HISTORIA EN TRES ACTOS: Montesinos comprando congresistas, terroristas ostentando el puño y un extraño olor en el Puerto de Paita…

septiembre 15, 2009 a las 3:35 am | Publicado en Comentarios diversos | 3 comentarios

Al recuerdo de la difusión del video que muestra a Montesinos, el cómplice de Fujimori, comprando conciencias,  se ha unido la sonora presentación del libro de Abimael Guzmán, seguida de las declaraciones delirantes del abogado Crespo. Ambos hechos tienen la virtud de remover la conciencia y hacer patente a lo que no queremos volver. En sus protagonistas indigna la falta de autocrítica.

 Guzmán

El dueño de la voluntad criminal más letal del Perú contemporáneo puede haber hecho uso de su derecho constitucional de publicar un libro. Hasta ahí llegó su derecho y la democracia no puede suprimir lo diverso porque en eso radica su superioridad. Toca ahora, sin embargo,  a todo el que tenga a la vida en el lugar más alto en su escala de valores , recordar las atrocidades que en nombre de una idea de sociedad y país se  quiso imponer a sangre y fuego, con absoluto desprecio  a la opinión divergente,  con el resultado de miles de muertos, familias destrozadas, instituciones desaparecidas, proyectos de vida truncados, freno a las conquistas sociales y mil secuelas de horror firmadas de puño y letra.  Porque esa es la herencia de aquel proyecto totalitario. El libro de Guzmán , si algún mérito tiene, debe ser el de avivar la memoria de los crímenes. Para que no se repitan.

Kouri

La sala del SIN es el escenario de la otra historia de adyección, connatural a toda dictadura. Sucedió hace nueve años, la difusión del video llamado Kouri- Montesinos, exhibió a gente convertida en cosa, en número. Espectáculo que graficó la entraña de la voluntad corruptora más nefasta del Perú contemporáneo, el fujimontesinismo. Desencadenó su final  y cada año se reestrena para que no olvidemos que sus operadores siguen actuando e incluso pretenden retornar a las andanzas. Proyecto dictatorial, elogio de la inmoralidad,  que arrasó con la dignidad de los más pobres convertidos en masas enardecidas de manos extendidas al dictador y a sus cotidianos puntapiés a la moral del país.

Puerto de Paita

Y como si esto fuera poco, como si el país no hubiera aprendido nada, en estos días sabemos cómo se festinan dolosamente los trámites para la entrega en concesión del Puerto de Paita en medio de serios indicios de extendida corrupción. 

¿Estamos condenados a repetir estas historias?

Tags: Libro+Abimael+Guzmán , Terrorismo+Sendero+Luminoso , Video+Kouri+Montesinos , Corrupción  , Puerto+Paita

3 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Gracias a Ustedes amigos Blogeros, esperemos que esta historia no se repita. Sigan con su dignisima labor.

  2. Estimada Sonia:

    1. La pregunta sería cuál es el límite. Porque si algo nos muestra la historia es que todo tiene un límite. El más grande de los engaños, la más astuta de las trampas, todo, siempre acaba por rebalsarse y colmar la paciencia de los inocentes. Porque aunque no lo parezca los inocentes también tienen una paciencia limitada.

    2. Esto lo comprobamos por el hecho que aún en las peores situaciones que se ha visto envuelta la humanidad la respuesta al final ha sido la misma: el cambio. Ni los más grandes imperios sustentados por enormes ejércitos han podido soportar el imbatible proceso del tiempo y han desaparecido por completo. ¿Dónde están sus glorias eternas, dónde sus grandes obras hechas para siempre? Hoy son solo recuerdos que se conservan con asombro como objetos de inmensa inutilidad actual (salvo como ejemplo de lo poco que dura la grandeza humana).

    3. Recordemos que en lo más alto del dominio romano surgió una revolución que terminó por socavar las bases de su poder y que fue más mortífera que todos los enemigos juntos del imperio: el Cristianismo, que lo único que hizo fue cambiar la mirada de lo que era el ser humano (de esclavo a hijo de Dios). Fue el virus definitivo contra el cual ni toda la furia ni la maldad pudieron. Toda la corrupción de la época cayó fulminada ante sus principios.

    4. ¿Necesitaremos entonces un nuevo Cristianismo para eliminar el mal que hoy se ha apoderado de todas nuestras almas? Porque debemos reconocer que esa enfermedad que empezó en unos cuantos hoy se ha difuminado por toda la población y estamos todos contaminados. ¿Qué si no significa el hecho que la población prefiera al corrupto con tal “que haga obra”? ¿Qué mayor síntoma que éste que revela el estado de gravedad del paciente? Reconozcámoslo: la corrupción está ahora insertada ya en el espíritu de todos los peruanos. La soportamos, la admitimos, no nos inmuta, nos parece normal y, lo peor: todos esperamos que nos llegue nuestro turno para aprovecharnos de ella.

    5. ¿Por qué entonces el afán de ser todos congresistas? Porque estamos más que convencidos que solo a través de los “faenones” es que podemos alcanzar “el éxito”, que es lo único que cuenta en la vida. El éxito, el fin de todos los fines; la razón de ser de la existencia. No importa cómo, pero lo único que cuenta es lograrlo. Así lo enseñan en todas las “prestigiosas instituciones” actuales: el éxito. ¿La ética, la moral, el bien común, el pudor…? Tonterías. Mientras no afectes a tu cómplice todo vale. Lo importante es cómo negocies y cómo utilices la ley para sacarle la vuelta. Si González Prada resucitara volvería a escribir exactamente lo mismo.

    6. ¿Habrá solución? Si esto continúa así sin que surja del propio pueblo una contracorriente que le ponga freno al afán incontenible de ser rico a costa de lo que sea la cosa terminará en el caos; y cuando eso ocurra nos invadirán los ejércitos de libertadores de todo tipo quienes dirán que lo hacen porque nosotros no sabemos autogobernarnos. Esto ha ocurrido y ocurre siempre en la historia. ¿No es esto acaso lo que está ocurriendo en Afganistán y en Irak, donde el imperio contemporáneo los invade para decirles cómo tienen que vivir porque ellos solos no pueden hacerlo?

    7. Tenemos que decirle a la juventud que no todo puede ser pequeña o gran empresa, que no todo puede ser dinero y fama, que no todo se justifica con tal de tener poder y hacer grandes negocios, que la Tierra tiene un límite y que los pobres y débiles también lo tienen. Y que cuando ese límite llega todo cambia, para bien o para mal. Creo que necesitamos usar nuevamente aquello que desde hace tiempo se ha arrumado por inútil y subversivo: la mente, el pensamiento, el análisis y la filosofía. Volver a reflexionar y dejar de hacer negocios para ver qué estamos haciendo y por qué. Dejar por un momento de ser exitosos y ponernos por un momento un poco humanos.

    Muchas gracias.

  3. Tienes razón, Luis Enrique, para algunos “la mente, el pensamiento, el análisis y la filosofía” lucen inútiles y descartables porque lo que se levanta insistentemento como “valioso y útil” es: la ventaja comparativa, las “coimisiones”, la coca-nostra , la impunidad de los mafiosos (de todo color), el “público-cautivo”, “lo que le gusta a la gente”, la “imagen” corporativa, el éxito en el más breve plazo, el gran simulacro de realidad… Sin embargo, se puede confundir a mucha gente mucho tiempo pero no a toda la gente todo el tiempo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: