: resistente…porque así es el poeta: ser auténtico. Ser de ser, no reflejo. Realidad de ser. No apariencias, fantocherías. Como la piedra: honda , consistente. Y como la palabra poética: trascendente.

¿He dicho sorprendido, sobrecogido? Ella misma lo dice:
“Me alimentan presagios…” pág. 7

«Me alimentan presagios

Signos

que persigo obstinada

Sobrecogida…»

Frágil (pág.8)

«FRÁGIL

Mi estructura

levantada

entre carencias

pero he aquí

el fuego central

desde el que me expando

 eco

vibro

aférrome

a mi tiempo

álzome

en mis manos

y salto

burlando cercos.»

Es, repito, poesía de la poesía, la poesía de Sonia Luz Carrillo. Hasta cuando los poemas se le escapan es cuando precisamente en el proceso de sentir magníficos poemas que no han llegado a nacer, que los poemas escapados han llegado, que el poema no nacido, ha nacido; y ha nacido en esa condición paradójica de grabados en el agua, en paradojal encuentro la firmeza y solidez , la permanencia de lo grabado  y la movilidad inquieta, envolvente, perecedera del agua, como quien dice palabra y vida. Leamos:

Grabados en el agua (pág. 9)

«GRABADOS EN EL AGUA

esculpidos en el aire

extraviados

para siempre

dados por desaparecidos

 entre el sueño

y la vigilia

rendidos

ante la decidía y el cansancio

los magníficos

poemas 

que no llego a escribir.»

Y este es precisamente un magnífico poema que llegó a escribir.

Vida de trabajo y de fatiga, vida, y los poemas que no llegan rendidos ante “la desidia y el cansancio” ¿No llegan? ¿Y este poema? Leer Grabados en el agua, la contraposición que destruye la lógica, “música callada”, “soledad sonora”, “tiniebla luminosa” (Atanasio), grabados en el agua, esculpidos en el aire.

Sonia Luz Carrillo, poeta de la poesía misma. Escuchemos estos dos poemas: Ese pequeño espacio (pág. 10)

«ESE PEQUEÑO ESPACIO

verso en penumbra

habitación cerrada

sutil sombra

que atrae

o pasa inadvertida 

Ese pequeño espacio

al centro

de un poema

 que nos reservamos

 donde no permitimos que ingresen

 ni lo violen

 las miradas.»

Es que la mirada es demasiado tosca para llegar al poema. Es que el poema brota (natura naturans) del silencio: Ese pequeño espacio (leerlo).

Ese pequeño espacio al centro de un poema, es el silencio que brota de la palabra. Y la palabra se sustrae a la mirada, la palabra como el silencio, es decir el poetizar la poesía, se escucha, es inviolable a las miradas.

Y el otro: Algo te estalla en la mente (pág.11)

«ALGO TE ESTALLA

EN LA MENTE

como una primavera

 inesperada

 Algo se te aloja

 Blandamente

 en el pecho

 Algo inusitado

 te azula

 te adelanta

 te reclama formas

 Quién,

insensato, indagaría los porqués

¡Es un prodigio!»

Dios mío. Si esto no es el amor, es poesía. Y si esto no es poesía es amor. En verdad poesía amorosa, amor poetizante. Y es la esencia de la poesía de Sonia Luz Carrillo.

Y sigue el poetizar la poesía: Tenue y definitiva (pág.12), Columnas de aire (pág. 13; Una noche, una tarde, un día (pág. 16); Gozoso misterio (pág.17), Entonces…(pág. 18)

Pero nos preguntamos ¿Esta poesía de Sonia Luz (como la vengo presentando, como pretendo) es pura poesía?  Es cierto que es, y lo hemos vivido esta noche, también poesía pura,  pero no es pura poesía. Escuchemos Si no logra el gesto (pág. 14)

«SI NO LOGRA EL GESTO

 aquel movimiento

la señal aquella

para qué

su destello

que no llega a ser

palpitación

 sólo brillo

 sin hondura

 sin fuego 

Si no dice nada

sino sombra lujosa

que no abre compuertas

Contemplable

Contemplada

y luego guarda en la memoria

sin sol ni tempestades

si no alimenta

 luces 

Entonces

para qué

signo oscuro

forma inútil

para qué. «

¿Encender el alma del silencioso lector? ¿Transformar la sociedad? ¿Edificar la vida humana? ¿Educar? Es poesía pura, pero no pura poesía, nacida de la realidad de la vida humana, la poesía es palabra y semilla que fecunda, que germina en vida humana más alta, más noble, menos inhumana, justa, verdadera, bella, gozosa.

———————————————————

¡GRACIAS, MAESTRO CHIAPPO, ETERNAMENTE AGRADECIDA!















				
			

LA CIVILIZACIÓN CARAL y EL BUEN VIVIR

mayo 21, 2022 a las 2:58 am | Publicado en Comunicación y Cultura, Curiosidades, Documentos, Historia y Sociedad, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

Una de las más antiguas civilizaciones del planeta, desarrollada casi simultáneamente con las de Mesopotamia, Egipto, India y China, CARAL, en el área Norcentral del Perú, logró avances sin precedentes. En estos días , hasta el 29 de mayo, se tiene la oportunidad de visitar una muy buena muestra de los principales atributos de esta civilización que se expandió en un amplio territorio que tuvo a la Ciudad Sagrada de Caral, edificada como el primer Estado Político 4,400 antes de que gobernaran los Incas. La muestra se encuentra en la Sala de Cultura de la Municipalidad de San Isidro , en Lima, por el Parque Olivar de ese distrito y la exposición se puede visitar de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

El Complejo Caral ha tenido desde hace décadas el impulso dado por la investigadora arqueóloga Ruth Shady quien desde la década de los 90, como parte de su tarea de docente universitaria, emprendió su aventura más emocionante junto con cuatro de sus estudiantes: conocer los secretos del valle de Supe. Desde entonces, ha dedicado sus más meritorios esfuerzos en el estudio de esta civilización y en la promoción de su conocimiento y respeto. Desde 2003 dirige el “Proyecto Especial Arqueológico Caral-Supe”, a través del cual su equipo ya ha localizado 25 asentamientos de esa civilización. Cuesta imaginar la cantidad de edificios monumentales que emergió de la tierra, y su diversidad: desde los ceremoniales hasta los administrativos. La ciudad sagrada, la primera de América, nos habla e interpela a los peruanos de estos días.

La experta incide en la importancia de este descubrimiento y su notable avance en el uso del conocimiento y establecimiento de diversas técnicas en variados ámbitos. ya sea en el diseño de la ciudad, la arquitectura antisísmica, el manejo genético de la producción agrícola, el sistema de intercambio con muy alejadas colectividades, etc. En este contexto, su preocupación porque los actuales peruanos reconozcan el valor de todo lo creado en Caral y de ese conocimiento derive el respeto y la defensa del patrimonio cultural de nuestro país.

Ciudades construidas siguiendo el trazo de las constelaciones

INTERACCIÓN E INTERCAMBIO
Productos naturales (como peces preservados con sal), manufacturas (tejidos, prendas, sandalias). Una sociedad en la que hasta este momento no se han encontrado armas que registren enfrentamiento entre personas.

CONSTRUCCIONES DE VIVIENDAS SISMORESISTENTES USANDO LA QUINCHA

Para la edificación de las viviendas construyeron estructuras arquitectónicas de quincha, entretejiendo como un textil troncos y cañas con fibras vegetales, que luego recubrieron con masas de arcilla, barro y paja. Una vez seca la pared, aplicaban un enlucido de arcilla y finalmente la pintura. La quincha es flexible y tiene un comportamiento dinámico durante los sismos: dispersa fuerzas y no suele quebrarse, derrumbarse, ni hacer daño. Esta técnica es adecuada a un medio de frecuentes sismos por su bajo peso y la ductilidad del entramado de cañas y postes de madera, reforzado y enlucido con barro. Para edificar las viviendas enclavaron en el suelo postes de huarango, de 5 a 15 cm de diámetro, como soportes principales. Sobre los postes tejían un entramado de cañas y carrizos en pares, entrelazados con fibras de junco. Terminada la estructura, primero revestían el conjunto con un mortero gris oscuro, de textura áspera, con alto contenido de fibras vegetales. Hacia el exterior quedaba una superficie plana con ondulaciones producidas por los postes de huarango internos. Una vez seca la arcilla, aplicaban una capa de enlucido. Finalmente se pintaba con mopas y telas de algodón.

USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA SOLAR Y EÓLICA

Los caralinos hicieron uso de las energías disponibles del Sol, el viento y el fuego. Energías que aprovecharon para desarrollar tecnologías adecuadas que les permitió alcanzar temperaturas muy elevadas (efecto venturi) o hacer más eficiente el procesamiento, la conservación, el almacenamiento y la distribución de los diversos productos de intercambio, principalmente los alimentos.
EFICIENTE USO DE LA MECÁNICA DE FLUIDOS
En los edificios públicos se edificaron altares con fogones con fines rituales. Tenían forma circular o cuadrangular. Para ello, efectuaron previamente el diseño arquitectónico e identificaron la dirección del viento. Los altares son una prueba del nivel científico y tecnológico que alcanzó la civilización Caral: en cada altar acondicionaron un sistema de ventilación subterráneo que insuflaba aire y aceleraba su velocidad en determinados puntos, un efecto fisico que hoy se conoce como Venturi, por el nombre del físico italiano Giovanni Battista Venturi (1746-1822), quien lo definió formalmente.

Antes de construir los muros de piedra del altar hicieron el canal subterráneo y las aberturas desde la captación de la energía del viento en el exterior, y su conducción hasta salir al fogón, con variaciones en el nivel de las aberturas, según la orientación aplicada a cada altar. Así, mediante la captación del viento y su canalización en un espacio reducido, incrementaron su velocidad y lograron flamas de alta temperatura.

En la construcción de las pirámides se usaron plataformas de piedra superpuestas sobre shicras , bolsas de fibra vegetal conteniendo piedras, una técnica sismo resistente.

De otro lado, el tratamiento genético aplicado a la producción agrícola procuró una alimentación de alta calidad y de variedad de productos , además es de enorme importancia la técnica que permitió el logro de la producción de algodón de distintos tonos y con los que se confeccionaron prendas de delicada labor para el uso de los principales y para el intercambio con otras colectividades. Existen vestigios de la importancia que tuvieron tejedoras y tejedores de la civilización Caral.

TEMPRANA APARICIÓN DE LOS QUIPUS, SISTEMA DE ANOTACIÓN, USO DE MEDICINAS, PRACTICA DEL ARTE, EN ESPECIAL LA MÚSICA , TODO ESO , NOS HABLA DE UNA ALTA CIVILIZACIÓN QUE DEBEMOS CONOCER Y PROMOVER SU CONOCIMIENTO.

PRIMEROS QUIPUS QUE LUEGO SE USARAN EN TODAS LAS DEMÁS CULTURAS
FLAUTAS TRAVERSAS ENCONTRADAS, TAMBIÉN SE HAN HALLADO ANTARAS
Los valores de la Civilización Caral, reflexiones para el buen vivir, es la muestra que va hasta el 29 de mayo en la Municipalidad de San Isidro.
Un conjunto de voluntarios estudiantes de la carrera de Turismo de la Facultad de Administración de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos acompañan a los visitantes. Mi especial agradecimiento a Jhon Llacza, en la foto con una de sus compañeras de estudio, quien me brindó valiosa información.

A VISITAR LA MUESTRA. A VISITAR LA CIUDAD DE CARAL
INSTAR A LAS AUTORIDADES A LA DEFENSA Y LA PROMOCIÓN DEL CONOCIMIENTO Y RESPETO DE ESTE PATRIMONIO DE LA NACIÓN

Fuente principal: Encarte de la Exposición presentada por la Ciudad Sagrada Caral- Supe, Inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial, 2009

http://www.zonacaral.gob.pe

CARTA DE ERNESTO SABATO POR LA PAZ Invasión USA a Irak, 2003

marzo 15, 2022 a las 11:28 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , ,


«Podrán hacer la guerra, pero han de saber que son asesinos, que así los llamarán los chicos de todo el mundo…»

Mensaje leído por Ernesto Sábato el  19 de marzo del 2003, ante miles de niños y adolescentes en el Estadio de Obras Sanitarias. El acto para pedir por la paz ante la invasión USA a Irak, fue organizado por la Secretaría de Educación de la ciudad de Buenos Aires con la participación del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel la cantante Julia Zenko.

Queridos chicos:

Ustedes saben, han tenido que aprender cómo el poder gana, cómo los hombres matan por poder. 

Han tenido que aprender, lo ven por televisión, la atrocidad de los bombardeos, de las masacres, de la miseria, del horror que trae la guerra a quienes la padecen. 

Saben también que otros chicos como ustedes verán morir de dolor a sus padres, a sus hermanitos. Pero eso no importa al poder. 

También saben que millones y millones de hombres y mujeres han manifestado por las calles del mundo su deseo de paz, su oposición a esta guerra. Y eso tampoco parece haber importado al poder. 

Entonces, ante la gravedad de la situación en que vivimos, vengo a testimoniarles que habremos de permanecer en la decisión de no aceptar la guerra, de no resignarnos a ella. 

Hay que mantener, queridos chicos, encendida en el alma la llama de este dolor de humanidad, y ser fiel. 

Si esta determinación permanece, será inquebrantable. Podrán hacer la guerra, pero han de saber que son asesinos, que así los llamarán los chicos de todo el mundo. 

El amargo presente al que nos enfrentamos, exige que nuestras palabras, nuestros gestos, nuestra obra se consagre, como verdadero cumplimiento de nuestra más alta vocación, a expresar la angustia, el peligro, el horror, pero también la esperanza y el coraje y la solidaridad de los hombres. 

En medio de esta tremenda situación, cada hombre y cada mujer, ustedes también, chicos, están llamados a encarnar un compromiso ético, que lo lleve a expresar el desgarro de miles y miles de personas, cuyas vidas están siendo reducidas al silencio a través de las armas, la violencia y la exclusión. 

Se ha hecho evidente que quienes detentan el poder toman decisiones ajenas al sentir de la humanidad, guerras atroces que sostienen los países poderosos contra pueblos desamparados, bajo la siniestra ironía de resguardar a la humanidad. 

Frente a estos hechos, frente a la violencia y a la muerte de nuestros hermanos, hemos de resistir para resguardar ese absoluto donde la vida y los valores ya no se canjean, alcanzando así la medida de la grandeza humana. 

En todos los idiomas «paz» es una palabra suprema y sagrada, expresa el deseo de Dios para los hombres. El deseo de un reino de paz y justicia; la paz y la justicia que estamos acá para reclamar y testimoniar. 

Ernesto Sábato
https://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-17733-2003-03-19.html

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.