LA TORRE DE LOS ALUCINADOS. HOMENAJE EN LIMA AL GRAN POETA PERUANO ALEJANDRO ROMUALDO

julio 11, 2019 de 2:18 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

 

ALEJANDRO ROMUALDO, POETA   PERUANO de extensa palabra, hace 70 años obtuvo el  Premio Nacional de Poesía  con su primer poemario, La torre de los alucinados.  Fue en el año 1949 y conmemorando la brillante aparición de este libro, la Academia Peruana de la Lengua  ha organizado en forma conjunta con la Casa de la Literatura un homenaje a uno de los más importantes creadores de poesía de habla hispana. Ahí estaremos, hablando , una vez más,  del poeta, del amigo, del maestro.

Los esperamos

 

PROGRAMA

JUEVES 18 DE JULIO

7:00 p.m.

INAUGURACIÓN

“Semblanza de Alejandro Romualdo”

Ricardo Falla Barreda

“La poesía última de Alejandro Romualdo: Ni pan ni circo

Marco Martos Carrera

“Tradición, poesía e historia en Ni pan ni circo (2006) de Alejandro Romualdo”

Américo Mudarra Montoya

Poema “Función de gala”, por Piero Montaldo (versión musical)

VIERNES 19 DE JULIO 7:00 p.m.

“Lírico y épico. Romualdo, poeta clásico”

Sonia Luz Carrillo Mauriz

“Romualdo y la poética de la vida”

Ricardo Falla Barreda

“La veta amorosa en “El cuerpo que tú iluminas” de Alejandro Romualdo”

Carla Vanessa

“Un ensayo poético sobre “Cámara lenta” de Alejandro Romualdo”

Roger Santivañez

LUGAR

CASA DE  LA LITERATURA PERUANA

ANCASH Nº 207, LIMA

(Centro histórico de Lima)

INGRESO  LIBRE

 

Afiche Miguel Lescano

Anuncios

SIN NOMBRE PROPIO (1973), “un contundente alegato”, MI POESÍA SEGÚN ANA MARÍA PORTUGAL

febrero 9, 2019 de 12:53 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

Entre las primeras notas que recibió la publicación de mi primer poemario, Sin nombre propio, Lima, 1973, se encuentra  esta publicada por la escritora y periodista Ana María Portugal en el diario La Nueva Crónica el domingo 1° de julio de aquel mismo año. La comparto ahora con renovada gratitud.

La poesía nunca dejará de ser ese testimonio inveterado de todo lo que acontece en el interior del poeta, supremo alquimista que tiene el poder de transmitir, no solo la belleza formal de un universo inefable y complejo, donde la palabra es cincelada, modelada y transformada, sino también de asumir la condición de portavoz universal de las miserias y los goces, de las esperanzas y los fracasos del género humano.

El poeta escribe desde su habitáculo interior. Nunca irá al acto creativo limpio de sus acosos, de sus angustias, de sus miserias. Todo lo que él crea está comprometido indesligablemente con su condición humana.  Un libro de poesía además de ser un oráculo, es la confesión, a viva voz, de una historia personal que, sin embargo,  trasciende para fundirse en miles de historias personales  que acontecen simultáneamente.  Todo esto lo volvemos a comprobar cuando abrimos un libro de poesía de calidad.  Nos ha ocurrido recientemente con un breve poemario titulado Sin nombre propio (1), de Sonia Luz Carrillo, poetisa de la nueva generación (éste es su primer libro).

La nota fundamental en estos breves versos, desnudos de todo alarde metafórico, está dada en el tema: un contundente alegato a favor de sus congéneres femeninas, las mujeres de esta época.

Contrariando la opinión de los editores que niegan a esta poesía toda vinculación con “el feminismo”, sostenemos que justamente Sonia Luz Carrillo, que escribe desde su ámbito de mujer, ha denunciado sin atenuantes, y usando el mismo lenguaje que emplearía una auténtica militante del “Woman Liberation”, la condición alienada de la mujer bajo el sistema capitalista: “Ella no sabe nada/ de arte/ ni de política/ Ella cada año/ pare un nuevo hijo./ Ella no saca para nada/ las delicadas narices del hogar”/.

Lo que pasa es que la palabra feminismo ha sido satanizada, y su sentido tergiversado  para beneficio, claro está, de aquellos que no quieren entender que la liberación de la mujer está implícita en el reconocimiento de sí misma como ser oprimido en función de la biología. Bueno, pero ese es otro problema que no vamos a discutirlo aquí.

Al arremeter contra los mitos fabricados por la sociedad, Sonia Carrillo bucea en el fondo de sus angustias,  inhibiciones, contándonos su peripecia cotidiana de esposa, madre y ciudadana, entidades que al fin y al acabo se funden en una, al descubrir descarnadamente cuánto cuesta ser mujer: “Tú te pones a escribir,/tú no te enteras que las tareas se amontonan,/ entonces se te acusa de loca o despiadada,/ se te arrojan palabras/ como pájaros heridos/ moribundos/ que luego serán/ carroña acumulada en tu memoria./ Más tarde se te acariciará/ y tún no tienes ningún deseo/ de hacer el amor./ Tú te sientes más cerca del horror de la guerra”.

Y luego se pregunta intrigada: “Dime Safo/ tú que también fuiste hembra/ e intentabas poesía/ ¿Fuiste también tenida/ en bello/ apetecible/ gran estorbo?.  Sin duda ninguna, este testimonio desgarrado pero valiente, lúcido y consecuente, convertido en poesía, representa un valioso aporte no solo para la literatura, también para la concientización femenina dentro del actual proceso de cambios.

  • “Sin nombre propio”, Sonia Luz Carrillo. Talleres gráficos Minerva. Editorial Causachum, Lima, 1973. Carátula Víctor Escalante.

En: Diario  La nueva Crónica, página editorial, Lima, domingo 1° de julio de 1973

Ana María Portugal

Periodista y escritora, se inició en la poesía publicando  Poemas (1960-61) y Mano de poesía (1962), Las celebraciones (1970).  Participó en diferentes eventos literarios realizados en Arequipa como el primer Festival de Poetas Jóvenes, la primera Feria de Arte y Poesía (1962), o el Certamen Poético Sur-peruano (1963). Integrante del grupo Poesía 64, fue corresponsable de la revista de literatura Homo. 

A partir de los primeros años de los 70’ realiza una intensa actividad periodística en diversos medios. En Lima, Integró en 1973 el primer movimiento feminista Acción para la liberación de la mujer peruana, y  desde entonces ha continuado su labor de reivindicación de los derechos de la mujer. Fue cofundadora en 1979, del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán. En 1978, junto a Esther Andradi, había publicado el libro Ser mujer en el Perú.  Como investigadora en temas de género, es autora de muchas e importantes trabajos acerca de la presencia en la historia de las mujeres peruanas y latinoamericanas.

Desde hace muchos años reside en Santiago de Chile donde tiene a su cargo la coordinación de Isis Internacional.

GRABADOS EN EL AGUA. MIS POEMAS

agosto 23, 2017 de 12:22 am | Publicado en Algunas fotos, Artículos sobre Literatura, Creación, MIS POEMAS, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Habla Sonia Luz

grabados.jpg

GRABADOS EN EL AGUA

esculpidos en el aire
extraviados
para siempre
dados por desaparecidos
entre el sueño
y la vigilia
rendidos
ante la desidia
y el cansancio
los magníficos
poemas
que no llego a escribir.

ESE PEQUEÑO ESPACIO

verso en penumbra
habitación cerrada
sutil sombra
que atrae
o pasa
inadvertida.

Ese pequeño espacio
al centro
de un poema
que nos reservamos
donde no permitimos que ingresen
ni lo violen
las miradas

TENUE Y DEFINITIVA

luz
que se filtra
entre las cortinas

así
la porfiada
fantasía
hecha tema
que se enseñorea
en el poema
hace frente
a la razón
y se acepta
feliz
al grabar sus señales.

ENTONCES…

La frente
sin ataduras
el pecho
tranquilo
propicio el rededor
ubicado
cada sonido
oportuna
la luz
precisos los aromas
plenas
las palabras,
las indispensables,
sopesada toda evidencia
la piel calma

entonces
el amor
el saber
o el poema.

En: Tierra de todos, Lima…

Ver la entrada original 6 palabras más

MAR DE LIMA, el mar que miro…o me mira

enero 23, 2016 de 11:10 pm | Publicado en Algunas fotos, Creación, Documentos, Miscelánea | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,
Atardecer, en Magdalena

Atardecer, en Magdalena. Verde, mar y cielo. Al fondo, las islas San Lorenzo y El Frontrón

Foto: Sonia Luz Carrillo.
Distrito de Magdalena del mar. Lima, Perú , enero 2016

GIOVANNA MINARDI, ACERCA DE ‘BALA PERDIDA’, minificción de Sonia Luz Carrillo

enero 16, 2016 de 12:49 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, Documentos, MI POESÍA SEGÚN ..., Miscelánea | 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

Librominardi

Giovanna Minardi, reconocida investigadora de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Palermo, Italia, publicó el año 2006 en Lima Breves, brevísimos. Antología de minificción peruana. Obra en la que aparece “Bala perdida”, microrrelato de mi autoría. Al año siguiente, en 2007, Minardi participó en el  XVI Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas realizado en París con el tema “La Minificción en el Perú”. De las Actas correspondientes reproduzco unos párrafos dedicados a mi breve texto.

La destacada poeta Sonia Luz Carrillo, que se ha iniciado desde hace poco a la minificción, en su brevísimo texto “Bala perdida” mezcla el tema de la violencia con el del comercio del sexo:

“La misma sucia esquina, como todas las noches. De improviso un rápido zumbido, un ardiente escozor. Interminable caída”

(En: Minardi 2006: 85).

Calle 1

El ritmo de la muy concisa e intensa narración es muy poético, se podría casi transcribir en versos –“La misma sucia esquina/ como todas las noches. / De improviso un rápido zumbido, / un ardiente escozor. / Interminable caída” –, en los que nótese la repetición de ciertas vocales y consonantes: en el primero y en el último verso predominan las vocales i y a, una abierta y una cerrada, junto a la presencia, en el primer verso, de la otra vocal abierta u, que se repite dos veces, y, en el ultimo, casi paralelamente, de la cerrada e, siempre dos veces.

Los lexemas son todos llanos, excepto la conclusiva caída, cuyo hiato subraya el significado “descendiente” del término. La remisión fónica y rítmica relaciona las palabras entre ellas, construye una serie de vínculos misteriosos entre éstas, dando así mayor relieve a cada palabra, exaltando y multiplicando sus significados.

Tenemos una estructura binaria en la elección de los adjetivos y los sustantivos: la carga semántica del epíteto sucia, reforzado por el adverbio misma, viene confirmada y “exaltada” en el adjetivo interminable del último verso y el significado del término esquina, que indica algo marginal, se “multiplica” en la caída final.

En la parte central de la narración predomina la vocal o y el ritmo es un poco más irregular (hay palabras llanas, una esdrújula y una aguda); el símbolo o es muy recurrente en signos que se refieren a realidades antitéticas, cuales vida y muerte, y, en efecto, la autora emplea lexemas bisémicos: el zumbido y el escozor son señales de algo en movimiento, remiten al sentido del oído y del tacto, pero en este contexto vehiculan un discurso de muerte, es decir se invierte, o por lo menos se trastorna, su perfil semántico: es un movimiento que lleva a un estatus estático, de inmovilidad.

La vida, moralmente misérrima y reiterativa, de esa anónima y emblemática prostituta viene drásticamente y repentinamente interrumpida por algo incidental y fugaz, cuyo efecto, sin embargo, es devastante y duradero, provocando su muerte. Es interesante notar como el adjetivo perdida en el título del texto, que se refiere a una bala no identificada, se relaciona estrechamente a la vida perdida de la mujer, en su doble sentido figurado y material: la comercialización de su cuerpo y la insensata tragedia final. No sabemos si esta bala perdida es producida por un acto de terrorismo, de todas maneras ella es sintomática de una situación de violencia, desorden, así como la triste existencia de la prostituta es sintomática de una realidad social dura e injusta.

Giovanna Minardi

Universidad de Palermo

LA MINIFICCIÓN EN EL PERÚ (Fragmento)

Actas del XVI Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas (2007c) Editores: Pierre Civil y Françoise Crémoux. En Centro virtual Cervantes (Recuperado el 15 de enero 2016)

http://cvc.cervantes.es/literatura/aih/pdf/16/aih_16_2_252.pdf

Lima, setiembre de 2013. Presentación de Miradas sobre el microrrelato y las fábulas de Augusto Monterroso. Casa de la Literarura. Giovanna Minardi y Sonia Luz Carrillo

Lima, setiembre de 2013. Presentación de Miradas sobre el microrrelato y las fábulas de Augusto Monterroso. Casa de la Literarura. Giovanna Minardi y Sonia Luz Carrillo

GIOVANNA MINARDI  es investigadora de lengua y literatura hispanoamericana de la Universidad de Palermo, Italia. Ha publicado, entre otras importantes obras: Julio Ramón Ribeyro y el cuento hispanoamericano (Ila, Palermo, 2003); traducido al español; Escritura y pasión. Antología de narradoras mexicanas del XX Siglo (Palermo, 1998); Cuentos, Antología de narradoras peruanas (Flora Tristan, El Santo Oficio, 2005). En el 2006,  Breves, brevísimos. Antología de minificción peruana. En setiembre de 2013, presentó en Lima  Miradas sobre el microrrelato y las fábulas de Augusto Monterroso.

Ha publicado, además diversas publicaciones de literatura hispanoamericana en revistas especializadas, participa en congresos internacionales y dicta cursos en diferentes países.

2015 y MI BLOG EN CIFRAS. Gracias, WordPress, gracias lectores!

diciembre 31, 2015 de 12:30 am | Publicado en Blogroll, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | 2 comentarios
Etiquetas: , , ,

Blog.Números emocionantes

COMO CADA AÑO, WordPress nos hace el regalo de la información acerca del número de visitas, lugares desde donde estas se han producido, preferencias de los lectores, etc. Una satisfacción renovada al comprobar de que , pese a que no estoy dedicando mucho tiempo a esta apasionante aventura de comunicación, ustedes, queridos visitantes, siguen llegando a este espacio. Mil gracias, en este caso CIENTO VEINTE MIL GRACIAS!
Introducción

¿DESDE DÓNDE LLEGAN A ESTE ESPACIO DE CONVERSACIÓN  que desde el 2006 quiere ser el lugar donde expongo mis asombros, perplejidades, algunas intuiciones y uno que otro hallazgo?

Países

PARA MI ASOMBRO!!
Y en reconocimiento y gratitud no quiero dejar de mencionar los países que el Informe anual me hace llegar:

Llegaron del Perú, México, España, Colombia, Argentina, Estados Unidos, Chile, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Guatemala, Francia, Italia, República Dominicana, El Salvador, Bolivia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Brasil, Paraguay, Puerto Rico, Alemania, Panamá, Reino Unido, Suiza, Unión Europea, Bélgica, Japón , Portugal, Países Bajos, Suecia, Australia, Cuba, Grecia, Rusia, Austria, Marruecos, Polonia, Finlandia, Irlanda, Rumanía, Israel, Noruega, Hungría, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Argelia, India, República Checa, Corea del Sur, Arabia Saudí, Islandia, Filipinas, Tailandia, Croacia, Andorra, Egipto, Pakistán, Bulgaria, Nueva Zelanda,  Guayana Francesa, Senegal, Surinán, Eslovenia, Curazao, Serbia, Catar, Indonesia, Ucrania, RAE de Hong Kong China, China, Omán, Líbano, Kenia, Kuwait, Guyana, Polinesia Francesa, Estonia, Haití, Armenia, Eslovaquia, Angola, Mónaco, Túnez, Azerbaiyán, Georgia , Gibraltar, Lituania, Mayotte, Taiwan, Malta, Guadalupe, Belice, Letonia, Albania, Sri Lanka, Caribe Neerlandés, Singapur, Santa Lucía, Irán, Malasia, Togo, Guinea Ecuatorial, Luxemburgo, Martinica, Togo, Botsuana, Benin, RAE de Macao China  y Sudáfrica.

En una muy halagüeña comparación, WordPress menciona que “el Museo de Louvre tiene 8.5  millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 120 mil veces en 2015. Si fuese una exposición en el Museo de Louvre, se precisarían alrededor de cinco días para que tods esa gente la visitase”.

Motivo de gratitud constante para con ustedes, queridos lectores.  Y , especialmente, motivo de renovado compromiso!

Feliz 2016, queridos lectores!

EL MAL INVOLUNTARIO en “CAVILACIÓN DEL CAMINANTE”. de CARLOS GERMÁN BELLI

septiembre 15, 2015 de 1:11 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, JARDIN DE DELICIAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,
Carlos Germán Belli y Sonia Luz Carrillo

Carlos Germán Belli y Sonia Luz Carrillo

Texto de mi exposición en el Congreso Internacional «Tradición, ruptura y modernidad en la poesía de Carlos Germán Belli» organizado por la Academia Peruana de la Lengua y realizado en la ciudad de Lima los días 27, 28 y 29 de abril de 2015

Siguiendo la constante línea del poetizar  los hechos aparentemente nimios y cotidianos, en  “Cavilación del caminante” Carlos Germán Belli  expone  una madura reflexión acerca de la fragilidad de todo ser vivo signado por  la inevitabilidad de la muerte y el mal involuntario  en un mundo sometido al  acabamiento. La noción del mal moral,  está vinculada desde siempre al de la libertad que se ejerce  no para hacer el bien, sino para buscar un fin egoísta que implica dañar a otros. Pero ocurre que acciones inocentes, cotidianas pueden entrañar el mal y esto es lo que enuncia poéticamente el texto de Carlos Germán Belli que paso a leer. 

Cavilación del caminante

Diariamente camino siempre

Por la faz del sublunar mundo

Para preservar la salud,

Y de preferencia en un parque

Donde plantas y animalillos

Viven codo con codo en paz;

Y por allí feliz discurro

Sin reparar que a unos seres,

Justo como yo en plena vida,

Involuntariamente piso.

Y a la verdad qué bien estoy,

Aunque rápido asesinándolos

A quienes acá abajo yacen

A rastras entre suelo y cielo

Sin poder esquivar la muerte

Que les llega así de improviso

Cuando alguien viene en dos zancadas

Y con la suela del zapato

Sin más ni más así deshace

Cada mínimo hijo de Dios.

He aquí la multitud de hormigas

Que dan el suspiro postrero

A causa de las mil pisadas

Del caminante cotidiano

En homicida convertido,

No queriéndolo, no, sin duda;

Mas tales son las circunstancias

En que un gigante humano mata

Al animalillo invisible

E inerme ante el andar ajeno.

Es el más inexplicable hecho,

Y por añadidura absurdo,

Que alguien por preservarse a fondo

—¡Tal como yo cada mañana!—

De un tajo la vida le siegue

A aquel que nunca daña a nadie

Ni a los imperceptibles seres;

Que el firmamento entonces caiga,

Igual que un castillo de naipes,

Sobre mí un mal día. Así sea.

En El alternado paso de los hados (2006)

El título 

Desde el título el poema “Cavilación del caminante” de Carlos Germán Belli, publicado en El alternado paso de los hados (2006), nos introduce con el uso de cavilaciones (Pensar con intención y profundidad. RAE) en el tono que regirá el poema: El  pensar intencionado  mientras se realiza una acción natural y cotidiana: una caminata.

Así, en cuatro estrofas de diez versos eneasílabos, irá exponiendo el discurrir de una conciencia ante hechos y ante existencias minúsculas, apenas perceptibles.

En torno a sus opciones discursivas, Belli declaró en una ocasión “Primero traté de hacerme de un lenguaje y, luego, de adueñarme de ciertas formas poéticas y metros: el endecasílabo en un primer momento; más adelante, el dodecasílabo y el alejandrino y, por último, el eneasílabo” (Belli  2011)

El hablante lírico

En “Cavilación del caminante”, la  voz que habla en el texto enuncia a través de un sumario relato, un hecho concreto: El paseo  rutinario de un personaje que tiene como motivación solo preservar  la salud  y que al paso  reconoce los efectos que esa inocente actividad puede acarrear.

Los temas

En la primera estrofa, segundo verso, nos sorprende con una referencia aristotélica.  La  caminata se realiza por “la faz del  sublunar  mundo”. Rápidamente recordaremos que en la cosmología de Aristóteles se trata de  nuestro mundo móvil y heterogéneo, caracterizado por la existencia de seres cuyos movimientos son finitos, es decir, tienen un principio y un fin, y rectilíneos, ya sea ascendentes o descendentes.

Este es el vasto mundo en  que el hablante lírico sitúa el fenómeno que se apresta a registrar. Un sujeto urbano transita por un parque donde plantas y animales viven en calma, el texto señala que “viven codo a codo en paz”,  hasta la irrupción del caminante, lo que les significa peligro y muerte.

El hablante poético repara de improviso que él “en plena vida” involuntariamente pisa y ocasiona la desaparición de minúsculos seres.

Aquí el tema principal está planteado: La presencia del mal involuntario.

La segunda estrofa, reitera la paradoja del bienestar del hablante “qué bien estoy”, mientras ocasiona  muerte: “Aunque rápido asesinándolos”. Es  fuerte el uso del verbo asesinar. Incluso podría sonar desmesurado.   Se trata de la conciencia de un lado, de la indefensión de los seres minúsculos “a rastras entresuelo y cielo” y  de otro, el poder de quien “sin más ni más así deshace / cada mínimo hijo de Dios”. La fragilidad de la vida, el carácter inevitable de la muerte  y,  otra vez, el mal involuntario.  La  acción humana conectada  con el  todo de la vida.  El bienestar de uno significando la destrucción de otros seres.

La tercera estrofa insiste en los anteriores temas pero surge  con mayor nitidez la noción de  dignidad de todo ser vivo que ya se había mencionado al llamar ‘hijos de  Dios’  a los pequeños animales.  “He aquí la multitud de hormigas que dan el suspiro postrero”. No es solo el condolerse ante  toda  disminución  o supresión  de vida, es la presencia de un atributo humano,  esa exhalación profunda, audible, que muchas veces comunica una emoción como la tristeza, o el darse por vencido, que es el suspiro.  La hormiga aparece humanizada y no hay ironía en el recurso, más bien una delicada piedad ante el pequeño ser que muere por la pisada de “un gigante humano convertido en “homicida”. El uso de esta palabra remarca la humanización del insecto.

La cuarta y última estrofa reitera los temas presentados desde los primeros versos: un hablante que insiste en explicar que es por preservar su salud que sale cada mañana a realizar un paseo  y  que toma consciencia de que  a  cada paso va sembrando la muerte. Califica el hecho como absurdo  porque la víctima es aquel que “nunca daña a nadie” y ahí añade otro tema que es el de la inevitable  punición que llegará para reparar en algo la injusticia: “Que el firmamento entonces caiga,/  Igual que un castillo de naipes,/  Sobre mí un mal día. Así sea.”

La lectura de este poema de penetrante contenido y enunciación transparente, cumple lo señalado por Mario Vargas Llosa que encuentra la poesía de Belli como una “expresión (tan) trabajada y singular, tan exquisitamente manierista, impregnada de vivencias, de pasión y sufrimiento, es un dramático testimonio de la vida cotidiana y las frustraciones, miserias, decepciones, quimeras y menudas ocurrencias, que el poeta exhibe con tanta impudicia como angustia,…” (Vargas Llosa 2011: 4)

El mismo autor, hablando del encuentro del lector con los textos de Belli, afima:

“cuando el lector aprende a descifrar sus claves y penetra en sus laberintos, nos revela los tesoros que se ocultan debajo de esas máscaras…una inmensa ternura, una piedad acendrada por la miseria moral y material de quienes sufren y son incapaces de resistir los embates de una vida que no entienden, que los sacude y derriba como un viento ciclónico o una marejada súbita. Piedad, humanidad, solidaridad con los que sufren, desde el mismo sufrimiento, bajo el oropel y los lamentos, un corazón que se desangra, gota a gota, y hace suyo el dolor que impregna al mundo: eso es lo que la poesía de Belli representa.” (Vargas Llosa 2011: 5)

En torno a las opciones de la poesía de Belli, Marco Martos observa su ubicación dentro de las grandes tendencias del arte en relación con la poesía moderna y afirmará que “Belli no es un poeta interiorista como contraste. Es un poeta de recogidos espacios que responde a una tendencia mundial a través de los siglos.” Recordará luego a los poetas de la antigüedad y hasta el siglo XIX con la presencia de Homero, Virgilio, Dante y Víctor Hugo, que registrarán en su poesía los grandes espacios hasta la llegada de Baudelaire, padre de la modernidad. Y dirá: “Belli pertenece a esta raza de poetas, la que nace de Baudelaire y mira los pequeños espacios y no los grandes horizontes.  ¿Y qué hay en el pequeño espacio de la poesía belliana? Hay mucho, el universo entero a través de las pequeñas formas…  (Martos 2012: 66-67)

Por  mi parte observo que las cavilaciones del caminante  acerca de los seres diminutos, tienen un antecedente directo en el poema “Oh padres, sabedlo bien…”  de Oh Hada cibernética (1962)

“Oh padres, sabedlo bien:

el insecto es intransmutable en hombre

más el hombre es transmutable en insecto

¿acaso no pensabais , padres míos

cuando aquí en el orbe sin querer matabais

un insecto cualquiera/ …

pues que pasado el tiempo

alguno de vuestros hijos

volveríanse en inermes insectos

un a pesar de vuestros mi esfuerzos

para que todo el tiempo

pesen y midan como los humanos?

Este poema, al igual que “Cavilación…”, coloca un tema  que se hará típico en la expresión artística de la modernidad: el desasosiego del sujeto moderno y urbano ante el quiebre de la relación hombre naturaleza. Como advierte Allan Silva, analizando la poética en Oh hada cibernética:

“… Garcilaso, Petrarca y Góngora escriben la modernidad desde sus remotos orígenes, ellos son anteriores, en cierto modo, al concepto de modernidad, donde la naturaleza y el ser humano no han experimentado la ruptura definitiva,…. La escritura de Belli, en cambio, pertenece a un momento en que la modernidad se asume como la crisis continua de la historia y la cultura, donde la Naturaleza ya se ha profanado y el desencantamiento del mundo es un largo proceso que bien puede desembocar en la enajenación”   (Silva 2006: 145)

Humanidad y transparencia  valores de la poesía de Belli resaltadas acertadamente por Miguel Ángel Zapata, quien dirá: “La hermosura en la poesía de Belli radica en su humanidad y experimentación con el lenguaje. Esta combinatoria hace de la poesía de Belli un artefacto complejo, profundo, y perdurable.”

El hablante poético de “Cavilación del caminante” enarbola un sentido de amorosa responsabilidad frente al mal que se ocasiona aun cuando este no se proyecte como voluntario. Con la aparente simplicidad de quien narra un hecho  rutinario, la caminata diaria, la mirada que escruta lo diminuto, lleva tal carga de significación que se constituye en potente alegato al valor de la vida, de toda vida. Gran poesía  que enseña a ver al trasluz de lo pequeño los grandes temas de todos los tiempos.

Bibliografía

Belli, Carlos Germán (2008) Poemas escogidos 1958-2006. Edición bilingüe. Traducción Rose Shapiro. Lima, Universidad Ricardo Palma

Pajares, Gonzalo (2011)   “He tratado de vivir en olor de poesía”, Entrevista a Carlos Germán Belli. Lima, Diario Perú 21, edición de 18 de octubre.

Martos, Marco (2012) “Carlos Germán Belli. Tradición y Modernidad”. En  En las fronteras de la poesía. Lima, Lápix editores

Silva Paredes, Allan (2006) “¿Otra arcadia perdida?: la poesía de Carlos     Germán Belli, entre la utopía y el hastío. Notas sobre ¡Oh Hada Cibernética!” En Escritura y Pensamiento, Año IX, N° 18, pp  137- 148 Lima: FLCH Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Vargas Llosa (2011) “Carlos Germán Belli. El poeta del Hada Cibernética” en Chasqui, El correo del Perú, Nº Año 12, número 22 Boletín Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lima,  Mayo de 2014

Zapata, Miguel Ángel (2008) “Carlos Germán Belli y la rotura del lenguaje habitual”, Revista digital   Ómnibus Nº 21  Año IV  julio
En línea: http://www.omni-bus.com/n21/belli.html

SONIA LUZ CARRILLO (UNMSM)

Tags: Carlos Germán Belli ,  El alternado paso de los hados, Poesía Peruana , Poesía Peruana de los años 50′ , Poetas peruanos, Cavilación del caminante , Sonia Luz Carrillo

A FUERZA DE FUNDIRTE EN LA DISTANCIA. PRONOMBRES EN DIÁLOGO EN ‘MASCARÓN DE PROA’ poemario de JORGE NÁJAR

agosto 30, 2015 de 12:36 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Miscelánea, Noticias y demás... | 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

El poeta y narrador peruano Jorge Nájar publicó en París, ediciones Folle Avoine, en el año 2006, su libro Figure de proue (Mascarón de proa)  poemario bilingüe con la traducción al francés de Michele Lefort.   Al año siguiente presenté el libro en Lima y con ese motivo realicé  el estudio que ahora difundo convencida de la calidad de la obra y la necesidad del  permanente abordaje a los textos  que, como en el presente caso,  constituyen un trabajo exigente y persistente con la expresión poética.

Mascarón d proa

“Los pronombres son como máscaras, en algunos casos te pones la máscara del “yo” y en otros la del “tú”, porque la poesía suele pecar de autorepresentación”. (Entrevista al autor publicada en LA REVISTA CARETAS, Lima, 13 de abril , 2007)

Por qué Mascarón de proa?

La curiosidad sobre el título me llevó a buscar información sobre los mascarones de proa. Sabía -por cierto – que eran aquellas enigmática figuras que adornaban los barcos egipcios, griegos, romanos y de otros pueblos de la antigüedad pero ahora sé ellas eran colocadas tanto para embellecer la nave como para que el barco pudiese encontrar el camino más seguro sobre el mar.

Regreso a  Mascarón de proa  luego de ocho años. Presenté Formas del delirio, que lo incluía, en 1999. Ahora vuelvo a propósito de su reciente edición bilingüe en traducción y nota de Michele Lefort.  Siempre que uno regresa a un texto lo hace con las nuevas lecturas y vivencias. El texto aparentemente es el mismo sin embargo la mirada  se dirige a otros ámbitos. El lector o la lectora ha vivido y  ha visto vivir, siendo el mismo ya no es igual.

Decía en ese entonces que en el apartado dedicado a este conjunto  se hallaba “Destierro y soledad de caminos extraviados aparecen aquí como la condición de la libertad, la autonomía.”.  Es cierto pero ahora quiero exponer el resultado de  mi nuevo buceo en estos y otros aspectos.

Ahora propongo que nos detengamos en la forma como la voz representada en la escritura  se distancia, dialoga con un interlocutor o habla  de sí mismo nombrándose  en tercera persona. En Mascarón de proa  llama la atención  la insistencia en el uso de la segunda persona, el uso del tú como recurso de extrañamiento para aclarar hechos, circunstancias  y sobre todo sentires. Se trata de un diálogo y  presupone interlocutores que al representarlos pueden ser objetivados.

De los 26 poemas que conforman el libro en 17 la voz poética se dirige a un tú textual casi de manera exclusiva. En cinco el texto se construye en tercera persona, en dos poemas aparece de manera predominante la primera persona del plural (nosotros)  y en dos la primera en singular.  Aunque existen texto como el poema “Allí donde vivimos”  en el que se intercalan las voces en uso de los tres pronombres.

La figura del autor, la construcción de la voz  que enuncia es trabajada de manera consciente en la pluralidad de voces. Este juego de voces es advertido por una entrevistadora que, hace unos días,  le plantea la pregunta al poeta.  Nájar responde: “Los pronombres son como máscaras, en algunos casos te pones la máscara del “yo” y en otros la del “tú”, porque la poesía suele pecar de autorepresentación. Entonces, ¿cómo salir de eso? Justamente, desplazando las voces.”.

Fiel a la poesía conversacional el discurso coloquial en Mascarón de proa  significaría la intención de recuperar  la oralidad para el texto que represente  con eficacia a los nuevos sujetos y circunstancias  Al uso de las distintas  voces, a la polifonía textual,  se le encarga la función de representar la complejidad de la experiencia humana. En el caso de la poesía de Nájar este punto es señalado por Ibico Rojas en la presentación de Formas del delirio (Rojas, 1999:11)

El pronombre actúa como simulacro del hablante real. El mismo autor ha señalado que se trata de sus máscaras.  Es conciente de este uso para reflejar la capacidad de autorreflexividad que ilustra el conjunto.

Sujeto poético multiplicado porque los referentes a los que alude los juzga plurales? Veamos algunos casos. Por ejemplo, el de “Yaraví”, poema narrativo con ecos de Melgar en el que el juego de pronombres  intensifica el presente del poema

“En el horizonte el volcán humeaba el oro del recuerdo como esta voz entona ahora melodías de antaño/ Y tú lloras, cantor de yaravíes, ante el pelotón de fusilamiento/

Como esta voz – en la que ebrio estás- porque el mundo ha vuelto a ser hoguera de purificaciones”. “Esta voz” no es otra que la del presente. El hablante del poema se define por la voz.

En todo producto estético la relación con el entorno, con la vida y con los propios sentimientos y por supuesto la representación y autorepresentación a que da lugar está transida de elementos culturales y de época. El mundo emocional, los dolores y desánimos o los instantes iluminados por el amor o el placer siendo íntimos al ser objetivados ponen de manifiesto una serie de características que inscriben al individuo creador como hombre, mujer, con una determinada formación y todo esto se produce por la elección y combinación de los recursos lingüísticos.

Las señales de pertenencia a una comunidad imaginada (Anderson, 1991: 23) aparecen nítidas, por ejemplo,  en “Ciudad al atardecer” donde la ciudad referida, el Cuzco, es identificada con la iconografía más difundida de Túpac Amaru en la versión del artista Jesús Ruiz Durand. “Un sombreo aludo le da horizonte a tu noble frente, entre el cielo enorme y las montañas que estornudan”… “los pliegues de tu corbata cuelgan en el vacío de la noche” (…) “Tus negrísimos ojos disparan resplandores”  dice el poeta y más adelante marca la filiación “Y por ahí se hunden en el polvo de esta tierra nuestra”. El tú externo  e histórico queda en suspenso. La mirada se actualiza: “en el valle sólo quedan hogueras, el cuerpo de un puma al acecho – la ciudad tempestuosa en la pureza del aire; pero bella en sus rencores y hermosa en sus maldades”.

El mismo autor, en la entrevista que menciono y que me ha ahorrado mucho el trabajo, responde, ante la pregunta

-“Hace buen tiempo decías que la búsqueda de la propia voz es la aventura eterna del poeta. ¿Sigues en esa aventura?

“La voz… la voz a ti debida, poema de Salinas. La voz se la debemos a otro. En ese caso él reconoce que la voz le viene de ella. Hay quienes tienen varias voces. Yo soy uno de ellos. O sea, hay quienes la encuentran de una vez y para siempre, y hay quienes estamos siempre buscándonos. Y la búsqueda es sufrimiento”.

No es casual que cite al poeta español  Pedro Salinas de  La voz a ti  debida donde proclama su alegría por “vivir en los pronombres”. Tampoco es casual que identifique encontrar la voz como encontrarse el sujeto en medio de un laberinto de voces. Concepto que también trae a la memoria el “Yo soy otro” de Rimbaud.

Mascarón de proa  tendría así a los tripulantes de esta nave poética  jugando sagazmente con las máscaras de la representación en búsqueda de un encuentro.

A propósito, Pedro Cerezo Galán en Las máscaras de lo trágico. Filosofía y tragedia en Miguel de Unamuno, bajo el subtítulo “Las máscaras y el espejo” advierte, respecto a la obra de Unamuno que ante la muerte de Dios decretada por la modernidad occidental la “agonía interior” la “tensión entre el yo interno y el externo se agudiza”. “La voz y la mirada del Otro son sustituidas por las de los incontables otros, los otros como uno mismo, en cuyo laberinto y juego de espejos corre riesgo de naufragar la identidad del yo”.  En palabras de Cerezo surge un nuevo flanco de tensión entre yo y los otros.  (Cerezo, 1996: 591-592)

Como recuerda Unamuno, y Cerezo cita, persona quiere decir máscara y el autor lo es en tanto actúa. Para Unamuno el yo laberíntico entraña agonía, y  dirá “Me desentraño en lucha con el otro/ el que me creen…/ y en esta lucha estriba mi comedia” (Soneto “Hecho teatro de mí propio vivo” citado por Cerezo Gala, p. 593).

Esta lucha se emparenta con lo expresado por el autor de Mascarón de proa como una búsqueda que es sufrimiento. Afirmación que ayuda a discernir sobre la ubicación del emisor textual, por ejemplo,  del poema “Cantar de truhanes”. Luego de imágenes de devastación, llama la atención sobre  “El perro que alguna vez todos creyeron haber visto aplastado en medio de la carretera sigue ladrando”. Violenta imagen portadora de la noción de triunfo por encima de la percepción, descalificadora de    “todos”, es decir,  los otros.

En “Cazador en la nieve” la figura es la del cazador que avanza entre “árboles martirizados por la nieve” sin importarle el paisaje objetivo, mientras se dice “Sólo miras hacia adentro de la torre de luces que eres, los ríos invisibles, mares, océanos que se mueven a tu paso.” Texto que nos da pistas acerca de las razones de este hablar a otro desde sí mismo. El desarraigo profundo, un vivir  a dos tiempos simultáneamente una realidad objetiva  y otra, muy otra, en el interior de la conciencia.

Se trata de una insistente bilocación. Por eso en el poema el hablante se refiere a “la sombra que cae desde ti hasta ti mismo”. Y emerge aquí el tú de la memoria. El sujeto poético se ve en la infancia, en los eventos y con los personajes familiares. El espacio de la memoria tiene muy poco que ver con el espacio inicialmente referido. “En tu memoria las gentes que amaste y aún buscas” dice y sigue ilustrando “toda la infancia, las grandes comilonas del verano al pie de árboles frondosos./ El fuego ardiendo en los deliciosos cuerpos de tus primas debajo de sus rústicas faldas”.  En medio de un paisaje de nieve la memoria actualiza “todo el goce adolescente entre la hierba de los prados donde otra vida, usos y colores, ajenos y tuyos, te iluminan y brillan”.

El exilio o el destierro es una constante en la poesía de Jorge Nájar tal como lo remarqué hace unos años y lo tengo publicado. El extrañamiento que impone queda conmovedoramente expuesto en “Paisaje apátrida”  que habla de “la desnuda memoria de lo que fuiste: caminante, como aquel juglar difuso en el paisaje”.

Un caminante que se identifica con los desplazados de la tierra de origen y que caracteriza como “gentes sin frontera” y se pregunta  “¿Expulsado de la tierra? ¿Condenado a ser un pobre diablo?”.   El exilio se percibe  como pérdida irremediable “la armonía de la infancia ardió una tarde de tus ausencias y ahora ya ni cenizas en la memoria” . Sin embargo, este yo se aferra a la persistencia de los “retratos de familia, máscaras de conversos alados y apátridas reluciendo en medio de otro mundo”.

En ese nuevo espacio, mencionado como otro mundo, el sujeto del discurso expresa un diálogo siempre difícil con la historia. La personal y la colectiva. En “Contracanto” se describe  “En el oro pálido del invierno, el noble perfil del huaco contempla al creador humeando distancias” Otra vez la oposición frío, invierno,  al lado de la memoria de distinta temperatura, humeante. Habla la figura que más que interrogar increpa  al sujeto “¿Qué has hecho de la gloria de vivir? ¿Te hundiste en infiernos invisibles sacándole brillo a la historia?”.

Luego hay una referencia al pasado común, al de las coplas que cuestionaban el actuar de los que llegaron a estas tierras caracterizados por “los capitanes”.  “seguro que todo comienza con las coplas que reclamaban las cabezas de los capitanes”.  Continúa el tono de reproche “Extraes del pasado sólo pajas para nutrir hogueras sin destino”. Y luego la recomendación “Húndete en los carbones de tu propia historia y allí verás, al borde de las hecatombes, en el aferrado puño de tus neuronas, antorchas de diamante cristalino”.

El discurso del huaco, figura que rememora lo ancestral, ante el creador continúa   con dureza “¿Pergeñando cantos has limpiado tu conciencia que sólo oye derrumbe de guijarros a orillas del mar que te habita?”  Y termina con una recomendación final “Avanzando por los precipicios del aire adivinarás lo que te espera el día de tu encuentro con la inmensidad”.

El poema que sigue, “Hogueras”, se constituye en una variación sobre el tema. Pero ahora será la ajenidad frente a vestigios del pasado. “Quedan aún unas tallas en las que ya no te reconoces”. Y sigue mencionado signos en la arcilla y también “un muro invisible separando, uniendo a los idos de los que quedáronse aferrados a la tierra”. La oposición entre los que migraron y los que permanecieron no es definitiva. Los signos de pertenencia quedan impregnando los “adentros”. Por eso aparece el símbolo de “La bandera de los reinos, sueño, quimera, anclada en tus adentros”.

Para abundar se menciona los lienzos profusamente decorados y más adelante “La fortaleza de senderos perfectos donde reposarán los que fuiste abrazados a la tierra cuando tú ya no estés en ninguna parte”. Bandera, antepasados, diversas circunstancias van conformando al sujeto individual. Y este conjunto de símbolos de pertenencia  trascienden el breve paso de una existencia.

Son conmovedoras y poderosas las imágenes finales. Se reconoce el doloroso papel  de la memoria. “Cada quien adora los fulgores que le hacen polvo” vale, tal vez decir, que lo desmoronan, lo golpean. Y continúa “Y a fuerza de buscarlo, el diamante de la destrucción”. Termina el poema constando los riesgos que impone el recuerdo: “Cada quien al atizar el fuego se consume en las cenizas”.

Exilio como espacio idealizado para la creación

Mascarón de proa, trae el poema “¿En pos de qué?”. Se inicia con una referencia a la isla de Hiva Oa, la isla de Las Marquesas donde murió Gauguin. Y el poema insiste de manera inquietante en ese bucear de las razones del exilio. En él la voz poética ‘narra’ la circunstancia de un personaje mencionado como ‘el pintor’, ‘el genio’, a la manera de un narrador omnisciente y dice de él: “todavía sueña en su exclusivo amor por el arte”. Luego se establece un cambio, el tono se hace coloquial. La voz poética ahora se dirige al personaje y explica: “Y piensa: Viajaban antaño tus padres buscando especias, en pos del oro, para entrar íntegros en el paraíso”.

Y lo que sigue es sumamente expresivo.

“Tú mismo lo has dejado todo a lo largo de los caminos hacia la manigua de tus adentros”.  La búsqueda aquí tiene la razón de la libertad, la autonomía.

-“¿Y qué ves? ¿Las raíces de tu existencia?

El hombre primitivo escapado de la historia y sus conflictos. El hombre feliz sin  nadie que le dicte una vida descalabrada en la rutina”.

La idea de autonomía y libertad se remarca con ese librarse de los dictados ajenos a la voluntad.

“- ¿Y sobre todo por qué te has ido?

¿Por un imposible espacio para la serenidad cuando nos convertimos en víctimas de nuestros propios temperamentos?”

“Te has ido porque ya no podías con los tuyos, sus tradiciones y el respeto a las leyes de colores y perspectivas”.

La felicidad o la serenidad pasa por la ruptura con los atavismos y los condicionamientos culturales que no permiten el despliegue del sujeto individual. Cúmulo de circunstancias que generan el propio desasosiego, por eso continúa: “Y porque en medio de esa modorra ya ni siquiera podías contigo mismo.”

La ajenidad, el exilio son sinónimos de plenitud: “Te has ido porque no vivías en el espacio que te cedían. Y te has ido para siempre”. Destierro y soledad de caminos extraviados aparecen aquí como condición de libertad y autonomía.

Hay otros temas a los que seguirles la pista en Mascarón de proa. No me detendré en cada uno de ellos. Sólo quisiera mencionar la presencia de la mujer expresada en dos nombres. Mercedes, añoranza por el amor  perdido o contrariado y Nausicaa, la acogedora “hija de estas costas que te salvó del naufragio… armada con la belleza de sus ojos negros”. La de los labios siempre hermosos para el placer y la injuria”

Hacia lo indescriptible

Para terminar quiero hacerlo con el poema que cierra el libro. “Hacia lo indescriptible”  exposición de lo que no puede aún ser atrapado por la palabra pero se presiente o se sueña.

El pronombre que inicia el primer verso es el plural de la primera persona y ese “nosotros” amplía el registro. “Necesitamos un rincón para ajustar los tornillos de esa carroza que está por desbarrancarse”.  Y prosigue: “Necesitamos algo que nos permita evolucionar en el recinto estrecho en el que nos entrechocamos con los viejos trastos”.

Reciento estrecho resuena aquí como todo lo que no deja expandir el libre vuelo vital y creador. Por eso será necesario dar un paso “adentro”.

La voz en el poema dirá: “Hacia lo indescriptible allí donde Dios mora./  Y silencioso llegas al fondo del abismo/ … a fuerza de fundirte en la distancia has abolido el espacio. / Vienes del aire y sólo estás de paso hacia lo indescriptible”.

En La poética del espacio, Gastón  Bachelard  habla de la inmensidad interior: “La inmensidad está en nosotros. Está adherida a una especie de expansión de ser que la vida reprime”  Y afirma que el arte, como producto del ser imaginante, por la vía del ensueño conduce a la conciencia de engrandecimiento y así somos “promovidos a la divinidad del ser admirante” (Bachelard, 2001: 220-21).

Abolidos los estrechos espacios, el plural nosotros, es consecuente con la búsqueda de lo que aún no se ha nombrado, lo inmenso.  El Mascarón de proa adquiere así nueva resonancia, no sólo embellece la nave sino que propicia el camino seguro para avanzar sobre  el abierto mar.

Fuentes

Anderson, Benedict. (2000) Comunidades imaginadas. Fondo de Cultura Económica, México, Argentina

Bachelard, Gastón. (2001) Poética del espacio. Edición en español. Sexta reimpresión. México, Fondo de Cultura Económica

Cerezo Gala, Pedro. (1996) Máscaras de lo trágico Filosofía y tragedia en Miguel de Unamuno. Madrid, Editorial Trotta

Nájar, Jorge. (2006) Figure de proue. Tradución de Michele Lefort. París, ediciones Folle Avoine,

Rojas, Ibico. (1999)  “Presentación” En: Formas del delirio. Obra poética 1969 -1999 de Jorge Nájar. Lima, Editorial San Marcos.

En Lima, dialogando con el poeta, el narrador, el amigo. Sonia Luz Carrillo y Jorge Nájar (2013)

En Lima, dialogando con el poeta, el narrador, el amigo. Sonia Luz Carrillo y Jorge Nájar (2013)

 Tags: Jorge Nájar , Michele Lefort , Mascarón de proa , Poesía peruana, Sonia Luz Carrillo

REPORTE ANUAL DE HABLA SONIA LUZ. GRACIAS AMIGOS!

enero 2, 2014 de 2:58 am | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, Documentos, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: ,

Reporte

Como cada año,  Wordpress me hace llegar  las cifras  de lectoría  y  preferencias producidas  a  lo largo del año.  En  esta  ocasión  y  pese  a  que  no he  dedicado  el tiempo  que en anteriores años  dedicaba  a la actualización del  blog,    las cifras  son  nada desdeñables  y eso  se lo debo  a ustedes  queridos lectores y lectoras.   Quedo  deudora  de  su gemtil compañía  a  lo largo  de 2013.  Feliz  Nuevo Año!
Aquí  las cifras.  Mil gracias!

BLOGBLOG

El  REPORTE ANUAL  se puede ver aquí
https://hablasonialuz.wordpress.com/2013/annual-report/  y  tiene  como Presentación  el  texto  que sigue
 

¡Números emocionantes!

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 130.000 veces en 2013. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 6 días para que toda esa gente la visitase.

En 2013 hubo 47 artículos nuevos, aumentando el archivo completo de este blog a 838 artículos. Hubo169 imágenes subidas, ocupando un total de 46 MB. Eso es cerca de 3 imágenes por semana.

El día más movido del año fue abril 22   con 1.140     visitas.

El artículo más popular del día fue DÍA DEL IDIOMA, CERVANTES Y EL QUIJOTE A TIEMPO Y A DESTIEMPO. (Hasta el momento y desde  abril de 2008, este post ha sido visto  74,353 veces).

Tendría  que  agregar  que  hasta  el  momento de  escribir  estas líneas   las  visitas  totales al blog  suman  1.220.496!  (Un millón docientos veinte mil cuatrocientos  noventa y seis visitas).

Ente otros posts   muy   visitados  se encuentra, por ejemplo

LAS CAMPANAS DOBLAN POR TI. POEMA DE JOHN DONNE  que a la fecha registra  45,510 visitas.

Me  parece  muy  estimulante lo   que  el Informe  señala  en  torno  a la  procedencia de  los  visitantes:
” ¡Eso es un total de 119 países!
Países principales: Perú, México, y España”.

Es  muy grato  saber, por  ejemplo,  que  63   lectores  visitan  el blog  desde Australia,  32  lo  hacen desde  Rusia; de  EEUU, 6,814;  de Argentina,  9,489; de  Brasil 509; de  Alemania  436,  etc.

Tags: Habla Sonia Luz , Reporte anual del blog , Blog Sonia Luz Carrillo  ,  Actividad+blogs

POESÍA ESENCIALISTA… MI POESÍA SEGÚN CARMEN OLLÉ

noviembre 25, 2013 de 12:16 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, MI POESÍA SEGÚN ..., MIS POEMAS | 1 comentario
Etiquetas: ,
Carmen Ollé  y  Sonia Luz Carrillo Feria  del  Libro,   Lima, 3 de julio de 1998

Sonia  Luz  Carrillo y   Carmen Ollé. Presentación de mi libro  Las frutas  sobre la mesa.
Feria del Libro, Lima, 3 de julio de 1998

En  el  año 1998  publiqué  mi poemario  Las frutas sobre la  mesa y  fue  presentado  en  la  Feria Internacional del libro,  el  3  de julio,   por la notable poeta  peruana Carmen Ollé.   Tal  como vengo haciendo  con  otros autores que se han  acercado  a mi trabajo poético  y  formulado  los conceptos que  les ha suscitado, reproduzco hoy  con gratitud  su  penetrante texto.

POESÍA ESENCIALISTA

las frutas.sobre.la.mesa

Poesía esencialista que no hace concesiones a la retórica es la que encontramos en La frutas sobre la mesa de Sonia Luz Carrillo.

Una intuición que se vuelve asombro y transforma en palabras lo inasible con gran poder de síntesis. Ritmo y melodía interior  que va configurando un estado de ánimo melancólico / contemplativo.

No se trata de poesía coloquial ni exteriorista, Sonia Luz Carrillo no trabaja tampoco el efectismo. Su impacto en el lector es otro: como una gota de agua que va horadando la superficie de la piedra (esta realidad dura/ hostil) para darle forma a través de su mirada escalpelo.

“Instantánea”, por ejemplo, de Las Frutas  sobre la  mesa, segunda sección del libro, es para mí un excelente y bello poema por su impecable formato y motivaciones psicológicas, producto de  una visión que trasciende  el detalle cotidiano: este conjunto de frutas sobre la mesa, a manera de los buenos y sugerentes poetas orientales.

Al margen de las modas imperantes, de las reivindicaciones de uno y otro sector social, lo que Harold Bloom llama escuela del resentimiento (lacanianos, feministas, etnohistóricos, deconstructivistas), Sonia Luz Carrillo trabaja como una orfebre  para aprehender la esencia de las cosas. Ella nos abre un camino hacia el mundo interior, hacia el lado oscuro del saber, y muestra así el aprendizaje de la escritura en soledad.

El producto es de  una gran coherencia semántica que yo resumiría en una sola idea: Extrañamiento.

La idea del extrañamiento pone en cuestión el vértigo de estos tiempos de ligereza a fin de siglo, la fragilidad del presente, y reconstruye la idea metafísica de la realidad, algo que resulta paradójicamente saludable en medio del mosaico de irrealidades que vivimos. La poesía como portadora de una vida futura posible. Siento que esa es la esperanza que nos transmite la poesía de Sonia Luz Carrillo en Las frutas sobre la mesa.

Carmen Ollé. 3 de julio de 1998

Presentación del libro Las frutas sobre la mesa

Lima, Arte reda, 1998

Portada  y  viñetas;  cuidado de la edición,  Víctor  Escalante

 

CARMEN  OLLÉ

Poeta, narradora y ensayista, nació en Lima, 1947;   estudió Educación en la Especialidad de Lengua y Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).  Entre sus  obras  se  cuentan   el poemario Noches de adrenalina (Cuadernos del Hipocampo, Lima, 1981; Lluvia Editores, Lima, 1993; Tierra Firme, Buenos Aires, 1994), el estudio Aproximación a la Generación del 50 (crítica) (Dirección Universitaria de Investigación de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, Lima, 1983),   el libro Todo orgullo humea la noche (poesía y prosa) (Lluvia Editores, Lima, 1988), la novelas ¿Por qué hacen tanto ruido? (Flora Tristán, Lima, 1992; Editorial San Marcos, Lima, 1997), Las dos caras del deseo (Editorial Peisa, Lima, 1994), Pista falsa (El Santo Oficio, Lima, 1999),Una muchacha bajo su paraguas (El Santo Oficio, Lima, 2002) y Retrato de una mujer sin familia ante una copa (Peisa, Lima, 2007), la antología Poemas de sor Juana Inés de la Cruz (Fondo de Cultura Económica, México, 1996),  entre  otras.

VER: http://escritoresdelpais.blogspot.com/2012/04/carmen-olle.html

TAGS:  Poesía+Sonia+Luz+Carrillo  , Carmen+Ollé ,  Las+frutas+sobre+la+mesa ,  poemas+Sonia+Luz+Carrillo Poesía+peruana   , Sonia+Luz+Carrillo

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.