HOY RECITAL DE JORGE NÁJAR EN EL CICLO “LA REPÚBLICA DE LOS POETAS. ANTOLOGÍA VIVA DE LA POESÍA PERUANA 2014-2021

octubre 6, 2016 en 1:57 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

El  poeta peruano Jorge Nájar (Pucallpa, 1946) ofrece hoy seis de octubre  una lectura antológica de su obra poética, en el marco del ciclo “La República de los Poetas. Antología viva de la poesía peruana 2014-2021”, organizado por el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores. La cita es  a las 7 p.m. en Jr. Ucayali 391, Lima. El ingreso es libre.

najarrimac

Jorge Nájar en la Alameda de los Descalzos, Rímac, Lima, 2013. Foto: Sonia Luz Carrillo

Jorge, quien vive en París desde 1977, publicó 1972 su primer poemario, Malas maneras. En 1984 obtuvo el Premio Copé de Oro con Finisbus Terrae.  En 2001, ganó el Premio Juan Rulfo de Poesía (Radio France Internationale) con Canto ciego. Su obra poética publicada hasta 1998 fue reunida en Formas del delirio (Lima, 1999). En 20l3, el Fondo Editorial de la Universidad Villarreal editó su Poesía Reunida. Algunos de sus libros de poesía han sido traducidos al francés y publicados por la prestigiosa editorial Folle Avoine. Ha desarrollado también una notable labor como traductor y ha publicado además algunas novelas.

Como adelanto, transcribo un poema de Hotel universo. Oráculos, reciente libro editado por Editorial Summa y el  IV Festival Internacional de Poesía Primavera Poética 2016, realizado en las ciudades de Huánuco y Lima durante el mes de setiembre:

“Más allá de uno mismo”
 

Irse para admitir solo a los dioses errantes

A cambio de un poco de felicidad en el silencio

Volver para soñar en el esplendor de la luz

En medio de puentes repletos

De carros viejos y mujeres gordas

Hombres barbudos y niños chillando

Y en alguna parte la perla extraviada

Al cobijo de tempestades y tormentas

A la que siempre he de volver

Más allá de los mármoles

Más allá de los mares

Pero irse de todas maneras

Desafiando todas las leyes

Más allá de los goces del corazón

y más allá de uno mismo.

En Nájar, Jorge. Hotel universo. Oráculos. Lima, Editorial Summa. Colección Primavera Poética. 2016 p. 57

 libronajar

También ver
https://hablasonialuz.wordpress.com/2015/08/30/a-fuerza-de-fundirte-en-la-distancia-pronombres-en-dialogo-en-mascaron-de-proa-poemario-de-jorge-najar/

https://hablasonialuz.wordpress.com/2013/12/14/el-alucinado-de-jorge-najar-y-los-nuevos-miserables-en-paris/

https://hablasonialuz.wordpress.com/2013/10/16/cuando-regrese-si-alguna-vez-ocurre-poesia-reunida-y-la-novela-el-alucinado-de-jorge-najar-presentaciones-en-lima/

https://hablasonialuz.wordpress.com/2006/09/13/tapiz-de-la-errancia-o-una-poetica-del-destierroformas-del-delirio-de-jorge-najar/

MAR DE LIMA, el mar que miro…o me mira

enero 23, 2016 en 11:10 pm | Publicado en Algunas fotos, Creación, Documentos, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,
Atardecer, en Magdalena

Atardecer, en Magdalena. Verde, mar y cielo. Al fondo, las islas San Lorenzo y El Frontrón

Foto: Sonia Luz Carrillo.
Distrito de Magdalena del mar. Lima, Perú , enero 2016

RECONOCIMIENTO INESPERADO: LA MUNICIPALIDAD DE PUEBLO LIBRE ME ENTREGÓ MEDALLA ORDEN DE LOS LIBERTADORES

agosto 15, 2015 en 1:46 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | 2 comentarios

Con ocasión de celebrar el  458 aniversario de su fundación, la Municipalidad de Pueblo Libre, histórico distrito de la ciudad de Lima y lugar donde habito desde hace 41 años, tuvo el gesto generoso y para mí inesperado, de otorgarme un Reconocimiento y Medalla Orden de los Libertador al Mérito Comunal, considerando “Que es relevante destacar la trayectoria profesional de la señora Sonia Luz Carrillo Mauriz como vecina ilustre, poetisa, periodista y docente universitaria” .
Gracias, Municipalidad de Pueblo Libre, Villa de los Libertadores,  lugar de enorme importancia en la historia del país  y bello lugar, escenario elegido para vivir.

Medalla y Texto del Acuerdo del Concejo Municipal

Medalla y Texto del Acuerdo del Concejo Municipal

Recibo el reconocimiento de manos del alcalde Jhonel Leguía

Recibo el reconocimiento de manos del alcalde Jhonel Leguía

Agradecida por la distinción. Sonia Luz Carrillo en Pueblo Libre

Agradecida por la distinción.
Sonia Luz Carrillo en Pueblo Libre

Regreso con medalla

Con Medalla Orden de Los Libertadores al Mérito Comunal de la Municipalidad  de Pueblo Libre, Sonia Luz Carrillo

Tags: Sonia Luz Carrillo reconocimiento Pueblo Libre , Medalla Orden de Los Libertadores , Municipalidad de Pueblo Libre , Sonia Luz Carrillo poeta peruana

SOBRE MI ESCRITURA, MIS TRABAJOS Y MIS DÍAS: Video ALGUIEN ESCRIBE A SOLAS

junio 27, 2015 en 10:56 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario

Fue en junio de 1973  que apareció mi primer libro, Sin nombre propio, lo llamé. Curiosamente , también fue en un mes de juio, esta vez en 1980, que inicié mis labores como profesora en la Universidad de San Marcos. Recordando estas circunstancias y antes que termine el mes, reproduzco aquí un video en el que converso, cuento, reflexiono acerca de mi escritura, mis trabajos y otros asuntos. Testimonio de fragmentos de lo visto y lo vivido.
Sonia Luz Carrillo

Mi gratitud a INSIDE, el  equipo que lo produjo, en especial a Hidalgo Calatayud

Tags: Sonia Luz Carrilo , Poesia Sonia Luz Carrillo 

DUQUE

junio 21, 2014 en 1:54 am | Publicado en Algunas fotos, Comentarios diversos, Miscelánea | Deja un comentario

Copia de Con  Duke

Me  lo regalaron a los pocos meses de nacida  y  desde  entonces se convirtió no solo en mi compañero de juegos  sino  también en  mi   mejor guardián,  siempre  alerta,  siempre cercano  y  protector.  Mi inquieto, fiel  y  alegre Duque.

Hasta  hoy  recuerdo la suavidad de su pelo en mis manos,  las  carreras  locas  y  los revolcones  en  el  parquecito   al  lado de nuestra casa  al  final de la Alameda  de los Descalzos  en  el Rímac. Y  su expresiva  algarabía  cuando  me  sentía  llegar  de  la escuela  primaria   tanto al mediodía  como al atardecer.

Hasta  hoy  recuerdo el mediodía amargo cuando al volver  del colegio  me alarmó encontrar en el pequeño pasadizo   que daba entrada a mi casa,  a  los vecinos   tratando de reanimarlo.  Mi Duque  agonizaba,  se había  escapado  brevemente de los cuidados de mi madre  y  había  sido víctima de  envenenamiento,  una  práctica  cruel con la que las autoridades  municipales trataban de acabar con  los  perros  de la calle  y  prevenir  el  ataque  de la rabia.  Demás  está  decir  que Duque  no era un perro callejero, Duque era  un amigo de mi misma edad y muy  mimado  por  la  familia  al que su  travesura llevó  a  la  triste  sentencia.

Aquella vez, al verme  llegar  trató en vano de incorporarse,  me miró con una tristeza imborrable  y al poco rato murió. Ambos teníamos ocho años  y  fue  la primera vez  que lloré  una ausencia.  Desde ese día,  en el que mi padre  prometió  que no volveríamos a  tener  un perro en casa,  aunque después  incumpliera  su  promesa,   entiendo a  los niños  y adultos  que  han hecho de sus  compañeros  peludos  el  objeto de sus afectos.

Sí, luego vendrían sucesivamente  Tony  y Fido, a  alegrarnos los días. Pero  Duque  fue el   inolvidable  centinela  que no permitía que ningún extraño  se me acercara, ni siquiera  la tristeza, hasta  el día  que lo vi  partir.  Duque era  tan  especial  que décadas después lo sigo  recordando con gratitud  y  cariño.  Como  hoy,  cuando miro  esta  foto  que  nos tomaron  cuando  teníamos cuatro años  de  edad.

Tags:  Mascotas   e  infancia, Perros y niñez , Duque 

EL ALUCINADO DE JORGE NÁJAR Y LOS NUEVOS MISERABLES EN PARÍS

diciembre 14, 2013 en 12:55 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea | 2 comentarios
Etiquetas:

Libro El alucinado

 Nadie escucha el canto, El árbol de Sodoma, Vallejo y la célula Non plus ultra, Penúltima odisea y otras ficciones, constituyen el corpus narrativo del  poeta, narrador y amigo, Jorge Nájar,  que ahora se incrementa con  El alucinado, su más reciente novela,  publicada  en Lima  por  Editorial Summa   y que fue presentada el 25 de octubre. A esta tarea  me convocó, una vez  más, el querido autor.  Tarea que  compartí  con el editor y también poeta, Harold Alva.

Jorge Nájar, Harold Alva  y Sonia Luz Carrillo

Sonia Luz Carrillo, Jorge Nájar y  Harold Alva. Lima, octubre 2013

Reproduzco aquí el texto de mi exposición a la que titulé  “EL ALUCINADO DE JORGE NÁJAR Y LOS NUEVOS MISERABLES DE PARÍS”.

Al interior de toda   obra literaria una voluntad enunciadora, el autor, “reúne el mundo disperso en el sentido y lo condensa en una imagen terminada y autosuficiente (en la que) lo perecedero del mundo cobra el valor de un acontecer”. (Bajtin 1982:171)  La producción literaria, parte de una tradición específica, se da en un ámbito de realizaciones culturales marcado por categorías pre- existentes  (lengua literaria, géneros, etc.). El autor de ficción lleva a cabo operaciones de selección y combinación preferentes y desarrolla un proyecto discursivo, un programa individual de escritura. En las siguientes líneas  abordaré algunos aspectos  del programa narrativo expuesto en El alucinado, la tercera novela de Jorge Nájar.

El título nos coloca rápidamente frente al tipo de abordaje de los hechos relatados. La alucinación es trastorno de la mente y por eso el título sugiere que los acontecimientos se narran desde el interior, desde la subjetividad de los personajes. Veamos algunos otros elementos del discurso narrativo.

EL NARRADOR

Empecemos con la categoría  que constituye  el narrador,  al que tenemos que distinguir del autor real, puesto que es el “Agente narrativo que cuenta una historia” (Bal 1995:125) y de cuya “identidad,  grado y forma en que se indique en el texto”  dependerá el carácter específico del éste.

Como agente de la enunciación las funciones del narrador son múltiples: “Detenta la voz, observable a través de intrusiones  vestigios más o menos discretos de su subjetividad, que articulan una ideología o una simple apreciación particular sobre lo que se cuenta o sobre los personajes referidos… A la vez que configura el universo ficticio  por la utilización que hace de signos y códigos narrativos, como uso del tiempo o regímenes de focalización.” (Bal 1995:127). Así, de su ubicación en el relato surgirá su condición de narrador presente tanto como autor real, narrador y  protagonista (como ocurre en la autobiografía); narrador presente en la ficción pero no en calidad de protagonista y narrador ausente. Este tipo de narrador se le conoce como narrador omnisciente “una voz hablando de sucesos, personajes y escenario, mientras su propietario permanece oculto en las sombras discursivas.” (Chatman: 1990: 212) y es el tipo de narrador que domina la obra de Nájar.

En El alucinado un narrador omnisciente da cuenta de un conjunto de sucesos violentos de un tiempo de migración y crimen; registra las circunstancias intentando señalar  complejas causas  en medio de un clima de locura (alucinación)  y con un ritmo  vertiginoso. En ocasiones, se percibe la incursión de un narrador irónico  cuya intervención- como es típico- cumple la tarea de parodiar al discurso oficial, a la vez que sutiliza  momentos graves.

LA HISTORIA Y  LA TRAMA  O EL DISCURSO NARRATIVO

La historia  es el conjunto de acontecimientos vividos por uno o varios personajes, es la realidad evocada por un texto narrativo, mientras que la trama o discurso narrativo es la forma en la que los acontecimientos son presentados al interior del mundo de ficción. Los acontecimientos  narrados “ocurren durante un cierto periodo de tiempo y se suceden en un cierto orden”. (Bal  1995: 45)

En El Alucinado  la historia es simple y la podemos resumir así: Un migrante peruano amazónico en  París,  de características extravagantes, es víctima de un hecho violento al ser arrojado al río Sena. Dos policías inician una fugaz investigación sobre el inexplicable hecho contando fundamentalmente con el testimonio de un marginal que el día anterior había  conversado con la víctima.

La trama se inicia con una muerte  que antecede al atentado contra el protagonista: un joven francés de origen africano es asesinado  en la calle mientras colocaba unos carteles en defensa de los derechos humanos. Hecho que sirve de marco, brinda el contexto para  el ingreso a la historia. Veamos:

“No había terminado de cantar cuando recibió una ráfaga de rifle en la espalda y cayó al suelo. Durante brevísimo instantes pataleó como un conejo, como una liebre salvaje que al pasar de un matorral a otro es presa del rayo en medio del salto. Pero falleció en el acto. Inmediatamente la prensa local y nacional optó por armar un escándalo y denunciar a los activistas de un partido de extrema derecha. En respuesta el líder de la organización proclamó a voz en cuello en el viejo puerto de la misma ciudad que se trataba de un complot; sí, los hijos de la iguana, decía, querían cubrirlo de mierda y echarle la culpa  de todos los males habidos y por haber. Ya estaba harto de tanta conjura, porque según él todo el mundo gritaba ¡al lobo! ¡al lobo! Cada vez que los militantes de su partido, los verdaderos hijos de la patria, lo invitaban a debatir el tema de la inmigración”(p. 9)

En una suerte de introducción que es el primer largo párrafo de la novela, la irracionalidad del crimen se vincula de manera inmediata con el odio ante  la presencia de los otros, los migrantes que pueblan la ciudad luz, la cosmopolita y emblemática ciudad de la razón, París.  Ciudad en la que la encubierta ferocidad de lo cotidiano ve el deambular de seres migrantes, muchos de ellos arrojados a la marginalidad.

El relato principal toma forma con la mención de lo ocurrido el 1º de mayo, Día Internacional de los trabajadores, cuando de una parte los sindicalistas y de otro los “combatientes nacionalistas”, salen a las calles en manifestación. Todo se desarrolla con normalidad hasta que el estallido de unos petardos provocan el desbande de los  manifestantes.  La ruptura de la normalidad es registrada en el texto por las impresiones que causan en dos policías el anuncio de que un hombre no identificado ha sido arrojado al río.

“La orden se producía justo cuando  ambos creían que a más tardar dentro de dos horas estarían de regreso a casa, el mayor para ver el partido de fútbol en compañía de su mujer, y el otro, Martin Benoit, para dedicarse a su verdadera pasión, los instrumentos musicales más antiguos de la humanidad: el tan-tan, el bombo, las maracas…”

Lo que viene luego es el intento de dilucidar las motivaciones del atentado por parte de los policías Martin Benoit y Alexander Rubio interrogando a quien es señalado como “una persona que lo ha visto todo” y que quiso ayudar a los rescatistas que llegaron a auxiliar a la víctima. Este personaje, Thomas Benavent, será el eje del relato. Aparentemente es a partir de lo que él conoce que el lector se informará de la realidad de   lo sucedido. Se trata de un argelino, marginal habitante en París, que en un principio se niega a hablar “Abría y cerraba los ojos como resistiéndose a creer lo que de pronto brotaba de su memoria”.  Afirmación clave pues todo lo que se conocerá proviene precisamente de su memoria.  Y lo que luego relata es fruto de lo que, a su vez,  el protagonista, Pedro Toledano, el hombre arrojado al Sena, le ha contado.

LOS PERSONAJES

Como se ha mencionado, el protagonista es Pedro Toledano, poeta de origen amazónico; Thomas Benavent, el argelino; Judith Ferrada, limeña pareja de Toledano, los integrantes del “Núcleo invisible”, organización de extrema izquierda, que aparecen en distintos momentos de la novela y entre los que destaca Platón, seudónimo de un dirigente luego traidor y que es asesinado por sus ex compañeros. Además, de lo ya citados policías. 

Sin embargo creo que París, no es solo el espacio en el que se desarrollan los hechos, sino que adquiere categoría de personaje  al ser retratada  a través de múltiples aspectos en toda su magnificencia y   miserias. Así, El alucinado es una ocasión para registrar las causas y los efectos de la confluencia de diversos ríos (habitantes) en la ciudad del iluminismo; en la existencia de  sus delimitadas riberas. París es mostrada desde la conciencia alterada del alucinado. 

Por lo que cuenta Thomas Benavent, pero sobre todo por  las incursiones del narrador omnisciente, el lector conocerá las acciones de Pedro Toledano desde el día anterior al atentado que sufre, y también su origen y la forma alterada en la que percibe la complejidad de su existencia y la de los otros personajes. De su condición de peruano amazónico  en París, por ejemplo, tendremos estas noticias:

“En el fondo de la calle Pedro Toledano divisó la estación del metro que cruza París…Tomó las gradas del subterráneo y como de costumbre a esas horas distinguió a la muchedumbre avanzar si mirar a los lados, tropezando unos con otros, empujándose y codeando al mundo entero…”

Su observación del control social se encarna en la visión de los vigilantes y policías:

“¡Carajo! Estos hijos de la granputa están  por todas partes; policías y más policías para frenar la rebeldía de los jóvenes sin futuro, represión y más represión para contener la avalancha de los pobres venidos del sur, del este, del oeste, de todos los rincones de la tierra.”

Estas observaciones son matizadas por paráfrasis, citas intertextuales que se constituyen en un guiño a los lectores. Por ejemplo una  alusión al poema de Javier Heraud “El río”: “Evocando y confundiendo lecturas juveniles se oyó decir: Yo también soy un río dibujado por el viento. Uno que baja furiosamente cada vez que u puente me refleja en sus arcos.”

Un peruano amazónico  en  París

La condición de Pedro Toledano de peruano amazónico y viajero que ha adquirido referentes diversos es expresada por el narrador omnisciente que habla desde la subjetividad del personaje, por ejemplo, mientras viaja en el Metro de París:

“El mismo ya había constatado años atrás que siempre comenzaba a delirar al tiempo que las imágenes del río, de cualquier río, penetraban en su memoria. “Yo soy también  un río” escribió con el índice en el vidrio de la ventanilla cuando el vehículo volvió a hundirse en las entrañas de la tierra. Y mientras la huella de su escritura se esfumaba recordó los ríos por cuyas márgenes había caminado descalzo con todo el diablo en la sangre: el Amazonas, el Ucayali, el Ganges, el Duero, el Ródano, así como también todo lo vivido en los paisajes de esas arterias del planeta”

 Y todavía de manera más explícita en un pasaje en el que el fenómeno de la migración interna es enlazado con los orígenes del personaje, cuando el narrador da cuenta de los días previos  a la salida de Toledano del Perú, a causa de su participación en actos políticos y delictivos:

“…había regresado a la casa paterna para hablar con sus mayores sobre quiénes eran y de dónde venían. En la oscuridad de la noche, caminando bajo los árboles del trópico, bajo la lluvia y el aletear de los pájaros, en Requena, la Atenas de la Amazonia, surgió una historia familiar que había sido  guardada en secreto hasta entonces. Durante los años de esplendor de la explotación del caucho, el oro negro, le había dicho su padre, en muchas embarcaciones amazónicas viajaban tahúres que saqueaban en los juegos de cartas a los caucheros, comerciantes, y ribereños que con sus magros ahorros iban a la búsqueda de la maravilla en los emergentes centros urbanos; con sus triquiñuelas esos individuos estafaban a los militares y empleaditos de las transnacionales que ya por entonces se perfilaban en la línea del horizonte. Una de esas víctimas fue Isaac Toledano, su abuelo, descendiente a su vez de un sargento de los primeros soldados españoles que llegaron a Moyobamba, la ciudad incaica por donde la soldadesca conquistadora, en el siglo XVI, había penetrado en el bosque amazónico. Isaac Toledano era el agente comercial de una empresa maderera norteamericana, llevaba una pequeña fortuna en su maleta y la misión de establecerse con su familia en Manaos. Pero durante ese viaje había jugado y perdido todo lo que sus patrones le habían confiando…En la desesperación el tipo no vaciló en poner en juego a su mujer y sus hijos.”

Líneas más adelante, el texto registra el recuerdo de la abuela del personaje, mujer amazónica, fruto también del encuentro de los mundos, su resolución  para enfrentar  los momentos difíciles y la característica matrilineal de la descendencia:

“Ella, Domitila de la Cruz, hija de una india quechua y de un aventurero, al enterarse de  lo sucedido pretendió arrojarse del barco en u banco de pirañas. Pero algo más fuerte que la minúscula moral, la supervivencia de su progenie, la contuvo. Se aguantó hasta llegar a Manaos, por aquel entonces capital mundial del caucho. Y una vez ahí trenzó pactos y anudó complicidades con quien fuese para escapar y recuperar su libertad. Solo así pudo emprender el retorno a Iquitos, sola y abandonada, con sus tres párvulos. De ella descendemos todos sus hijos y poco importa ahora quién los engendró, concluyó su padre afirmando que los hombres eran hijos de quienes los criaban o de la comunidad que los acogía”

De Pedro Toledano sabemos que tiene vocación poética nunca concretada en una obra; que en su vida juvenil y diletante  ha integrado un grupo político extremista; que ha participado en hechos violentos como el crimen a un traidor a “la causa” por lo que luego ha debido huir del país pasando por varios territorios hasta recalar en París al igual que muchos otros migrantes.  En esta ciudad se reencuentra con su mujer peruana, con la que había compartido su pertenencia al “Núcleo invisible”.

A lo largo del relato nos informamos del deterioro mental del protagonista;  es evidente que tiene una visión alterada de la realidad: se ha marcado el rostro con señales coloridas; ha buscado serenidad en ritos de distintas religiones y por diferentes países y culturas a los que ha acudido en búsqueda de lo que llama el “Río de la iluminación”. Recuerdos e imágenes nacidas de su imaginación se mezclan en este hombre, sudamericano marginal que intenta sembrar  tallos de coca en las orillas del Sena:

“En algún lugar de ese espacio tenía que plantar el primer retoño de la planta sagrada. Se arrodilló ante el río y se puso a orar pidiéndole a su Dios la purificación de su alma, limpiarle de los tormentos que le asediaban… Sabía que yendo hacia los dominios de  sus dioses, antiguamente, los más necesitados de divinidad, recorrían centenas, millares de kilómetros descalzos, solitarios, en el más sublime de los silencios; avanzaban hacia parajes en los que se inclinaban para hacerles partícipes de sus glorias o sufrimientos. Delfos, Roma, La Meca, Jerusalén, Cusco, Haridwar, Santiago de Compostela; un templo, un punto preciso en cada urbe, un brote de agua en lo profundo de las montañas, eran los lugares propicios para humillarse y reconocer la pequeñez humana ante lo divino”.

 En estas circunstancias, serán azarosos los encuentros y desencuentros con Judith, personaje femenino que oscila entre lo concreto y lo onírico. “La idea que los había hecho vivir estaba en crisis y ellos o estaban presos o muertos o escondidos, o metamorfoseados en porquería en cualquier rincón del planeta, cagándose de miedo ante la amenaza de ser recuperados y sancionados por el violento pasado”. Expresiones crudas que exponen el desenlace de las opciones personales y políticas que transitan por el delito y el crimen.

EL TIEMPO DEL RELATO

En  este punto, distinguiremos el tiempo de la historia del tiempo del discurso. Al final de la obra constatamos que el tiempo de la historia ha sido muy breve. Se inicia cuando los policías llegan al lugar y dura mientras los rescatistas brindan atención a Toledano para salvarle la vida: “El socorrista que había practicado el boca a boca miró automáticamente su reloj. Cuatro minutos, quince segundos, ni uno más, ojalá no haya lesiones graves en el cerebro”. En un sagaz uso del tiempo discursivo este se ha extendido para narrarnos buena parte de la vida del hombre a partir de lo que cuenta el argelino que fue el último que conversó con él. Vale decir que ha durado cuatro minutos y quince segundos.

COSMOPOLITISMO Y MARGINALIDAD EN UN MUNDO DESENCANTADO

En  El Alucinado  Jorge Nájar, con una prosa que por momentos se muestra claramente poética, expone temas y problemas contemporáneos, alejado de una visión localista. Cumple un eficiente programa narrativo que deja abierto el desenlace, no hay moraleja. Fiel a su propósito literario, ha construido un objeto artístico recreando un mundo sombrío de antihéroes:  los migrantes con el peso de su memoria y los nativos de una gran capital, casi siempre en sorda o declarada confrontación.

Un mundo desbocado en el que todas las batallas carecen de grandeza y los sujetos actúan en medio de la alucinación; un mundo en el que la única salida parece ser el refugio en las pequeñas comodidades cotidianas: Al final de la novela, un policía piensa en lo que falta para el partido  de fútbol y el otro tamborilea el tablero de control mientras escucha una canción. Atrás queda el viejo Thomas Benavent, el marginal argelino con los demonios de su propia memoria.

Gracias, Jorge, por tu invitación a ingresar en este mundo de ficción para escudriñar entre sus pliegues la condición humana  en este tiempo de peregrinos. Una vez más, y así como, en anteriores ocasiones,  me invitaste a transitar -minuciosa-  entre tus versos.

 

Lima, 25 de octubre, 2013

Bibliografía

Bal, Mieke. (1995) Teoría de la narrativa. Una introducción a la narratología. Madrid: Cátedra, p. 121

Bajtin, M. (1982) Estética de la creación verbal. México: Siglo XXI editores 

Chatman, Seymour. (1990) Historia y discurso. Madrid: Altea, Taurus, Alfaguara,

Nájar, Jorge (2013) El alucinado. Lima, Editorial Summa

Reis, Carlos y Lopes, Ana Cristina. (1995) “Autor implicado” En: Diccionario de narratología. Salamanca: Ediciones Colegio de España. 

IMÁGENES  DE  LA  PRESENTACIÓN

La presentación de libro fue ocasión para el reencuentro y  celebración. Quedan como testimonio algunas vistas.   


conversa jorge

Ricardo Falla Barreda, Miguel ángel Guzmán Dávila, Jorge Pimentel, Tulio Mora, Tatiana Berger, Jorge Nájar  y Sonia Luz Carrillo. Presentación de El Alucinado, Lima, 25 de octubre 2013-12-13

Ricardo Falla Barreda, Miguel ángel Guzmán Dávila, Jorge Pimentel, Tulio Mora, Tatiana Berger, Jorge Nájar y Sonia Luz Carrillo. Presentación de El Alucinado, Lima, 25 de octubre 2013

Presento

TAMBIÉN  VER:

TAPIZ DE LA ERRANCIA O UNA POÉTICA DEL DESTIERRO. FORMAS DEL DELIRIO DE JORGE NÁJAR
https://hablasonialuz.wordpress.com/2006/09/13/tapiz-de-la-errancia-o-una-poetica-del-destierroformas-del-delirio-de-jorge-najar/

EL ÁRBOL  DE SODOMA NUEVO LIBRO DE JORGE NÁJAR

https://hablasonialuz.wordpress.com/2007/07/03/el-arbol-de-sodoma-nuevo-libro-de-jorge-najar/

JORGE NÁJAR  Y LA POÉTICA DE LA AMISTAD

https://hablasonialuz.wordpress.com/2007/05/03/jorge-najar-y-la-poetica-de-la-amistad/

TAGS:
Jorge+Nájar+narrativa ,  El+alucinado+novela   ,  Nájar+novelista ,  Novela+París+Amazonia ,  Marginalidad+novela , Nájar+narrador+peruano

CUANDO REGRESE, SI ALGUNA VEZ OCURRE … ‘POESÍA REUNIDA’ Y LA NOVELA ‘EL ALUCINADO’ DE JORGE NÁJAR, presentaciones en Lima

octubre 16, 2013 en 1:27 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, JARDIN DE DELICIAS, Miscelánea, Noticias y demás... | 9 comentarios
Etiquetas:
Jorge Nájar. Lima, octubre 2013. Foto: Sonia Luz Carrillo

Jorge Nájar. Lima, octubre 2013. Foto: Sonia Luz Carrillo

Una vez más  se encuentra  en Lima  Jorge Nájar, poeta, narrador y traductor  peruano que reside en París desde hace más de tres décadas.  Ha venido para celebrar al calor de la amistad  y  de sus nuevos y antiguos lectores la publicación de dos títulos con los que  incrementa  su  fecunda obra.  Jorge nació en Pucallpa, en 1946. Estudió en Lima – compartimos .las aulas universitarias-  y en 1973 publicó su primer poemario Malas Maneras, que fue presentado conjuntamente con el poemario  Contra viento y Marea  de Ricardo Falla Barreda   en el Instituto Nacional de Cultura, precisamente en octubre de aquel año – menciono este hecho  como testimonio  de invariable cariño y amistad.   A este título se sumarían luego  Mate Burilado, Temblando en las arenas de Lutecia,  Finibus Terrae  y Lienzo escrito. En 1999, bajo el título de Formas del delirio, reunió su trabajo poético desde 1969 y en esa ocasión  me invitó a que compartiera la mesa con el  poeta y maestro  Washington  Delgado como presentadora. En narrativa ha publicado Nadie escucha el canto, Allí donde brota la luz (Bogotá, 2007) y, en el  2010,  Vallejo y la célula non plus ultra. Ha obtenido distinciones tales como el Primer Premio de la Bienal de Poesía del Perú (1984), Premio Copé de Oro; y el Premio Juan Rulfo de Poesía (Radio Francia Internacional, 2001). Gran parte de su obra ha sido traducida al francés.

El sábado 19  a las 7 de la noche, en el  local de la Derrama Magisterial (Gregorio Escobedo 598  – Jesús María ), se presenta  su Poesía Reunida  publicada por la Editorial Universitaria Villarreal  con motivo de celebrar el  50 Aniversario de la UNFV.  Los comentarios estarán a cargo de Dimas Arrieta Espinoza y Harold Alva Viale.  La música la pone  Ensamble Perú y el ingreso es libre.  Aquí dos poemas: Uno  perteneciente a  “Espíritus”   y otro a  “Piedra angular”,  las dos últimas secciones de Poesía reunida y que contienen  textos  que habían permanecido  inéditos.

INVISIBLE

Cuando regrese, si alguna vez ocurre,  estaré muy lejos de cuanto pude haber sido.  Un hombre que abre los brazos y vuela. Árbol florido, gota de rocío. Avanzaré más allá de todo lo que me ha unido a la raíz. Me hundiré en lo más hondo de todo que me ata a qué. Más cerca de donde nunca estuve   cuando me toque volver con los brazos abiertos.  En el instante en que ya no sea ni roca, ni árbol;  sólo una gota de rocío.  Cada vez más lejos  del dónde, del cuándo,  del qué, permaneceré grabado en el aire  como un trazo invisible,  lleno de colores, manchas,  rasgaduras, cuellos, ojos. Y nadie podrá descifrarlo.

EL VIENTO

Ya no cuento el tiempo del amor que espera    En realidad ya no cuento ni los días ni las horas ni nada  Canto solamente con un diablo en la garganta   Canto al dulce amor ardiendo en su propio fuego  Viento intenso viento que nos arrastra    Doy un paso a la izquierda y otro no sé dónde  Me detengo y miro los farallones de oriente  Miro los rayos las estrellas que se precipitan  Hacia ese océano avanzamos quemando distancias    En esa irradiación de colores quién sabe el infinito  A la izquierda en el sentido contrario de marcha   Sé que alguna vez el instante y su eternidad  Serán materia entre mis manos   A la sombra del árbol que devora luz por todos sus poros Mientras arremete el viento el ancho viento   Y yo trino y de cara al horizonte.

LibroPoesis

EL ALUCINADO El alucinado  es una novela   editada por Editorial Summa que se presenta   el  viernes 25, a la 7  de la noche, en el Auditorio del Colegio de Abogados de Lima (Av. Santa Cruz 255 – Miraflores).    Una  vez más, Jorge  ha tenido a bien  invitarme a  presentar su obra. Imposible negarse.

Portada alucinado

Más  adelante  daré  más datos. Por ahora, comparto  con mucho gusto algunas vistas  de tres caminantes empedernidos en nuestro recorrido por las calles de Lima.  Como siempre, en Lima o  en París, eso somos: Caminantes:

Ricardo Falla Barreda, Sonia Luz Carrillo y Jorge Nájar. Parque de la Exposición, Lima 2013

Ricardo Falla Barreda, Sonia Luz Carrillo y Jorge Nájar. Parque de la Exposición, Lima 2013

Miren qué hallazgo! El aviso publicado por el INC en El Comercio, hace cuarenta años, anunciando la presentación de los libros de Ricardo y Jorge.

Miren qué hallazgo! El aviso publicado por el INC en El Comercio, hace cuarenta años, anunciando la presentación de los libros de Ricardo y Jorge.

Larga  amistad: Ricardo Falla Barreda y Jorge Nájar. Plazuela de San Agustín. Lima, octubre 2013.

En noche limeña, frente al Teatro Municipal.

En noche limeña, frente al Teatro Municipal, Jorge Nájar, Sonia  Luz  Carrillo y  Ricardo  Falla  Barreda

Jorge Nájar y Sonia Luz Carrillo. Plaza Mayor. Lima.

Jorge Nájar y Sonia Luz Carrillo. Plaza Mayor. Lima.

En Pueblo Libre. Lima, octubre 2013, Jorge Nájar y Sonia Luz Carrillo.

En Pueblo Libre. Lima, octubre 2013, Jorge Nájar y Sonia Luz Carrillo.

TAMBIÉN  VER:

TAPIZ DE LA  ERRANCIA  O UNA POÉTICA DEL DESTIERRO, LA POESÍA DE JORGE NÁJAR

https://hablasonialuz.wordpress.com/2006/09/13/tapiz-de-la-errancia-o-una-poetica-del-destierroformas-del-delirio-de-jorge-najar/

Tags: Jorge+Nájar ,  Poesía+reunida+Nájar ,  El+alucinado+Nájar  ,  Presentación+Nájar+Lima , Nájar+poeta+narrador , Ricardo+Falla+Barreda , Sonia+Luz+Carrillo  , Editorial+Summa , Universidad+Villarreal

SE ME PASEA EL ALMA POR ESTE CIELO

abril 3, 2013 en 10:09 pm | Publicado en Algunas fotos, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, JARDIN DE DELICIAS, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: ,
Cielo de Lima

Cielo de Lima

Se me pasea  el  alma  por  este cielo  –   tantas veces vilipendiado  –de  mi ciudad.

Desde inicios de noviembre hasta fines de abril  y aveces mucho más, basta alzar la mirada en el atardecer  de  Lima, para llenarse los ojos de  este  lujo, de esta generosa maravilla.

Belleza al alcance de todo aquel que se atreva a mirar a lo alto.

Sí, se me pasea el alma.

Y de regreso, cámara en mano,  disfruto  al  incrementar mi crepusculario  que , de tiempo en tiempo, comparto  feliz con ustedes, amigos y amigas de diversas latitudes.

Foto: Sonia Luz Carrillo

Crepúsculo captado en el distrito limeño de Magdalena del mar

Tags:  Cielo+de+Lima , Crepúsculo+limeño , Mar+Magdalena ,  Lima+Mar+Cielo  ,   Foto+Sonia+Luz+Carrillo ,

EN LIMA, NO A LA REVOCATORIA DE LAS AUTORIDADES MUNICIPALES

marzo 15, 2013 en 2:39 am | Publicado en Algunas fotos, Comentarios diversos, Miscelánea, Noticias y demás... | 1 comentario
Plaza  Mayor, Lima Perú

Plaza Mayor, Lima Perú

NO a la ambición de políticos de trayectoria oprobiosa;  NO a los métodos deleznables   que han usado para conducirnos  a  una  circunstancia que amenaza instalar  un periodo de elecciones sucesivas,  que ya empezaron a ocasionar  un enorme gasto al país y   la incertidumbre  de  la continuación de esfuerzos  para solucionar algunos de los más severos males de la ciudad.

La gestión de la actual administración, liderada por Susana Villarán,  debe cumplir su período, superando sus deficiencias y con el concurso de  las fuerzas representadas en su cuerpo de regidores y de otras fuerzas políticas que ahora se han pronunciado en contra de la revocatoria de las autoridades municipales  para evitar el descalabro de una ciudad compleja, con problemas inveterados y  de más de nueve millones de habitantes.

Por eso, simple y llanamente, con serenidad y convicción, este 17 de marzo estaré entre los habitantes de mi querida Ciudad de Lima que dirán NO.

Lima NO  puede quedar a merced  del caos.

Tags: Lima+No+Revocatoria , Ciudad+de+Lima ,   No+Revocatoria+Lima , Revocatoria+autoridades+limeñas

FOTOS DE VERANO: CANCAS (CANOAS DE PUNTA SAL) CALMA MARAVILLA

marzo 3, 2013 en 2:23 am | Publicado en Algunas fotos, Comentarios diversos, Documentos, Miscelánea | 6 comentarios

CancasLos ojos no se cansan de mirar, la conciencia se abre al infinito sin otro sonido que el del mar; días  que se roban a la rutina, el smog,  el violento  ruido de la ciudad para ir a refugiarse  al Norte del Perú.  Repetida visita a Cancas, puerto y playa  de Tumbes (oficialmente llamado  Canoas de Punta Sal).

Y la contemplación  solo se interrumpe, cámara en mano, con el placer de captar algo, solo algo, de la belleza  que se nos regala. Antes que termine este verano, comparto con ustedes  algunas vistas.
Amanece  luz

Azules

Piedras

Siempre mar

Barca sola

Puerto de pescadores

Pesca

Acoso

Tripulantes

Vigías  en  lo alto.  Miran  lejos.

Vigías en lo alto. Miran lejos.

En medio de la calma , la tragedia.  Alcatraz  atrapado.

En medio de la calma , la tragedia. Alcatraz de patas azules al que se ha enredado  un trozo de red en el pico.

Redes

Redes

Mamaqocha, el lugar  de la afectuosa  acogida  de  Illich Ortega y Ximena Demichelli:

Detrás  de  estas  palmas...

Detrás de estas palmas…

...el descanso apacible

…el descanso apacible

La  amistad

La amistad,  aquí  con  Ximena

Amigas

Amigas

En esta oportunidad también visitamos  el muelle   El Ñuro, al Norte  de Piura,  y pudimos ver las tortugas de mar que son su característica:

Ñuro

Ñuro

Tortuga en su habitat

Tortuga en su habitat

En  contraste con  la paz de Cancas…   Máncora.  Para nuestro gusto,  basta una breve visita:

El contraste.Máncora

Una y otra vez, la serenidad  de Cancas

Este azul

El diario espectáculo del atardecer

Rojo atardecer

La despedida, el camino  de regreso, la promesa de volver  cuantas veces sea posible

Algarrobos  y cocoteros

Hasta la próxima, sencillo, apacible  y muy  económico lugar,   donde todo el lujo es el azul, el silencio y el cielo de mil colores.  Calmada    maravilla  cotidiana.

FOTOS: SONIA LUZ CARRILLO

Tags: Cancas , Canoas+Punta+Sal ,  Mamaqocha , Tumbes+Perú ,  Playas+Norte+Perú , Playas+Perú

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.