EL MAL INVOLUNTARIO en “CAVILACIÓN DEL CAMINANTE”. de CARLOS GERMÁN BELLI

septiembre 15, 2015 a las 1:11 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura, Creación, JARDIN DE DELICIAS, Miscelánea, Noticias y demás... | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,
Carlos Germán Belli y Sonia Luz Carrillo

Carlos Germán Belli y Sonia Luz Carrillo

Texto de mi exposición en el Congreso Internacional «Tradición, ruptura y modernidad en la poesía de Carlos Germán Belli» organizado por la Academia Peruana de la Lengua y realizado en la ciudad de Lima los días 27, 28 y 29 de abril de 2015

Siguiendo la constante línea del poetizar  los hechos aparentemente nimios y cotidianos, en  “Cavilación del caminante” Carlos Germán Belli  expone  una madura reflexión acerca de la fragilidad de todo ser vivo signado por  la inevitabilidad de la muerte y el mal involuntario  en un mundo sometido al  acabamiento. La noción del mal moral,  está vinculada desde siempre al de la libertad que se ejerce  no para hacer el bien, sino para buscar un fin egoísta que implica dañar a otros. Pero ocurre que acciones inocentes, cotidianas pueden entrañar el mal y esto es lo que enuncia poéticamente el texto de Carlos Germán Belli que paso a leer. 

Cavilación del caminante

Diariamente camino siempre

Por la faz del sublunar mundo

Para preservar la salud,

Y de preferencia en un parque

Donde plantas y animalillos

Viven codo con codo en paz;

Y por allí feliz discurro

Sin reparar que a unos seres,

Justo como yo en plena vida,

Involuntariamente piso.

Y a la verdad qué bien estoy,

Aunque rápido asesinándolos

A quienes acá abajo yacen

A rastras entre suelo y cielo

Sin poder esquivar la muerte

Que les llega así de improviso

Cuando alguien viene en dos zancadas

Y con la suela del zapato

Sin más ni más así deshace

Cada mínimo hijo de Dios.

He aquí la multitud de hormigas

Que dan el suspiro postrero

A causa de las mil pisadas

Del caminante cotidiano

En homicida convertido,

No queriéndolo, no, sin duda;

Mas tales son las circunstancias

En que un gigante humano mata

Al animalillo invisible

E inerme ante el andar ajeno.

Es el más inexplicable hecho,

Y por añadidura absurdo,

Que alguien por preservarse a fondo

—¡Tal como yo cada mañana!—

De un tajo la vida le siegue

A aquel que nunca daña a nadie

Ni a los imperceptibles seres;

Que el firmamento entonces caiga,

Igual que un castillo de naipes,

Sobre mí un mal día. Así sea.

En El alternado paso de los hados (2006)

El título 

Desde el título el poema “Cavilación del caminante” de Carlos Germán Belli, publicado en El alternado paso de los hados (2006), nos introduce con el uso de cavilaciones (Pensar con intención y profundidad. RAE) en el tono que regirá el poema: El  pensar intencionado  mientras se realiza una acción natural y cotidiana: una caminata.

Así, en cuatro estrofas de diez versos eneasílabos, irá exponiendo el discurrir de una conciencia ante hechos y ante existencias minúsculas, apenas perceptibles.

En torno a sus opciones discursivas, Belli declaró en una ocasión “Primero traté de hacerme de un lenguaje y, luego, de adueñarme de ciertas formas poéticas y metros: el endecasílabo en un primer momento; más adelante, el dodecasílabo y el alejandrino y, por último, el eneasílabo” (Belli  2011)

El hablante lírico

En “Cavilación del caminante”, la  voz que habla en el texto enuncia a través de un sumario relato, un hecho concreto: El paseo  rutinario de un personaje que tiene como motivación solo preservar  la salud  y que al paso  reconoce los efectos que esa inocente actividad puede acarrear.

Los temas

En la primera estrofa, segundo verso, nos sorprende con una referencia aristotélica.  La  caminata se realiza por “la faz del  sublunar  mundo”. Rápidamente recordaremos que en la cosmología de Aristóteles se trata de  nuestro mundo móvil y heterogéneo, caracterizado por la existencia de seres cuyos movimientos son finitos, es decir, tienen un principio y un fin, y rectilíneos, ya sea ascendentes o descendentes.

Este es el vasto mundo en  que el hablante lírico sitúa el fenómeno que se apresta a registrar. Un sujeto urbano transita por un parque donde plantas y animales viven en calma, el texto señala que “viven codo a codo en paz”,  hasta la irrupción del caminante, lo que les significa peligro y muerte.

El hablante poético repara de improviso que él “en plena vida” involuntariamente pisa y ocasiona la desaparición de minúsculos seres.

Aquí el tema principal está planteado: La presencia del mal involuntario.

La segunda estrofa, reitera la paradoja del bienestar del hablante “qué bien estoy”, mientras ocasiona  muerte: “Aunque rápido asesinándolos”. Es  fuerte el uso del verbo asesinar. Incluso podría sonar desmesurado.   Se trata de la conciencia de un lado, de la indefensión de los seres minúsculos “a rastras entresuelo y cielo” y  de otro, el poder de quien “sin más ni más así deshace / cada mínimo hijo de Dios”. La fragilidad de la vida, el carácter inevitable de la muerte  y,  otra vez, el mal involuntario.  La  acción humana conectada  con el  todo de la vida.  El bienestar de uno significando la destrucción de otros seres.

La tercera estrofa insiste en los anteriores temas pero surge  con mayor nitidez la noción de  dignidad de todo ser vivo que ya se había mencionado al llamar ‘hijos de  Dios’  a los pequeños animales.  “He aquí la multitud de hormigas que dan el suspiro postrero”. No es solo el condolerse ante  toda  disminución  o supresión  de vida, es la presencia de un atributo humano,  esa exhalación profunda, audible, que muchas veces comunica una emoción como la tristeza, o el darse por vencido, que es el suspiro.  La hormiga aparece humanizada y no hay ironía en el recurso, más bien una delicada piedad ante el pequeño ser que muere por la pisada de “un gigante humano convertido en “homicida”. El uso de esta palabra remarca la humanización del insecto.

La cuarta y última estrofa reitera los temas presentados desde los primeros versos: un hablante que insiste en explicar que es por preservar su salud que sale cada mañana a realizar un paseo  y  que toma consciencia de que  a  cada paso va sembrando la muerte. Califica el hecho como absurdo  porque la víctima es aquel que “nunca daña a nadie” y ahí añade otro tema que es el de la inevitable  punición que llegará para reparar en algo la injusticia: “Que el firmamento entonces caiga,/  Igual que un castillo de naipes,/  Sobre mí un mal día. Así sea.”

La lectura de este poema de penetrante contenido y enunciación transparente, cumple lo señalado por Mario Vargas Llosa que encuentra la poesía de Belli como una “expresión (tan) trabajada y singular, tan exquisitamente manierista, impregnada de vivencias, de pasión y sufrimiento, es un dramático testimonio de la vida cotidiana y las frustraciones, miserias, decepciones, quimeras y menudas ocurrencias, que el poeta exhibe con tanta impudicia como angustia,…” (Vargas Llosa 2011: 4)

El mismo autor, hablando del encuentro del lector con los textos de Belli, afima:

“cuando el lector aprende a descifrar sus claves y penetra en sus laberintos, nos revela los tesoros que se ocultan debajo de esas máscaras…una inmensa ternura, una piedad acendrada por la miseria moral y material de quienes sufren y son incapaces de resistir los embates de una vida que no entienden, que los sacude y derriba como un viento ciclónico o una marejada súbita. Piedad, humanidad, solidaridad con los que sufren, desde el mismo sufrimiento, bajo el oropel y los lamentos, un corazón que se desangra, gota a gota, y hace suyo el dolor que impregna al mundo: eso es lo que la poesía de Belli representa.” (Vargas Llosa 2011: 5)

En torno a las opciones de la poesía de Belli, Marco Martos observa su ubicación dentro de las grandes tendencias del arte en relación con la poesía moderna y afirmará que “Belli no es un poeta interiorista como contraste. Es un poeta de recogidos espacios que responde a una tendencia mundial a través de los siglos.” Recordará luego a los poetas de la antigüedad y hasta el siglo XIX con la presencia de Homero, Virgilio, Dante y Víctor Hugo, que registrarán en su poesía los grandes espacios hasta la llegada de Baudelaire, padre de la modernidad. Y dirá: “Belli pertenece a esta raza de poetas, la que nace de Baudelaire y mira los pequeños espacios y no los grandes horizontes.  ¿Y qué hay en el pequeño espacio de la poesía belliana? Hay mucho, el universo entero a través de las pequeñas formas…  (Martos 2012: 66-67)

Por  mi parte observo que las cavilaciones del caminante  acerca de los seres diminutos, tienen un antecedente directo en el poema “Oh padres, sabedlo bien…”  de Oh Hada cibernética (1962)

“Oh padres, sabedlo bien:

el insecto es intransmutable en hombre

más el hombre es transmutable en insecto

¿acaso no pensabais , padres míos

cuando aquí en el orbe sin querer matabais

un insecto cualquiera/ …

pues que pasado el tiempo

alguno de vuestros hijos

volveríanse en inermes insectos

un a pesar de vuestros mi esfuerzos

para que todo el tiempo

pesen y midan como los humanos?

Este poema, al igual que “Cavilación…”, coloca un tema  que se hará típico en la expresión artística de la modernidad: el desasosiego del sujeto moderno y urbano ante el quiebre de la relación hombre naturaleza. Como advierte Allan Silva, analizando la poética en Oh hada cibernética:

“… Garcilaso, Petrarca y Góngora escriben la modernidad desde sus remotos orígenes, ellos son anteriores, en cierto modo, al concepto de modernidad, donde la naturaleza y el ser humano no han experimentado la ruptura definitiva,…. La escritura de Belli, en cambio, pertenece a un momento en que la modernidad se asume como la crisis continua de la historia y la cultura, donde la Naturaleza ya se ha profanado y el desencantamiento del mundo es un largo proceso que bien puede desembocar en la enajenación”   (Silva 2006: 145)

Humanidad y transparencia  valores de la poesía de Belli resaltadas acertadamente por Miguel Ángel Zapata, quien dirá: “La hermosura en la poesía de Belli radica en su humanidad y experimentación con el lenguaje. Esta combinatoria hace de la poesía de Belli un artefacto complejo, profundo, y perdurable.”

El hablante poético de “Cavilación del caminante” enarbola un sentido de amorosa responsabilidad frente al mal que se ocasiona aun cuando este no se proyecte como voluntario. Con la aparente simplicidad de quien narra un hecho  rutinario, la caminata diaria, la mirada que escruta lo diminuto, lleva tal carga de significación que se constituye en potente alegato al valor de la vida, de toda vida. Gran poesía  que enseña a ver al trasluz de lo pequeño los grandes temas de todos los tiempos.

Bibliografía

Belli, Carlos Germán (2008) Poemas escogidos 1958-2006. Edición bilingüe. Traducción Rose Shapiro. Lima, Universidad Ricardo Palma

Pajares, Gonzalo (2011)   “He tratado de vivir en olor de poesía”, Entrevista a Carlos Germán Belli. Lima, Diario Perú 21, edición de 18 de octubre.

Martos, Marco (2012) “Carlos Germán Belli. Tradición y Modernidad”. En  En las fronteras de la poesía. Lima, Lápix editores

Silva Paredes, Allan (2006) “¿Otra arcadia perdida?: la poesía de Carlos     Germán Belli, entre la utopía y el hastío. Notas sobre ¡Oh Hada Cibernética!” En Escritura y Pensamiento, Año IX, N° 18, pp  137- 148 Lima: FLCH Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Vargas Llosa (2011) “Carlos Germán Belli. El poeta del Hada Cibernética” en Chasqui, El correo del Perú, Nº Año 12, número 22 Boletín Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lima,  Mayo de 2014

Zapata, Miguel Ángel (2008) “Carlos Germán Belli y la rotura del lenguaje habitual”, Revista digital   Ómnibus Nº 21  Año IV  julio
En línea: http://www.omni-bus.com/n21/belli.html

SONIA LUZ CARRILLO (UNMSM)

Tags: Carlos Germán Belli ,  El alternado paso de los hados, Poesía Peruana , Poesía Peruana de los años 50′ , Poetas peruanos, Cavilación del caminante , Sonia Luz Carrillo

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: