MARIO BENEDETTI, Llegar a la otra orilla a fuerza de memoria y de pronósticos

mayo 18, 2009 en 3:32 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Noticias y demás... | 1 comentario

Benedetti

OTRO CIELO

la straneza di un cielo che non é il tuo

No existe esponja para lavar el cielo

pero aunque pudieras enjabonarlo

y luego echarle baldes y baldes de mar

y colgarlo al sol para que seque

siempre te faltaría un pájaro en silencio.

No existen métodos para tocar el cielo

pero aunque te estiraras como una palma

y lograras rozarlo en tus delirios

y supieras por fin cómo es al tacto

siempre te faltaría la nube de algodón.

No existe un puente para cruzar el cielo

pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla

a fuerza de memoria y pronósticos

y comprobaras que no es tan difícil

siempre te faltaría el pino del crepúsculo.

Eso porque se trata de un cielo que no es tuyo

aunque sea impetuoso y desgarrado

en cambio cuando llegues al que te pertenece

no lo querrás lavar ni tocar ni cruzar

pero estarán el pájaro y la nube y el pino.


Cotidianas

(1978-1979)

VER TAMBIÉN.  DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Tania Libertad interpreta Te quiero , poema- canción

MARIO BENEDETTI

Tacuarembó, 1920 – Montevideo, 2009

Aunque nació en Tacuarembó, desde niño Benedetti vivió en la ciudad de Montevideo. Culta ciudad donde realizó sus primeros estudios en el Colegio Alemán, y a la vez que se iniciaba en la escritura, tuvo la oportunidad de conocer a autores como Maupassant, Chejov y Horacio Quiroga, primero; luego Faulkner, Hemingway, Joyce, Henry James Proust, Virginia Woolf, Italo Svevo. Más tarde literatura uruguaya y latinoamericana, además de textos políticos.

Vivió en Buenos Aires entre 1938 y 1941 y a su regreso a Montevideo dirigió en 1948 la revista Marginalia y al año siguiente la Revista Número “publicación es clave en la formación y el desarrollo de la llamada “generación del 45” o “generación crítica”, integrada entre otros, además de Benedetti, por Carlos Martínez Moreno, Mario Arregui, Angel Rama, José Pedro Díaz, Armonía Somers, Idea Vilariño, Sarandy Cabrera, Ida Vitale, Carlos Maggi y Emir Rodriguez Monegal.”

En 1949, publica Esta mañana su primer libro de cuentos, y un año más tarde los poemas de Sólo mientras tanto libro con el que obtuvo el premio del Ministerio de Instrucción Pública. En 1953,  aparece su novela Quién de nosotros.

Fue director, entre 1954 y 1960, de la sección literaria de Marcha, el prestigioso semanario uruguayo, uno de los más influyentes en América Latina. Tras el golpe de estado de 1973,  Marcha fue clausurado en noviembre de 1974. En homenaje a Carlos Quijano, fundador y director de Marcha, en 1985 dedicó a este un libro de crónicas aparecidas en el diario El País de Madrid y reunidas bajo el título El desexilio y otras conjeturas.

En Poemas de la oficina, de 1956, Benedetti construye una poética coloquial que no abandona a lo largo de su prolífica producción. Al año siguiente viaja por primera vez a Europa y también a los Estados Unidos. Para el narrador y poeta  1959 es especialmente importante: Publica El país de la cola de paja, libro de ensayos, controvertido y  primera reflexión de Benedetti sobre el Uruguay oficial, y también Cuentos Montevideanos que lo ubica como uno de los autores de la narrativa urbana que se venía produciendo en toda América Latina.

La tregua (1960) novela traducida a diecinueve idiomas y llevada al teatro, la radio, la televisión y el cine llevó a Benedetti al más amplio reconocimiento internacional.

Su vasta producción literaria incluye famosas canciones. Novelas como  Gracias por el fuego (1965), multitud de libros,  poemarios ensayos, colecciones de cuentos suman varias decenas de títulos hasta los más recientes y como Despistes y franquezas (1990), Las soledades de Babel (1991), La borra del café (1992), Perplejidades de fin de siglo (1993) la novela Andamios (1996). Su obra poética completa, recogida en Inventario Uno (1950-1985) e Inventario Dos (1986-1991) y sus cuentos en Cuentos completos (1947-1994). la casa

Pero Mario Benedetti no solo fue uno de los más prolíficos autores latinoamericanos sino también de aquellos escritores de actividad política más persistente. En 1973 debió abandonar su país por razones políticas. Exiliado, vivió en la Argentina y Perú (en Lima, trabajó en el diario Expreso, el Expreso de los años 70′, nada parecido al de la dictadura de los 90′ y en adelante) . También vivió en  Cuba y España.

Tags: Mario+Benedetti Obra+Mario+Benedetti , Narrativa+Uruguay , Poesía+Benedetti , Cuentos+Benedetti , Canciones+Benedetti

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Buen día

    Muchas gracias, por este Otro Cielo…que después de su lectura, hice mío.

    Saludos
    Carlos el baterillero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: