JUAN GONZALO ROSE, EN LA MEMORIA Y EN LA VOZ DE TANIA LIBERTAD

enero 11, 2008 a las 2:13 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, JARDIN DE DELICIAS | 8 comentarios

juangonzalo.jpg 

Puede haber sido alguna  mañana de invierno en el centro de Lima. Alguna tarde en las calles de Magdalena o Jesús María. Alguna noche, tal vez en  un café del centro de nuestra ciudad, en momentos en que estaba literalmente tomada por los  universitarios  para  hablar de Literatura. No recuerdo exactamente dónde conocí a Juan Gonzalo Rose.

Sí recuerdo su melancólica manera de reír,  su humor finísimo y amargo,  sus ojos achinados  y tristes. Primero fue la lectura de sus textos y la inmediata identificación con el sonido tenue y  sentencioso con que señalaba la vida  buscando la brevedad  y la sencillez. Entre los poetas  de su generación destacaba  su simple canción.

Luego fue escuchar las anécdotas que hablaban de su gusto por el vino y otras dulzuras igualmente cuestionadas en  nuestra ciudad de los últimos años de los sesenta o primeros de  los setenta.

Una sombra de su burlona sonrisa viene en esta hora en la que  yo recuerdo que era  un poeta mayor que deambulaba  por Lima, a quien yo mirara  de lejos, paralizada por el tamaño  de mi timidez adolescente. 

(Recuerdo vagamente la primera vez que le escuché recitar sus poemas. La memoria   no quiere revelarme la ocasión. Creo ahora que lo hizo al lado de otros poetas, tal vez Cecilia Bustamante, en el salón del INC. Y aseguro haberme acercado y cruzado algunas palabras en torno a  la poesía)

 Más nítido  me viene su recuerdo en  la oficina de Editorial Losada, convertida por Jorge Billouru en uno de  los lugares más cálidos de Lima en los primeros años de los setenta, donde cada tarde se congregaban poetas, pintores, músicos y gente de teatro.

Luego fueron los encuentros en la calle o los cafés, el saludo entre tímido y afectuoso, la palabra sabia  sin estridencias y el comentario irónico casi  a  media voz. El recuento de los libros y poetas recién nacidos.

Pero fundamentalmente recuerdo que tenía la apariencia de un hombre infinitamente solo. Muchas veces desde  algún vehículo  lo pude observar con su pequeña bolsa de víveres en las manos. Imborrable es su imagen sentado en su rincón preferido del  “Ovni” café o bar, o  restaurante,  frente a Residencial San Felipe donde, como diría Manuel Scorza,  dejaba transcurrir las horas de su feroz melancolía, pero donde acogía siempre de muy buena gana  a los amigos con ganas de conversar.

En los años en que Ricardo Falla y yo habíamos convertido nuestra casa en el lugar obligado de reunión de poetas y otros amigos, cuando realizábamos  presentación de libros y plaquetas de poesía en nuestra pequeña sala  que no sé cómo ensanchaba sus dimensiones,  recuerdo también a Juan Gonzalo  y su chispa corrosiva.

Ahora tengo – otra vez – ante mí  un ejemplar de su Obra Poética, colección editada  en 1974 por el Instituto Nacional de Cultura. Releo su dedicatoria, en esa letra gorda, casi infantil, tiernísima, en la que  nos dice “Para Sonia y Ricardo, en su casa que es mía”.  ¡Qué bueno que así sintiera el cariño y la admiración  que le profesábamos!  Aquella noche de vino y poesía – esta sí, imborrable – coincidieron en casa  Mariela  Trejos, querida amiga, Jorge Billouru,  estupendo amigo, el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín , el poeta chileno Jorge Theilier , de paso por Lima, y muchos de los poetas   de la primera promoción de los setenta, amén de músicos, artistas plásticos como Víctor Escalante, y  jóvenes políticos. Juan Gonzalo improvisó unos versos en honor al vino antes de escribirnos, muy ceremoniosamente,  la dedicatoria que ahora difundo. En noches como esas, el ritual de pan, vino y poesía terminaba invariablemente en un baile loco, interminable y con mucho líquido, hasta que la luz del día le ponía  pausa a la magia  y debíamos salir, casi todos, corriendo a trabajar. 

jgport 

Juan Gonzalo se iba a la soledad y al silencio. Como aquel día que vimos introducir su féretro en la sepultura. (Perdón por la tristeza). Para Juan Gonzalo hubo mucho dolor en el adiós. Para él hubo un alto lugar en  El Ángel. Y un cariño interminable, como el de esta noche en que lo releo y recuerdo que tenía el color de los patios tranquilos cuando empieza  el verano.

jgdedicat

Juan Gonzalo es también el autor de los valses memorables “Tu Voz”, “Pescador de Luz” y “Si un rosal se muere”. De este último aquí una versión de Tania Libertad.

 

 

 

 

Ver: Poderío extasiado de la nieve

Tags: Juan Gonzalo Rose , Poesía peruana  , poemas y canciones

8 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Desde que la interpretación de Tania del poema hermoso de Juan Gonzalo fuese lanzada, mi atención se centró en tan grandioso poeta, para mí, uno de nuestros más grandes.

  2. Excelente interpretaciòn, a mi siempre recordada Tania, con mucho cariño, de su cuñada Silvia. Jesùs Marìa.

  3. Al haber sido retirada de You tuve la versión más reciente del poema canción en la voz de la gran Tania Libertad, he debido actualizar con esta interpretación de los años 70′. Igualmente hermosa.
    Marzo 2009

  4. Uno de mis haikus dedicado a Sonia Luz, que tanto como a mí nos gusta el Principito .

    POR EL CAMINO
    COJO UNA RARA FLOR
    LA VUELVO ROSA.

    PILAR COCA

  5. Pilar, mil gracias por el exquisito gesto.

  6. Una muestra irrefutable de lo olvidado que tenemos a nuestro POETA (con mayusculas) es ver que su ultimo comentario es de agosto del año pasado, casi un año de “olvido” para quien con su ternura nos regalo versos inolvidables.

  7. Entrañable Juan Gonzalo Rose, se fue y se quedo para siempre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: