VIVIR EL SISMO. TERREMOTO EN PERÚ

agosto 16, 2007 a las 3:10 am | Publicado en Comentarios diversos, Noticias y demás... | 4 comentarios

Al inicio, acostumbrados como estamos a los vaivenes que de tiempo en tiempo nos regala esta tierra, pensamos y dijimos “ya va a pasar”. Y no pasaba. Algo más de un minuto – que pareció diez – onduló intensamente la tierra bajo nuestros pies y al salir de la galería donde nos encontrábamos el cielo limeño aportó lo inusitado: tres relámpagos … o algo muy parecido a ellos, (por el blog de mi amigo Fernando me entero que se llaman triboluminiscencia) fulguraron en el cielo limeño que no sabe siquiera de lluvias definidas!!

De no haber sido porque acompañábamos a esa hora al poeta  Elqui Burgos y a Francoise  en sus compras de artesanía peruana, el sismo nos hubiera cogido en el quinto piso donde vivimos.

La cosa fue en grande. Y yo solo pensaba en qué iba a terminar. Y sobre todo me preguntaba cuándo termina.  Algo que noté, sin embargo,  es que aunque todos mostrábamos preocupación buscando el lugar más seguro, no hubo  gritos  ni desesperación. Tal vez se debió a la amplitud del espacio. O que hemos incorporado los movimientos violentos a nuestra cotidianidad.

Pasado el prolongado remezón, llamar a la familia era lo único que importaba. Imposible. Los teléfonos celulares enmudecieron. Trasladarse fue el siguiente reto. Imposible.  Los vehículos públicos atestados ya no abrían sus puertas y los taxis o estaban ocupados o sus conductores corrían a ver a sus familiares.

Luego de muchos intentos logramos conseguir un vehículo que trasladara a los amigos. Nosotros caminamos hasta la  casa.  Nuestra calle era la única en un vasto sector que gozaba de  fluido eléctrico y al llegar  empezamos a tener más clara  noción de lo que había sucedido. Los libros habían saltado de los estantes y alfombraban el piso, adornos rotos, espejo quebrado, puertas de armarios abiertas, frutas esparcidas, CDs  regados con las tapas rotas,  lámpara a punto de caer… Nada grave, en realidad.

Lo grave lo estamos ahora conociendo. Muerte y destrucción sobre todo en las zonas más antiguas y de viviendas más precarias de Lima y otras ciudades del país. Derrumbes y bloqueo de carreteras. Llamados a la solidaridad y ojalá a una mayor conciencia de autoridades y también  de parte de cada uno de nosotros a tener mayores previsiones  Felizmente parece ya descartado el peligro de un tsunami  pero las  consecuencias nefastas, sobre todo  en las localidades al sur de Lima, recién las conoceremos en las próximas horas.

Mientras tanto seguimos percibiendo las réplicas y estamos advertidos que ellas se producirán por algunos días.  Todas las previsiones domésticas posibles han sido tomadas pero, repito, vivo en un quinto piso. Preferiría  no estar en casa si alguna – como también han advertido – es de parecida intensidad.

Actualizado 16 de agosto, 12:21

La cifra de víctimas se incrementa, hay localidades aisladas, muchos hospitales y otros centros de salud han colapsado. En realidad, una tragedia de grandes proporciones.

Todavía no se restablece el normal fluído eléctrico en muchas zonas de la ciudad de Lima y continúan las dificultades para la comunicación telefónica.  

Dos niños y un mensaje / Terremoto

4 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Fueron dos mintos que se sintieron como 2 horas…realmente terrible y triste por nuestros hermanos muertos.

  2. En situaciones como estas, la calma es la mejor medida que uno debe adoptar…Pero cómo mantenerla cuando a tu alrededor comienzan a gritar, las cosas se caen por si solas y el suelo no deja de moverse…Para mi suerte, tuve entre mis brazos a mi pequeña hija de dos años de edad…Por ella tuve que estar más frío que un tempano y sereno hasta más no poder…Por ella tuve esa reacción…Fue así que mi pequeña hija se sintió segura y no fue atrapada por el pánico o el susto…Este es mi breve (muy breve) testimonio…

    Saludos

  3. Es el primer terremoto que experimenta mi generación, y también la primera vez que sentimos que la tecnología puede ser inútil. Lima se convirtió en un caos, después de 3 hora pude regresar a mi casa desde San Marcos, en donde experimenté este designio de la naturaleza.

    Desde que comenzó el sismo y en toda esa larga espera por retornar a mi casa, para saber algo de mis familiares, he visto gente llorar por temor, hablar del fin del mundo, recordar el Padre Nuestro, correr por la calles iracundamente, y pelearse por un espacio en cualquier medio de transporte público. Y en todos lados observaba como la gran desesperación no fue el movimiento telúrico, sino el no saber nada sobre los familiares después de ese intenso sismo y no poder darle utilidad a esos aparatos que la tecnología ha creado dizque para hacer la vida más fácil.

    Condolencias por nuestros hermanos muertos y damnificados, y procuremos guardar la calma y tranquilidad, tomando las precauciones necesarias y brindando apoyo a los que lo necesiten.

    Un saludo y felicitaciones por el post, porque es interesante el compartir experiencias de cómo vivimos y percibimos este evento ocurrido ayer.

  4. Qué importante es la prevención para poder mantener la calma…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: