“UN EQUÍVOCO” JULIO RAMÓN RIBEYRO

mayo 17, 2007 a las 1:43 am | Publicado en JARDIN DE DELICIAS | 2 comentarios

ribeyroayacucho.jpg

El curita profesor de colegio andino que encontré en la Feria de Huanta. No sé cómo terminamos almorzando y tomando cerveza juntos en una tienda campestre. “Julio Ramón Ribeyro”, decía mirándome arrobado, “quién lo iba a pensar”. Estas y otras frases del mismo género (“Me parece mentira, Julio Ramón Ribeyro”) puntuaron nuestro encuentro. Cuando nos despedíamos, al estrecharme la mano calurosamente, añadió: “Y decir que he almorzado con el autor de La ciudad y los perros. Quedé lelo. Todo había sido el producto de un equívoco. No lo desengañé, ¿para qué? Que me atribuyera además la célebre novela de Vargas Llosa me pareció lisonjero. Que más tarde descubriera su error y me tomara por un impostor poco me importa.

Prosa 166, en: Prosas apátridas completas. Barcelona, Tusquets, 1975

Ver: Lima y sus habitantes  /  Ribeyro y su público

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Definitivamente, el más grande.

    Tan grande, que disfrutó de tal manera la absolución de su incognito.

    Buscaré una foto suya para estamparme polos.

  2. Verdaderamente jocoso Sonia, lo que hubiera dado por ser testigo de ese encuentro.

    Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: