‘DÍGANLE A YOANI QUE SE CALLE’

noviembre 9, 2009 a las 2:29 am | Publicado en Comentarios diversos, Comunicación y Cultura | Deja un comentario

“Nada puede aprisionar al viento sino la  libertad”

César Calvo

Yoani

Como ocurre siempre que se acaban los argumentos, aquí o allá, lo que queda es intentar cubrir la boca que habla, se trate de una radio en una pequeña localidad de esta parte del mundo o un blog de resonancia internacional.

Aquí el testimonio de Orlando Luis Pardo quien,  junto a Yoani Sánchez, sufrió el ataque de los que intentan  silenciar el descontento precisamente en días que se recuerda la caída del Muro de Berlín. Lo que han conseguido es la repulsa más extendida.

Knuck knuck Knuckin’ on my nuca

Miro mi nuca.
No ha sido nada.
Un cinturón de petequias por la demasiada fuerza de un efebo oficial y acaso por mi mala coagulación.
Miro mi nuca en un jpg.
Según se interprete, es insultante o interesante de contar.
En el principio no fue el Verbum, sino la Barbariem.
Violencia extra-verbal a pulso.
Caminar en El Vedado será a partir de hoy una experiencia extrema.
La Avenida de los Presidentes remitirá ahora a una prisión post-principesca.
En segundos, Yoani y yo estábamos de brazos torcidos dentro de un auto importado desde nuestra Madrastra Patria: China.
Mi cabeza contra la alfombra del carro y Yoani casi de patas arriba.
No pude verla, la identifiqué porque no se callaba ni maniatada.
En segundos, la oí gritar con la vehemencia del ser más libre del planeta.
Tenía una rodilla de macho cubano clavada en el pecho y todavía los increpaba.
En segundos, de esa energía chupé fuerzas para sostener un poco mi voz.
Me dijeron que le dijera a Yoani que se callara.
Esa frase, pronunciada por tres desconocidos a nombre del Estado Cubano, resume toda la escenografía obsoleta y obscena de este país:
Díganle a Yoani que se calle.
Díganle a Yoani que se calle.
Díganle a Yoani que se calle.
En segundos, nos depositaron despóticamente en una esquina que confundí con el patio interior de un barracón.
Yo estaba mareado.
Sentí asco, tuve ganas de vomitar.
No podía mover el cuello.
Abracé a Yoani (antes nunca lo había hecho).
Empezó a sollozar.

La mujer más grande de Cuba parecía una niñita de cero años.
Porque Yoani es eso: el futuro de Cuba cristalizado sobre un esqueleto frágil e irrefrenable.
La besé en la cabeza. Su pelo tironeado con odio olía a la libertad.
Una.
Dos.
Diez.
Incontables veces besé su cabeza sin edad.
Pero nunca le dije que se callara.
Pero nunca le dije que se callara.
Pero nunca le dije que se callara.

Orlando Luis Pardo
La Habana

http://www.penultimosdias.com/2009/11/07/knuck-knuck-knuckin%e2%80%99-on-my-nuca/

VER:

Secuestro estilo camorra. Denuncia de bloguera cubana

http://www.desdecuba.com/generaciony/?p=2468

NUEVO LIBRO DE YOANI SÁNCHEZ Y LA MISMA TERCA CERRAZÓN

ATIZANDO EL FUEGO. Se cierra radio La Voz en Bagua y se detiene al abogado Carlos Rivera

ASÍ NO!

VENEZUELA, CHÁVEZ Y LA LIBERTAD DE DISENTIR

Venezuela y la libertad de (ex) presión

DETRÁS DE LAS CORTINAS. Crímenes noticiosos y Verdad

Tags: Yoani+Sánchez+agresión , Orlando+Luis+Pardo , Periodismo+peligros , Blogs+Cuba , Generación+Y+blog , Libertad+de+expresión

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: