Dany Cohn-Bendit, encontrado en La Colmena

febrero 4, 2007 en 6:38 am | Publicado en Comunicación y Cultura | 3 comentarios

cohn-bendit.jpg    Mediodía de febrero recién estrenado, hace poco he regresado de unas cortas vacaciones en Cuzco y después de mucho tiempo camino por
La Colmena, avenida de bello trazo en la ruidosa, caotizada, ciudad de Lima. La curiosidad hace que me detenga  ante una librería de aire desolado. Los libros ordenados por precios – inverosímiles –  se encuentran en remate y golosa  reviso los títulos. Como siempre ocurre, algunos hallazgos hacen que rompa mi promesa de no comprar un libro más hasta que no haya terminado de leer  los que tengo entre manos.  Uno de ellos me llama la atención rápidamente. El autor Dany Cohn-Bendit  y el título: La revolución y nosotros que la quisimos tanto.  Se trata de una edición de 1998, la tercera en castellano. La primera fue publicada en París en 1986.
·  

Quién es Cohn-Bendit? 

En mayo del 68 París ardió. Pero la cosa había empezado antes, a inicios de ese año Cohn Bendit lideró en la universidad de Nanterre manifestaciones por una reforma radical del sistema universitario francés. Al unirse la universidad de París la respuesta fue el cierre de
La Sorbona. Pronto se inicio una serie de huelgas estudiantiles en numerosas universidades e institutos de París. El intento de De Gaulle de ahogar las huelgas con el uso de la policía sólo contribuyó a encender los ánimos de los estudiantes. A los reclamos estudiantiles se unieron la repulsa por la guerra de Vietnam, el desempleo y la insatisfacción social que ya se venía percibiendo (y, por supuesto, no sólo en Francia).  Posteriormente, una huelga general de estudiantes y de  diez millones de trabajadores en todo el territorio francés llevó a  De Gaulle  a disolver
la Asamblea Nacional y convocar  elecciones parlamentarias. El gobierno se encontraba al borde del colapso, pero la situación revolucionaria se evaporó tan pronto como había surgido. Los trabajadores volvieron a sus trabajos, a petición de la Confederación General del Trabajo y el Partido Comunista Francés. Cuando se celebraron las elecciones, el partido gaullista emergió más fuerte que antes y la izquierda perdió la mitad de sus votos.
 

El sismo que vivió el planeta en los últimos años de los sesenta y primeros de los 70’, con hondas repercusiones culturales, sociales, artísticas,  y un largo etcétera tuvo muchos protagonistas en todas las latitudes.  Algunos de ellos son entrevistados por Dany Cohn -Bendit . Como se lee en la contratapa del libro que menciono, “muchos eran amigos suyos, otros lo habían impresionado por sus palabras o sus acciones, quiso saber cómo habían evolucionado  y el resultado fue una serie televisiva, a partir de la cual se elaboró este libro”.  

Qué quería indagar el autor. Cito: “Qué tenían en común, a estas alturas, Jerry Rubin, exyippie instalando en un suntuoso apartamento neoyorkino, y un terrorista encerrado a cadena perpetua en una cárcel italiana? ¿Qué podrían decirse Serge July, director del periódico Libération, y Fernando Gabeira, antiguo guerrillero y luego star de la televisión brasileña? ¿Cómo Joschka Fischer se convirtió en ministro de Medio Ambiente en Alemania Federal mientras Hans Klein estaba buscado por todas las policías de Europa? ¿Por qué algunos se lanzaron a la lucha armada mientras otros predicaban el pacifismo?   El resultado fue una serie televisiva de cuatro capítulos y  luego la publicación de este libro. 

Aquí copio unos párrafos del Prefacio:   

“Nacido en Montauban en 1945, hijo de judíos emigrados alemanes, ni francés ni alemán, soy, como suele decirse, un bastardo. Disfruté de las enseñanzas de las escuelas y liceos franceses y alemanes, sobreviví a la masificación y el aburrimiento reinante en las universidades de ambos países, y reivindico con orgullo mi transnacionalidad. Y, sin embargo, una tarde de verano en Sevilla, en 1982, me sorprendí enjugándome una lágrima ante la derrota del equipo francés”. 

 “Pacifista convencido, la mayoría de los “progres” me aburren. A pesar de mi anticomunismo visceral, pataleo de indignación ante los renegados que ahora se apuntan al prorreaganismo para recuperar la virginidad. Y, aunque profundamente convencido de las tesis ecologistas, me gusta la agresividad de la jungla metropolitana y confieso no soportar el campo durante mucho tiempo. En resumen, sigo siendo un contestatario de la “promoción 68” (…) y soy responsable en Francfort de una revista quincenal. (…) desde aquella época evolucioné considerablemente, pues ahora me considera el prudente compañero de viaje de un partido – los Verdes alemanes- que acepta tímidamente la idea de gobernar, idea por la que milito desde hace algunos años.”  

 Luego recuerda, a grades rasgos, los años convulsos. Me impresiona la forma como he podido coincidir con el autor en este libro que recién conozco en el 2007. La historia es una, por supuesto, y somos muchísimos los que la vivimos y referimos en nuestros escritos. Pero lo que me llama la atención es la secuencia, el énfasis y la lectura de algunos datos de la realidad. Casi con las mismas palabras, desde hace años vengo exponiendo en seminarios y artículos la percepción de este tiempo. También en un poema de  Las rutas sobre la mesa (Lima,1998).  

Bueno, dice Dany Cohn-Bendit: “Parecía que surgió una consigna universal. Tanto en París como en Berlín, en Roma, en Turín, la calle y los adoquines se convirtieron en símbolo de una generación rebelde ‘Queremos el mundo y lo queremos ahora’ cantaba Jim Morrison. Sucedió hace quinde años.  Ayudados por el fulgurante desarrollo de los medios de comunicación, fuimos la primera generación que vivió, a través de una oleada de imágenes y sonido, la presencia física y cotidiana de la totalidad del mundo. Debióse sin duda  a la música: un grupo inglés que componía canciones en los suburbios de Liverpool, mese más tarde era adorado por el público del mundo entero; o bien las imágenes de  los noticieros: los tanques rusos entrando en Praga, Carlos y Smith  (se refiere John Carlos y Tommy Smith  boxeadores negros estadounidenses) levantando sus puños enguantados de negro en el podium de los Juegos Olímpicos de México, el rostro de Che Guevara; todas esas imágenes provocaban reacciones, indignaciones, adhesiones violentas que soliviantaban a muchos jóvenes, cualquiera que fuese su nacionalidad. Y eso sin contar con las imágenes cinematográficas, la manera de vestir, de comportarse, de consumir. Bastaba con que pudiera ver esas imágenes, con que el nivel de vida des us países permitiera el desarrollo de los media y con que los regímenes políticos que padecían permitiese circular aquellas informaciones”. 

“Considero que vivimos una época embriagadora y angustiosa. (…) Creo que teníamos la voluntad de modificar el curso de nuestra vida, de participar en la historia que se estaba escribiendo y semejante ambición selló nuestro destino arrojándonos a un activismo político tan rico en experiencias muy intensas como cargado de peligros y de riesgos difíciles de estimar.  El gusto por la vida, el sentido de la historia, esa fue la clave de nuestro desafío”. 

Desde enero del 2002, Cohn-Bendit copreside el grupo de los Verdes/Alianza Libre en el Parlamento Europeo y es miembro de la comisión de asuntos económicos y monetarios. También de la comisión de asuntos constitucionales.    

Entre otras, ha publicado las obras: 

Quand tu seras président.  Cohn Bendit – Bernard Kouchner, 2004
 

La France est elle soluble dans l’Europe.  Cohn Bendit, Daniel & Henri Guano, 1999

Xénophobies.  Cohn Bendit & Thomas Schmid, 1998

Une envie de politique.  Cohn Bendit & Lucas Delattre & Guy Herzlich, 1998

Sois jeune et tais-toi.  Daniel Cohn Bendit

Petit Dictionaire de l’Euro.  Cohn Bendit & Olivier Duhamel  

L’écologie, clé de la politique.  Cohn Bendit & Yves Pietrasanta, 1998

De l’ecologie á l’autonomie  (en colaboración con Cornelius Castoriadis) 1981 

http://blog.cohn-bendit.eu/fr/ 


· Dany Cohn-Bendit. La revolución y nosotros, que la quisimos tanto. Barcelona, Anagrama, 1998. Edición original Nous  l’avons tant aimée, la révolution. París, Bernad Barrault, 1986

Anuncios

3 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Felicidades por el viaje a Cusco y gracias por compartir el descubrimiento de esta persona con nosotros.

    Comprendo lo que dices sobre comprar nuevos libros. A mí me sucede siempre. Como cuesta abstenerse.

    Por cierto ¿cuál es la dirección de esa librería en remate?

  2. El vendedor y la cajera no lo van a poder creer!! Varios amigos me han escrito al correo personal con la misma pregunta!
    A todos les advierto que, como ocurre en estos casos, hay que saber rebuscar con gusto y paciencia.

    La librería queda al frente de la U. Villarreal.

  3. Gracias por el dato. De hecho en el centro de Lima hay muchos lugares donde poder huaquear y encontrar buenos libros.

    Romperé mi promesa e iré a comprar más libros, antes de terminar los que conseguí anteriormente.

    Pronto necesitaré un nuevo estante.

    Revisando la página web de la Universidad Villarreal encuentro dos sedes en la av. Nicolás de Piérola, el número 262 y 351. Habrá que explorar.

    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: