HUBERT LANSSIERS

marzo 23, 2007 a las 2:08 am | Publicado en Comentarios diversos | 14 comentarios

lanssiers.jpg A un año de su partida resuena en los oídos el canto de las reclusas despidiendo en una cárcel limeña al Padre Hubert Lanssiers. Era una canción que aparentemente no tenía mucho que ver con la ocasión. Ellas, entre sollozos, le decían “Adiós, chico de mi barrio”. Así lo sentían, amigo de barrio, amigo confiable. Y es que había sabido convivir y evangelizar sin sermones, acompañar – por casi treinta años – sin aspavientos en las más terribles circunstancias a reclusos y reclusas de los penales en su trabajo como capellán.

A cuántos ayudó a encontrar a Jesucristo? Nunca lo sabremos. Abundan, sin embargo, los testimonios de la fe recuperada por su ejemplo y cercanía humana, fieramente humana. Luchar por la paz y por la dignidad de la persona en cualquier circunstancia, propiciar la liberación de los inocentes injustamente detenidos, trabajar incansablemente por el mejoramiento humano mediante el trabajo y el arte, fue para este miembro de la congregación de los Sagrados Corazones la forma consecuente de proclamar el seguimiento al Dios de la Vida .

Como se ha mencionado muchas veces, el Padre Hubert Lanssiers había nacido en Bruselas, Bélgica y sufrido los horrores de la guerra. Desde 1974 se quedó a vivir y trabajar en el Perú en los penales Castro Castro, San Jorge, El Frontón, Santa Mónica. . En 1996 adquirió la nacionalidad peruana. Recordar su vida y obra en medio de las iniquidades que aún zarandean la patria que eligió es una brisa que alienta y compromete.

14 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. UN FELIZ CUMPLEAÑOS Y UN ABRAZO VIRTUAL PARA NUESTRA ESTIMADA MAESTRA, DE PARTE DE SUS ALUMNOS DE INVESTIGACIÓN.

    MUCHAS GRACIAS POR SU EMPEÑO, Y POR COMPARTIR SUS CONOCIMIENTOS CON NOSOTROS. DIOS LA BENDIGA

    BASE 05 COMUNICACIÓN
    REVISTA SIN SANGRÍA

  2. Gracias, por compartir conmigo sus inquietudes, su mirada alerta, su entusiasmo y esperanzas.

  3. el Padre Lanssiers llego al Peru en marzo del 64
    del 71 al 73 fue Profesor de Teologia de la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Catolica del Peru.
    Fue un hombre excepcional : unico!

    gracias por recordarlo

  4. Gracias, Josefina , por la precisión en la fecha. Sí, personas como el padre Lanssiers son las indispensables.

  5. Si,llego en 1964 y se encargó de cuidar a los alumnos de tercero y cuarto de primaria.
    Al llegar por su genio fortísimo era sumamente temido,luego su carácter se fue suavizando sin perder firmeza.Me enseñó religión,psicología y filosofía.Salí del colegio Recoleta en 1969.Compartió la docencia con la dirección del colegio.Su simpatía por la cultura japonesa propició la entrada casi masiva de niseis al colegio,este hecho no “empeoró” al colegio comos muchos clamaron,preparó el terreno para la inclusión que hizo que el colegio dejara de ser un colegio de niños blancos y que le valió la chapa de “Recholeta”,por parte de otros alumnos de colegios que no cambiaron.Gastón Garatea completa este proceso inclusivo.Hombre inteligente y enemigo del diletantismo y la procastinación,nos enseñó el significado de estas palabras para recordar lo que nunca debíamos ser y nos recordó todos los días que éramos privilegiados en un país pobre y debíamos trascender,más allá del “choclo diario”.Le recuerdo frases jocosas como.
    Oye gordo, eres un insulto a la crisis…….
    Preguntado por su salud: ” Estoy vivo”,
    El repreguntarle como se sentía al poco rato: “Ya te dije”
    “Es una ABSURDIDAD”.En la misa del centenario del colegio en la Plaza Francia,en 1993,hermosa ceremonia concelebrada por todos los sacerdotes del colegio,dió la Homilía y con firmeza,apenado por la pobre asistencia,expresó a los presentes que desgraciadamente tenía cada uno de los presentes una inmensa tarea multiplicadora y que más fácil hubiera sido quedarnos en casa como la mayoría.
    Así era .Mordaz,agudo,férreo y tambien tierno.Nos enseñó mucho en esos años y por mucho tiempo más al tratarlo con relativa pero complacida frecuencia.
    Que intente por las alturas redimir al maligno,con todo respeto.Se le extraña.

  6. Soy de la promocion 74 de La Recoleta. Actualmente y desde hace 30 años resido en Venezuela. Recuerdo con mucho cariño al Padre Lanssiers. Me decía “enemigo público #1” y también “Saint-Just”. De nuestra promoción dijo alguna vez que era la promoción que más había querido y también la que más le había decepcionado. Una vez dijo que nunca había a la gente más feliz como en la guerra. Otra vez y a pedido del padre Gastón, me puso a escribir en cinco idiomas diferentes “no debo hablar en clase”, fueron en chino, árabe, ruso, japonés y coreano. Lo recuerdo con mucha admiración y es ejemplo de lo que debe ser un educador.
    Felipe García

  7. Se ha cumplido el segundo año de su ausencia y lo recordamos celebrando la acertadísima decisión de la Defensoría del Pueblo de reconocer a nuestra amiga, Pilar Coll Torrente , sus más de veinte años dedicados a la defensa de los Derechos Humanos en el Perú.
    Pilar es otro caso de alguien que llegó de lejos, adoptó la patria y sus problemas y se ha dedicado con firmeza y ternura infinitas a aliviar el dolor especialmente de las PERSONAS en prisión.

  8. Hace una semana se cumplieron dos años de la desaparición física del padre Hubert Lanssiers a quien conocí personalmente, y no me parece haber visto alusión alguna en la prensa local, tan enfrascada en las intimidades escabrosas de los elementos de la farándula y las miserias de los políticos. Soy periodista hace poco apartado involuntariamente del ejercicio “en vivo” de esta profesión que ejercí por muchos años desde Oiga, Caretas, La República y otros medios, tratando siempre de actuar con limpieza y justicia.
    Pero más que eso, soy miembro de la Renovación Carismática Católica desde hace más de 15 años, y no recuerdo haber conocido en toda mi vida muchas personas que, como Hubert Lanssiers, cumplieran el mandado de Jesús de mirar a nuestros semejantes a través de los ojos del amor.
    Nunca buscó el protagonismo -antes bien, lo rehuyó- y le dolía en el alma el sufrimiento de hombres y mujeres encarcelados injustamente. Me impactó instantáneamente su frase, que hizo escribir a manera de exhortación y que estaba impresa en grandes letras en la oficina donde atendía: “¿Cuanto mide una celda? seis metros cuadrados? ¿ocho metros? ¿Diez?… Parece mentira que en un espacio tan pequeño, quepa tanta pena…”. Y me pareció dulcemente doloroso,en lo personal, que tan pocas palabras transmitan tanto y expliquen tan cristalinamente, la razón de la presencia de Hubert Lanssiers en el Perú.
    Y es que hay un detalle que pocos han notado. Hubert Lanssiers se nacionalizó peruano en 1996, que yo considero una señal de que aquí plantó su bandera de cristiandad y justicia para dar las más grandes batallas. Además, la nacionalidad iba a facilitarle ejercer su labor pastoral en las prisiones peruanas y movilizarse por todo el país en sus investigaciones y gestiones, tareas que incomodaron a muchos.
    Ejerció la nacionalidad peruana de 1996 hasta la mañana del 23 de marzo de 2006, fecha de su muerte. Y a lo que iba: en esos apenas 10 años. Hubert Lanssiers hizo más por centenares de hombres y mujeres injustamente acusados, que en toda una vida ilustres peruanos de nacimiento que sólo se han dedicado a engrosar sus bolsillos, sin hacer nada en beneficio de la patria y menos de la justicia.
    Por eso, repito, sería motivo de pena este olvido de los medios de información, si no fuiera porque los católicos y los cristianos en general, sabemos que quienes con razón o no, cosechan gloria en este mundo ya no tienen nada que esperar en el otro, donde nuestro Dios sopesa nuestras virtudes y nuestras miserias, dando luego a cada quien lo que merece.
    Hombres y mujeres como Hubert Lanssiers y la madre Teresa de Calcuta calzan en el molde del ser humano que Jesús vino a promover sin ser mayormente escuchado, y ahora ya gozan de la recompensa, y viven en el perfecto amor de Dios por siempre. Ellos, para desengaño de los escépticos y los cínicos, no fueron “cucufatos” en el sentido tradicional y exagerado de esta expresión, sino que vivieron refundidos con la tristeza, el dolor y el hambre de los hombres y mujeres de carne y hueso. Estos son los santos de Dios. No seres alados, viviendo dentro de burbujas, sino misioneros con su palabra, con su ayuda y con su ejemplo, evangelizadores de a pie, como lo hacía el Maestro.
    Sonia Luz, disculpa la extensión, pero era lo menos que puedo decir sobre este hombre, cristiano ejemplar, de quien podemos decir quienes lo conocimos, que agradecemos a Dios nos haya dado el privilegio de habernos permitido hablar con un verdadero Santo. Ojalá que este silencio sea reparado. Al padre Lanssiers no le molestará que se le utilice en cualquier momento, cualquier día del año, para hablar de justicia, de fé y del amor de Dios.

    • Señor Arturo.
      Que lindo es leer de un persona como el padre hubert lanssiers, yo no tuve la oprtunidad de conocerlo como usted y me interza interactuar conversaciones con respecto a el tema que el tanto defendio, al ser humanos internado en las carceles.
      quisiera intercambiar datos que de seguro le interezaran sobre lo que estamos haciendo con el señor Carlos Alvarez que me imagino tambien conoce usted. En cuanto nos comuniquemos le hare llegar documentos de el proyecto Formando Pymes en el penal de Lurigancho con responsabilidad social.
      David Oshita.

  9. Hubert era un amigo, un paisano fiel, un ser humano ìntegro y dado al hombre concreto y no, al gaseoso que se le menciona en pùlpitos y en discursos polìticos, pero se le olvida en la calle, en el dìa a dìa.
    Conocì a Hubert cuando yo era estudiante de Educaciòn y a partir de esa conmocionada experiencia, afirmè mis propòsitos de ser profesor, y de quedarme a vivir en este paìs que tanto duele y tanto nos hace gozar.
    Gracias Hubert por ser el mejor modelo de Maestro que tuve, aquel que vivía con pasiòn cada minuto de sus dìas.
    Hasta pronto Maestro y Amigo

  10. Parece que somos mas de los que creemos que lamentamos la partida de nuestro
    Hubert Lanssiers.se van a cumplir 3 años y se le extraña. tuve la suerte de tratarlo y gozar de su confianza y lo mas importante conversar a diario con el como si fuera una especie de catedra. no dejo de mostrarme lo que es tener juicio, y por sobre todo a no juzgar al projimo por mas rabia que uno abrigara al interior. por esa preocupación por la dignidad ajena es que mas de uno se referia hacia su persona como la reserva moral de nuestra sociedad

  11. Linda Dama, sonia luz, acepto todo cuanto usted pueda decir del Padre hubert, personalmente no lo conoci, peero un entrañable compañero de el el Señor Carlos Alvarez Osorio me enseño sobre el y le cuento que hemos recogido esa bandera que El llevo por todo ese tiempo en la lucha de esta sociedad carcelaria, hemos construido un nucleo de emprendedores dentro del penal de lurigancho con un esquema laboral que el esta orgulloso de ver desde el lugar donde se encuentre. me intereza conocer mas de usted, para que me ilustre sobre cosas de el padre, la fundacion Dignidad Humana y Solidaridad que precide el Señor Carlos Alvarez, cuenta con este foco de buenas y claras intenciones. ya que se ha logrado formar un proyecto de formar pymes dentro del penal de lurigancho con responsabilidad social. y nos encantaria saber si esta interezada en conocer mas de nuestra actividades, pues estamos realizando un despertar en los seres humanos privados de su libertad y en la sociedad en general.
    nuestro interes es la prevencio integral y holistica de los problemas sociales.
    que el universo la guie y la ilumine con amor.
    Oshita David

  12. lo k hizo es algo m aravilloso me gusta como ayuda .

  13. Hubert no solo enseñó filosofía que por otro lado nadie o muy pcos captaban el mensaje, lanchón nos enseñó educación sexual, historia universal y siempre y en todos los casos fue un pensador de fondo de cosas cotidianas, lanchón como le decíamos era una mezcla de temido y propenso a retarlo hasta su límite….quiero decir que su personalidad insitaba a la admiración y buscabamos por diferentes caminos acercarnos a él, yo particularmente cuando tuve que exponer sobre la guerra de Vietnam me quedaba con él por dos o 3 días en horas de almuerzo a que me cuente como le fue, quería respirar ese aire enrarecido por los restos de esquirla o polvora o peor aun por la sangre dde gente que no conoces pero que duele. Lastima egoista que se nos fue rápido, ese tipo de personas que quieres que te acompañen siempre, estoy seguro que mi promo 80 lo recordaremos siempre, un abrazo lanchón querido!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: