PABLO NERUDA A MATILDE URRUTIA

septiembre 26, 2009 en 1:17 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comunicación y Cultura, Noticias y demás... | 2 comentarios

Matilde.Pablo

TU RISA

Quítame el pan, si quieres,

quítame el aire, pero

no me quites tu risa.

 

No me quites la rosa,

la lanza que desgranas,

el agua que de pronto

estalla en tu alegría,

la repentina ola

de plata que te nace.

 

Mi lucha es dura y vuelvo

con los ojos cansados

a veces de haber visto

la tierra que no cambia,

pero al entrar tu risa

sube al cielo buscándome

y abre para mí todas

las puertas de la vida.

 

Amor mío, en la hora

más oscura desgrana

tu risa, y si de pronto

ves que mi sangre mancha

las piedras de la calle,

ríe, porque tu risa

será para mis manos

como una espada fresca.

 

Junto al mar en otoño,

tu risa debe alzar

su cascada de espuma,

y en primavera, amor,

quiero tu risa como

la flor que yo esperaba,

la flor azul, la rosa

de mi patria sonora.

 

Ríete de la noche,

del día, de la luna,

ríete de las calles

torcidas de la isla,

ríete de este torpe

muchacho que te quiere,

pero cuando yo abro

los ojos y los cierro,

cuando mis pasos van,

cuando vuelven mis pasos,

niégame el pan, el aire,

la luz, la primavera,

pero tu risa nunca

porque me moriría.

 PABLO NERUDA

 Los versos del capitán. En: Obras completas T I, Buenos Aires, Editorial Losada, Tercera edición, 1967, p. 945

HOMENAJE 

“Los últimos días de Pablo Neruda”

http://www2.kenyon.edu/Depts/Mll/Spanish/Projects/Ashley/muerte%20de%20neruda.htm

 “La mañana del 11 de septiembre de 1973, mientras desayunaban en su casa de Isla Negra, escucharon la noticia que el presidente Allende había muerto. Poco después, se anunció que nadie podía salir de su casa. Sufriendo de cáncer, el poeta se puso bastante enfermo al escuchar la noticia de la muerte de su amigo. Sin embargo, como nadie podía salir de su casa, su enfermera no podía llegar a Isla Negra con los medicamentos que Neruda necesitaba. Quedaron así, aislados en Isla Negra. Matilde añadió que dos o tres días después, llegaron emisarios del estado para revisar la casa. No encontraron nada, y salieron cortésmente.”

Finalmente, Matilde y Pablo regresaron a la capital el 19 de septiembre. Aunque Neruda nunca había tenido problemas del corazón antes, cuando llegaron al hospital, el médico les dijo que Neruda necesitaba un cardiólogo. El cardiólogo vino, le prescribió algo, y se fue rápidamente, sin duda, con algo de miedo. Al día siguiente, llegó el embajador de México para decirle a Neruda que debía irse a México. El presidente de dicho país, Luis Echeverría Álvarez, le había invitado y podría mandar un avión para llevarlo a México. A pesar del peligro que enfrentaba, Neruda le dijo que no podría dejar a Chile.

El 21 de septiembre, después de enterarse que su casa en Santiago, “La Chascona”, había sido destruida, Matilde convenció a Pablo a irse a México. Mientras Matilde buscaba en Isla Negra algunas de sus cosas, los amigos de Neruda llegaron al hospital para informarle de todo lo que estaba pasando en el país. Cuando Matilde regresó, lo encontró muy molesto, y no pudo tranquilizarlo. Para calmarlo, la enfermera le dio un tranquilizante. Después de dormir la noche y el día siguiente, Neruda murió el 23 de septiembre de 1973.

 El funeral de Neruda fue un evento importante para la gente chilena. Los que habían querido a Neruda llegaron de todas partes para rendirle homenaje al poeta, cantando el himno nacional de Chile y la Internacional. Según Agosín, fue una demostración de coraje de la gente chilena. A pesar de la represión de la dictadura, salieron a la calle por el hombre que había cantado por ellos y por su país.”

 

MÁS SOBRE EL POETA

PABLO NERUDA Y EL PERÚ

Tags: Pablo+Neruda , Muerte+Pablo+Neruda Funerales+Neruda , Neruda+Versos+del+capitán , Matilde+UrrutiaPoema+Neruda , Golpe+en+Chile , Tu+risa

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

  2. Buen día Sonia Luz

    Gracias por esta semblanza de Neruda. Yo siempre me repito esto verso:

    ¿Donde estará la Guillermina?

    Y este otro:
    ¿Acaso, no será mejor, nunca que tarde?

    Saludos
    Carlos el baterillero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: