AMOR Y POESÍA. Safo, Catulo

febrero 14, 2008 a las 4:02 pm | Publicado en JARDIN DE DELICIAS | 2 comentarios

safoyalceo.jpg

Safo y Alceo, óleo sobre tela. Lawrence Alma-Tadema (1881)

 

Me parece que es igual a los dioses

el hombre aquel que frente a ti se sienta

y a tu lado absorto escucha 

mientras dulcemente hablas  

y  encantadoramente sonríes   

Lo que a mí el corazón en el pecho

me arrebata  

Apenas miro 

y entonces no puedo decir ya palabra  

Al punto se me espesa la lengua 

y un sutil fuego me corre bajo la piel  

con mis ojos nada veo 

los oídos me zumban 

me invade un  frío sudor 

y toda entera me estremezco 

más que la hierba pálida  estoy 

y apenas distante a la muerte 

me siento  infeliz.

 

 

————

 

Dicen unos que un ecuestre tropel                     

 

 

 

la infantería otros, 

 

 

y ésos, que una flota de barcos  

 

 

resulta lo más bello en la oscura tierra 

 

 

pero yo digo 

que es lo que uno ama

Y es muy fácil hacerlo comprensible a cualquiera

 

 

Pues aquella que mucho en belleza aventajaba  

 

 

a todos los humanos,  Helena, 

 

 

a su esposo,  un príncipe ilustre, 

 

 

abandonó  y marchóse navegando  hacia Troya

 

 

sin acordarse  ni de su hija ni de sus padres 

 

 

en absoluto,  

 

 

sino que la sedujo Cipres

 

 

                     

 

También yo  ahora que 

 

 

a mi Anactoria ausente 

 

 

me has recordado…

 

 

    

 

Cómo preferiría  

 

 

el amable paso de ella 

 

 

y el claro resplandor  de su rostro ver

 

 

y no los carros de guerra de los lidios en armas

marchando al combate. 

Safo (Mitilene,  siglo VI  a. C.)

Antología de la poesía lírica griega Siglos VII-VI A.C. Selección, prólogo y traducción de Carlos García Gual  Madrid, Alianza editorial, 1980

 

 

erosbouguereau.jpg

Eros

William Bouguereau  (1825- 1905) 

 

 

 

 

 

 

 

       

Deja de hacer el tonto, infeliz Catulo,

 

y lo que ves que ha muerto juzga perdido  

 

Viste brillar otrora  radiantes soles, 

 

cuando ibas donde aquella

 

que amamos como nadie ha de ser amada, te conducía. 

 

Allí se hacían cosas alegres y placenteras. 

 

Viste brillar, de cierto, radiantes soles. 

 

Hoy no te quiere ya;

 

no la quieras ya, débil. 

 

No sigas a quien huye,  ni triste vivas, 

 

pero con obstinada  mente  resiste. 

 

Adiós, amada. Ya Catulo resiste  

 

y no te busca o ruega contra ti misma…  

 

Pero habrás de dolerte al no ser rogada. 

 

Qué vida te espera?  ¡Quién hoy a ti se acerca? 

 

¿Quién te ve hermosa? ¿A quién besas?

 

¿De quién morderás los labios?

 

Mas resiste, Catulo, tú, decidido.

Cayo Valerio Catulo (Verona, 87-57 a.C.) Antología de la poesía latina. Selección, prólogo y notas de Amparo Gaos y Rubén Bonifaz Nuño.  México, Universidad Autónoma de México, 1957

Ver: Coronada de violetas, sonrisa de miel, divina Safo (frase que Alceo dedica a la poeta de Mitilene. Ambos representan la lírica eólica) 

También: Eros, ese niño indómito

Tags: amor y poesía / poemas+amor  / poesía+amor

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. ohhhhhhhhhhhhhhh es lo mas hermoso q e leido en todo este tiempo q real lo q dicen tus palabras son hermosas gracias por estos poemas .

  2. Sobre Safo creo que faltan todavía traducciones más definitivas.
    Aquí os envío otro intento más (muy “curradito”) : http://www.aedisclasica.es
    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: