PERSONAJES “PÚBLICOS” Y TELEVISIÓN

mayo 10, 2007 a las 1:33 am | Publicado en Comunicación y Cultura | 1 comentario

gisela.jpgmagalym.jpg Se trata de dos personajes de la televisión peruana que tienen mucho en común: ambas provienen de sectores pobres, han logrado el éxito económico y son para muchas mujeres pobres paradigma del ascenso social. Una era y es- pese a infinidad de retoques de bisturí- bastante feúcha; la otra fue siempre atractiva aunque ahora la cirugía y los tratamientos la muestran con mayor glamour. De rato en rato se enfrascan en unas peleas que no tengo ni disposición ni tiempo de conocer en detalle. Pero parece que en estos días exponen sus distintos criterios acerca de lo público y lo privado. Como no podía ser de otro modo, lo hacen a través de las pantallas. Y supongo que cada una lo está haciendo en su particular estilo. La feúcha, ejemplo de sarcasmo y agresividad,  chillará su condición de inimputable periodista y la otra defenderá,  con sus armas de etiqueta social aprendida,  su derecho a la intimidad y el respeto a su vida privada.

El espectáculo dará que hablar algunos días, servirá de entretenimiento en medio de huelgas, bloqueos de carreteras, etc., tal vez llegue a los tribunales y luego desvanecerá en el aire, porque nada es seguro salvo el propio cambio (Almodóvar dixi), aunque nunca hayan leído a Berman Marshall. Y ni falta que les hace porque ellas sin sospecharlo son una muestra de la “modernidad turbulenta” que tanto le debe a la cajita de los sueños que a ambas les ha dado presencia pública y el pan de cada día.

En esta circunstancia conviene recordar que el adjetivo público proviene del latín publicus y tiene como primera acepción: “Notorio, patente, manifiesto, visto o sabido por todos”; se contrapone a privado y es aquello “que pertenece a todo el pueblo”. Por extensión, que algo se realice en público connota que es un hecho que se produce “a la vista de todos”. Quiere decir esto que la feúcha y sus ayudantes pueden impunemente meter sus cámaras de televisión en las intimidades de la gente? No. La privacidad es un derecho humano y la Constitución del Perú así lo reconoce en su Artículo 2.

Toda persona tiene derecho: 7. Al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar así como a la voz y a la imagen propias. Toda persona afectada por afirmaciones inexactas, o agraviada en cualquier medio de comunicación social, tiene derecho a que éste se rectifique en forma gratuita, inmediata y proporcional, con perjuicio de las responsabilidades de ley.

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. saludos, profesora -aunque nunca tuve la suerte de que me tocara con usted en la decana-

    sus conceptos son acertados, aunque me parecen algo fuera de contexto

    la gota q hizo estallar este escándalo fue que la ex diva del mediodía se molestó porque le tomaron fotos de cerca en una actividad pública. Personaje público en vía pública, no puede molestarse de que lo fotografíen

    No soy partidario de la Medina, pero en este caso la agresión vino de la esposa del gerente de frecuencia latina

    SEUO

    Un beso y debo confesar que fue un bello descubrimiento su blog


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: