EL JINETE DE LA TORTUGA, OTRA VEZ. El viernes 4 en La Casona de San Marcos

diciembre 3, 2009 a las 3:29 pm | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comentarios diversos, Noticias y demás... | Deja un comentario

EL VIERNES 4 DE DICIEMBRE EL JINETE DE LA TORTUGA VUELVE OFICIALMENTE A LAS CALLES. La reunión es en el auditorio de la Casona de San Marcos – Parque Universitario, Lima,  desde las 7:00 pm hora exacta. EL INGRESO ES LIBRE.

La presentación estará a cargo Juan Pablo Mejía, director de la revista, del reconocido poeta y traductor Óscar Limache y de la poeta Rosario Rivas, quienes darán su testimonio sobre el proceso de este Jinete que entregará su cuarto número en sus cinco años de existencia. 

Las páginas de este Jinete presentan como novedad la inclusión de traducciones del poeta brasileño Mario Quintana y del narrador ruso Antón Chéjov, a cargo de Óscar Limache y José Cáceres respectivamente. También cuenta con dos retrospectivas, una sobre la poesía de Antonio Claros, cortesía de Sonia Luz Carrillo y otra de la novelística de Jorge Eduardo Benavides a cargo de Jhonny Pacheco.

Asimismo para esta entrega editorial se contará con la lectura de poesía y narrativa de los jóvenes creadores que han sido tomados en cuenta para esta edición de El Jinete de la Tortuga.

Karina Valcárcel, John López, Ludwig Saavedra, Lenin Heredia, Roberto Roig y Stuart Flores

 Se venderá la revista  a S/. 10.00 soles. 

Contacto:

Comité Editorial

eljinetedelatortuga@gmail.com

980892455 – 994616172 – 988424758

Jaime Donato Jiménez, Juan Pablo Mejía Adán Calatayud y Luis Alberto Reque

Queridos muchachos:  Recuerdo la presentación de la primera entrega, hace algunos años. En esa ocasión me tocó – como tantas otras veces, como siempre- estar con ustedes. Escribí/ dije algunas cosas que ahora se me antoja publicar, con todo el afecto que compartimos:

ALUCINADOS JINETES DE UNA REALIDAD QUE PARECE NO MOVERSE

Sonia Luz Carrillo

Lo primero que llamó mi atención  cuando hace unos meses me entregaron  el número cero de este jinete fue precisamente que una revista literaria tuviera ese número. Sabiendo por experiencia que muchas revistas de este tipo se quedan en un solo número, pensé ¿Qué pasa si no vuelve a salir? ¿Será que no salió nunca?. Pero esto no sería cierto porque aquí la tengo entre las manos. Todo un enredo. Tal vez debido a la mezcla de literatura y periodismo!

Lo segundo que me intrigó  fue el nombre de Manuel Morales entre los colaboradores. Debe ser un homónimo, pensé. Después me di cuenta que no, que se trataba del mismísimo compañero de clases y promoción poética  de los briosos años 65,70. Sí ahí estaba Manuel (Iquitos, 1943) al lado de Manuel Contreras (Lima, 1984) e Hidalgo Calatayud (Lima 1983) compartiendo la mirada desenfadada e irónica a una realidad que parece moverse y no se mueve,  como cuando dice “este tiempo asqueroso que me ha tocado vivir lo tengo mal distribuido”   o  al advertir  (ojo entre 1967-69)  “No busques una patria / que contenga rosas/.. /solo existe una patria en la palma del pecho y otra/ en el centro del ojo”

Junto a él, Manuel Contreras, 36 años después de publicado el libro de Morales y sin los desbordes verbales en el lenguaje poético de muchos de los muchachos que éramos,  este Manuel, más lírico  también registra el desasosiego por la fugacidad de las experiencias  y dice “Como cabezas de fósforo que se encienden/ hay  un olvido en el descuido de mirarte”   y como habla desde la ciudad  ella está presente  en la soledad en medio de la gente y las viviendas típicas “tengo una soledad de colores/ De horrible edificios/ Y tres de la mañana”.

Bello el verso de Olga Orozco que abre este número cero: También la luz es un abismo. Y eso parece ser repetido por las viñetas de Sandra Suazo

PASO A LA PROSA

 Literatura de iniciación. Mundo de adolescentes que van dejando de serlo es lo primero que vemos. ¿Quiénes hablan desde el relato? El yo narrador encarna en jóvenes estudiantes en una gran ciudad en medio de la cual van aprendiendo a vivir. Narrador implicado en la historia que cuenta y que por eso produce ficción autobiográfica.

¿Qué motiva las acciones de estos narradores-personajes? Diría que es el deseo de romper el silencio, comunicarse plenamente y conquistar una muchacha. En el relato de Jiménez, Lady y Jaky en el de Calatayud. Así  con sus nombres de lejano origen  se convierten  en el bien esquivo de los protagonistas.

Entre risas, conversaciones dejadas en suspenso, citas que se cumplen otras incumplidas, la ansiedad, los sueños y la timidez  van tejiendo las breves tramas.

En ambos relatos “No tema Lady, no tema” de Donato Jiménez y “Detrás de la fia” ,  de Adán Hidalgo Calatayud , están presentes los objetos tecnológicos  condicionando la vida cotidiana.  El “chateo” de Lady  y el narrador de Jiménez  les permitirá un acercamiento crucial. En el relato de Hidalgo el equipo de sonido, la búsqueda de  grabaciones, etc. , dará lugar a actividades y sobre todo a desplazamientos a través de la inmensa y desconocida ciudad. En ambos casos la vida estudiantil  está presente con sus rutinas  y sus ritos. En el primer relato veremos al personaje asistiendo a una exposición fotográfica, en el segundo obras de la literatura universal son parte de la conversación entre adolescentes.

Algo que quiero resaltar es el papel de la ensoñación. Los personajes sueñan despiertos, imaginan, alucinan más que obran  y esto da como resultado  textos fuertemente intimistas.

El final de cada relato es significativo. Veamos. En el caso de “No temas..”  el protagonista no ha tenido la decisión suficiente para declarar su amor a Lady, tal vez “por falta de optimismo” (vals criollo dixi). Entonces enojado consigo mismo patea una piedra (ojo con la dureza del objeto que elige el narrador)  y se refugia en su habitación o en sus sueños. El relato termina repitiendo “No hay qué temer, nada qué temer”. 

En “Detrás de la fila” luego de un juego de transposición de tiempos en los que el narrador nos ubica entre sus recuerdo, sus ensoñaciones, sus esperanzas de futuro, al final lo encontramos en un largo recorrido a través de la ciudad, se ha despedido (o imaginado) de Jaky y la ve alejarse y “el invierno de lima parece menos gris”.  Se abstrae de las conversaciones con sus amigos ( “la mancha”)   y en las frases finales también dice “Te preguntas si mañana tendrás el valor suficiente para decirle que la quieres”. 

En uno y otro la timidez ante la expresión del amor, ese bien esquivo.

Mirado en conjunto, el número cero  expresa un gran anhelo de comunicación y confianza en las posibilidades de la palabra. Saludable decisión de Juan Pablo Mejía y el conjunto de creadores, entre ellos, Deborah Vásquez, autora del jinete de aire quijotesco.

Para terminar, quiero referirme al epílogo que elogia a la locura de la gratuidad.  En un mundo donde todo se convierte en mercancía y en juego de intereses, hacer las cosas porque nos da la gana, porque nos nace, sin cálculo del tanto por ciento,  puede hacer posible  lo que estos jinetes proponen: reconstruir  el mundo  encadenando palabras.  En eso estamos.

Ciudad Universitaria UNMSM, ¿1999?

Tags: El+jinete+de+la+tortuga , Literatura+peruana , Juan+Pablo+Mejía, Paracaídas+editores , Jaime+Donato+Jiménez , Adán+Calatayud , Luis+Alberto+Reque

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: