LA PRIMERA TESIS DE MARIO VARGAS LLOSA: BASES PARA UNA INTERPRETACIÓN DE RUBÉN DARÍO

octubre 19, 2010 en 2:44 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Comunicación y Cultura | 5 comentarios

En 1958, a los veintidós años, Mario Vargas Llosa, concluía sus estudios en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, con la presentación de la tesis Bases para una interpretación de Rubén Darío. Trabajo académico que tiene el propósito de mostrar a partir de la biografía, las lecturas y el contexto sociohistórico, la  conformación del escritor nicaragüense. En el año 2001, el Instituto de Investigaciones Humanísticas de la citada Facultad, publicó la tesis con la que el ahora, nuestro primer  Premio Nobel  de Literatura, optó el Grado de Bachiller en Humanidades. En la presentación del libro, realizada en la Feria Internacional del Libro, el 2 de julio de aquel año, participé  con estos breves apuntes, reproducidos posteriormente  en la Revista de cultura La casa de cartón II época N° 24, pp. 36.37

APUNTES SOBRE LA TESIS BASES PARA UNA INTERPRETACIÓN DE RUBÉN DARÍO DE MARIO VARGAS LLOSA

 La pregunta que viene a la mente ante un texto como el que presentamos es hasta qué punto  todo lo que escribe un creador  es una variante de su ejercicio literario. O, en todo caso,  una extensión de sus preocupaciones artísticas más personales y permanentes. Digo esto no sólo porque la prosa del autor seduce desde un inicio sino porque en la interpretación de Rubén Darío, sustentada por el joven Vargas Llosa asoma ya el tema de los demonios personales referidos al joven poeta nicaragüense y la  forma en la que luego éste afirma su soberanía individual a través de su obra.

Aquí es justo  destacar la precisión del título y su correspondencia con los propósitos  de “esclarecer la índole de la vocación del gran poeta centroamericano, las circunstancias en que ella  nació, los factores que contribuyeron a darle una fisonomía particular y los que determinaron la formación de su personalidad literaria”. No es el estudio de los  hallazgos más maduros de poeta de Azul. Lo que interesa al  autor es fijar la mirada en los disparadores de la iniciación artística  ya se trate de experiencias vividas o lecturas e imitaciones realizadas.  La relación vida y obra es el eje de esta observación puntual orientada a remarcar la forma en la que luego se asume la autonomía de la obra artística.

Es notoria la importancia que Vargas Llosa reconoce en el  dato biográfico de Darío niño confrontado con la verdad de su nacimiento y el conocimiento tardío  de su madre biológica  circunstancia que, inevitablemente, trae  el recuerdo de la  propia circunstancia del narrador peruano respecto a su padre. 

Encontramos además otros paralelos como el  Darío adolescente escritor  prolífico por encargo. Mario Vargas Llosa , según relata en El Pez en el agua, en el colegio militar Leoncio Prado escribe cartas de amor por encargo,  novelitas , “en juego o por encargo porque me divertía y con ellas me costeaba el vicio de fumar”.

Hablando de Rubén  Darío  y el choque que le produce el contacto con sus condiscípulos menos sensibles, escribe  “A los zopencos  de brazos musculosos… los vencerá en cierta forma los humillará entregándose a una actividad diferente  que lo distinguirá y lo elevará por sobre el resto. Darío empieza a escribir”. En su texto autobiográfico Vargas Llosa recuerda que ante la brutalidad de las relaciones entre cadetes del Colegio Militar él  encuentra en su capacidad de escribir la forma de marcar las distancias.

Curiosamente en ambos escritores, una figura familiar será soporte emocional y propiciará contacto con la lectura. El Tío Lucho, en el caso de Vargas Llosa, y el tío de Rubén, el coronel que lo cría y le proporciona los primeros libros.

De otro lado, la literatura como acto compensatorio ante una realidad deficiente devendrá en una de las reflexiones más persistentes de Vargas Llosa maduro. En La verdad de las mentiras reitera que – en el caso de la ficción novelada- “bulle una inconformidad, late un deseo” porque  “los hombres no están contentos con su suerte y casi todos quisieran una vida distinta de la que viven”. En la conclusión cuarta de su  tesis universitaria, muchos años antes, el joven Vargas Llosa había escrito: “La vocación literaria de Darío tuvo, en su origen, un carácter compensatorio. Un drama familiar se le revela sorpresivamente en la niñez,  arroja a Darío en la soledad y en ella descubre en sí mismo, una aptitud para escribir a la que se entrega totalmente porque lo ayuda a soportar  y mantener esa soledad.”

Otra idea sumamente sugerente es la capacidad de la cultura criolla latinoamericana de integrar armoniosamente las influencias, de asimilarlo todo e imponerle un sello propio, como señala en Contra viento y marea  (1985) donde cita a Darío  “oscuro nicaragüense que comenzó imitando a los simbolistas franceses y terminó revolucionando la poesía en lengua española”. Darío y Borges “recrean  el lenguaje luego de la asimilación de lo diverso occidental”, volverá a mencionar en un artículo dedicado a las ficciones de Borges,1988 y recogido en el libro antes citado. Esto  trae a la memoria el discurso que pronunció nuestro narrador al recibir el Premio Príncipe de Asturias, en 1986, dedicado a exaltar a El Lunarejo.

Parte medular de la tesis universitaria Mario Vargas Llosa es también el tema de los avatares de un autor en su relación tanto con el hecho literario como con el entorno, por ello analiza la postura de Rubén Darío frente a las propuestas del  naturalismo, de imitación en una primera instancia con el influjo de sus lecturas de Zola  y las experiencias en Valparaíso; luego de aversión, para al final adoptar una posición más tolerante al punto que llega a encomiar algunas de la ideas y actitudes de Emil Zola. En Darío permanece el  impacto de Zola en una relación ambivalente de aceptación y cuestionamiento. Sin embargo, afirma Vargas Llosa, Darío  opta – a diferencia del naturalismo y el realismo – por la fidelidad a la literatura entendida “como una exclusiva elaboración artificial, desinteresada de toda finalidad ética y social que se plasma en Azul” Una de las conclusiones del estudio.

Llegamos a otro de los persistentes temas vargasllosianos: El artista frente a la realidad y la autonomía de la obra de arte. Vargas Llosa la llama  “elección como escritor”: “Para evadirse el poeta tiene armas suficientes: la imaginación y el lenguaje. Mediante aquella inventa otra realidad, que antepone a ésta… es una realidad  que vivimos, es una realidad mágica”, dice en su tesis. Esta idea recorre la obra de Vargas Llosa  La verdad de las mentiras.

“El poeta se sirve para evadirse, sobre todo, fundamentalmente, del lenguaje. En la medida que este instrumento sea más imperceptible, se haga notar menos la realidad será más vívida y notoria”.  En el arte lo más importante, será para él (Darío) siempre el estilo, no el asunto”, precisa en el trabajo que comentamos.

Por todo esto, para el joven graduando, “La grandeza de Darío no está sólo en aquel universo musical y mágico, en aquellos personajes fabulosos y en las armonías admirables que constituyen sus obras sino en aquella honradez consigo mismo, como hombre y como escritor, impartiendo un sentido a su literatura. Es esta elección inicial la que da sentido y grandeza a su obra, además de su talento”.

Demás está repetir que el estilo de Vargas Llosa, su profundo compromiso con el lenguaje, transita el trabajo que, sin menoscabo del rigor académico, nos atrapa de inmediato – como siempre – con su prosa subyugante.

Sonia Luz Carrillo.Feria Internacional del Libro.

San Borja, Lima, 2001

Fotos:

1. Mario Vargas Llosa tomada de La casa de cartón II Época  N° 24 Lima, OXY

2. Portada del Libro Mario Vargas Llosa. Bases para una interpretación de Rubén Darío. Lima, Instituto de Investigaciones Humanísticas, Facultad de Letras y Ciencias Humnas, UNMSM, 2001

Tags: Primera+Tesis+Vargas+Llosa , Vargas+Llosa+UNMSM , Vargas+Llosa+Rubén+Darío , Sonia+Luz+Carrillo+Tesis+Vargas+Llosa

Anuncios

5 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. precioso e ilustrativo

    • Muchas gracias, Lydia.
      Aquí encontrarás otros posts acerca de Mario Vargas Llosa

      PREMIO NOBEL A MARIO VARGAS LLOSA ¡JÚBILO EN LAS LETRAS HISPANOAMERICANAS!

      MARIO VARGAS LLOSA, EL DECRETO 1097 Y LA ETICA DE LA MEMORIA

      MARIO VARGAS LLOSA: ‘Qué extraño y qué hermoso lo que nos ha ocurrido en estos últimos días’

      • hola.
        me llamo hakim , soy estudiente de espanol , soy argelino ;
        desearia informacion sobre el exito de mario vargas llosa.
        saludo cordial de argelia hasta espana

  2. excelente


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: