HOMENAJE A ESTHER CASTAÑEDA, POETA, ENSAYISTA Y EDITORA

diciembre 16, 2009 en 12:45 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos | 2 comentarios

Merecido reconocimiento a su labor de escritora y editora recibirá Esther Castañeda en una actividad organizada por Magdala editoras para hoy 16 de diciembre en el Centro Cultural de España, Plaza Washington, Natalio Sánchez 181 Santa Beatriz, Lima (Altura de la cuadra 6 de Av. Arequipa)

La actividad se inicia a las 7:30 p.m. con una breve historia de Ediciones Magdala, fundada por Esther, y  a la vez se dará a conocer las nuevas actividades como espacio cultural y promotor de la  poesía de mujeres, a cargo de Hiromi Toguchi y Violeta Barrientos

A continuación se presentarán los libros Cosas sin nombre, de Violeta Barrientos con los  en los comentarios Carmen Ollé y Betsabé Huamán, y Habitando la frontera, antología que reúne poemas de Andrea Cabel, Rocío Cerón, Yolanda Pantin, Tania Agüero, Ana Luisa Soriano, entre otros. Los comentarios estarán a cargo de Violeta Barrientos y en la lectura de poemas, Tania Aguero y Ana Luisa Soriano.

Esther Castañeda es poeta y autora de importantes ensayos sobre la historia de la vanguardia y la literatura escrita por mujeres en Perú. Algunos de sus poemarios son Interiores, Carnet, Falso Huésped.

 En  1995, fundó la editorial que lleva el nombre de Magdala como resarcimiento a Clorinda Matto por los atropellos que sufrió en siglo XIX por la publicación de un cuento con ese título. Magdala editoras a la fecha ha publicado más de veinte títulos de poesía y ochenta plaquettes de autoras y autores peruanos: Yolanda Westphalen, Carmen Luz Bejarano, May Rivas, Elma Murrugarra, Ana Luisa Soriano, entre otras.

Hace unos años, en marzo del 2006, le dediqué estas palabras, con ocasión de una reunión en el inolvidable Ekeko de Barranco. Ahora tengo ocasión de reproducirlas uniéndome a este homenaje a la colega sanmarquina, amiga poeta, acuciosa investigadora y difusora de la poesía peruana contemporánea y escrita por mujeres.

                                                                                           CELEBRAMOS CON ESTHER

Por qué estamos con Esther esta noche?  Porque queremos celebrar a la amiga  poeta y compañera de trabajo, y fundamentalmente, porque  la queremos. Esa es la primera y más grande razón.

 Por qué se quiere a alguien, me lleva a recordar – una vez más- la gratuidad. La necesaria gratuidad de los actos realmente importantes. Concepto que es  indispensable  remarcar en tiempos en que se intenta convertir todo, seres y cosas,  sólo en productos de un mercado desalmado.

Queremos a la gente sin buscar muchas razones. Si tienen méritos – como sobrados los tiene Esther – con mayor razón. Pero cuántas veces queremos y a cuántas cosas queremos sólo porque nos da la gana de hacerlo, y ahí reside, creo, la verdadera libertad.

Queremos a Esther y ella a lo largo de estos años ha tenido, estoy segura, algún gesto con que nos ha individualizado y nos ha hecho sentir su acogida: Un comentario breve, un sobrio saludo, una invitación a un recital o a compartir en su cátedra de literatura escrita por mujeres algunos de nuestros hallazgos, saber de su seriedad en la investigación literaria y su docencia universitaria.

Y queremos a Esther desde y en la literatura. Releo su experiencia vital, Testimonio brindado hace unos meses y que me ha llegado gracias a la gentileza de Elizabeth Toguchi,   releo como quien  mira  un lejano fresco de mediados del siglo que no termina de pasar.

Saber de sus lecturas infantiles y su encandilamiento  por los  sonidos, lugares y personajes, nos lleva a nuestros propios inicios en estos juegos de la palabra. Cuando, como a fruta exquisita olfateábamos la poesía, y se nos hacía agua la boca con sus sonidos, textura y resonancias.

Su deseo nebuloso  de estudiar una carrera en la universidad cuando su  buena madre sólo aspiraba para ella el oficio de costurera, la emparienta con mi propia experiencia cuando, en mi caso, nadie me urgía a estudiar en la universidad, y a nadie le hubiera llamado la atención que no lo hubiera hecho.

Sigo leyendo su testimonio y encontrando razones para saberla cercana. Estudiar Literatura, ser pocas mujeres universitarias, ser minoría (Esther, debes imaginar cuántas veces he sido la única mujer en algún grupo de estudio y luego de trabajo). Esa sucesión de pruebas a las que se refiere que se debe pasar. Y que de hecho, en la vida universitaria pasamos hombres y mujere. Pero es cierto, a las mujeres hay algunas cosas que se nos perdona con gran dificultad: El ser inteligentes,por ejemplo. Y en esa incapacidad de perdonarnos compiten hombres y mujeres.

“Seguí literatura porque me gustaba” dice Esther – y podemos repetirlo a coro sus amigos y amigas-. Y luego, hablando de su tarea académica que incluye algunos cargos abunda: “sigo pensando que todo eso no se compara con la libertad personal de leer lo que una quiere y no lo que una debe”.

Gran tema el de la libertad. La relación entre acto gratuito y por eso libre, una y otra vez tendremos que remarcarlo. Permítanme insistir en él esta noche de afecto y poesía.

Hacer de todo nuestro tiempo, un tiempo libre equivale a hacerlo creación. A veces tiene el rostro de un poema. Y ahí nos encontramos, otra vez,  con Esther  Castañeda. Entre montañas de libros y referencias; entre trabajos de alumnos y actas de notas; entre absurdos oficios y otras estulticias; entre  inveteradas mezquindades y viscosos acomodos  de los últimos tiempos,  viva y latiendo sigue la poesía.

Ella lo demostró hace seis años cuando venciendo su natural retraimiento  mostró los Interiores de una personalidad poética que en medio de incredulidades y desafíos, suerte de avances y retrocesos, “sentido edificado al límite entre la alusión y la provocación” – ha dicho Mihaela Radulesco-,  nos impresiona por su propuesta de vivir lo humano desde una acera poco frecuentada.

Poesía largamente macerada donde, como señala M. Martos en el Prólogo, resalta la “economía de medios expresivos, con las palabras exactas, ni una menos ni una más, eludiendo al mismo tiempo el brillo exterior y la excesiva opacidad”.

Años de vida y lecturas – algunas explícitas y otras como guiño al lector avisado – se conjugan con el gusto de la palabra bien dicha en éste y siguiente   libro que aparece en 1996 Carnet con brevísimos textos, algunas conmovedoras exposiciones al sol de un yo entre tímido y audaz, siempre anhelante: “no debo/ no tengo derecho/no/no/no/ pobre Esther/ vive una simple noche”, dice uno de los poemas. Y concluye el libro con un epigrama titulado “Sin alternativa”, donde leemos: “dos somos a quienes más necesitamos/ convéncete”.

Estrecho círculo que esta noche los amigos y amigas de Esther estamos desdiciendo.

Celebramos, Esther, tu reciente cumpleaños, tu obra en la poesía y en promoción de la creación y difusión literaria; celebramos los poemas que vendrán y tu salud recuperada. Todo esto, porque te queremos. Eso es todo.

(Sonia Luz Carrillo , marzo 2006)

Foto: Esther Castañeda, Ana Luisa Soriano, Marita Troiano, Carmen Luz Bejarano, Rosina Valcárcel y Sonia Luz Carrillo, en el Café Haití de Miraflores, Lima (5.4.1997)

http://www.carmenluzbejarano.net/libro/fotografias/fotografias.htm

Tags: Esther+Castañeda+homenaje , Magdala+editoras , Literatura+de+mujeres , Escritoras+peruanas

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. […] Esther también fue catedrática-bibliotecóloga de San Marcos y fundadora de la Editorial Magdala. En diciembre del año pasado fue protagonista de una serie de homenajes como el realizado en el Centro Cultural de España. […]

  2. Siempre consideré a Esther como una poderosa luchadora por la educación
    y la literatura.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: