Derecho al mar en las playas del sur de Lima

enero 28, 2007 a las 10:32 pm | Publicado en Comentarios diversos | Deja un comentario

   Aunque alguien especialmente zahorí  me hace notar el carácter  mediático en que puede quedar (espectáculo de un día y punto) el asunto  de  gente vestida de empleadas y empleados domésticos metiéndose al  mar “sin permiso”  de  “los señores” en horas impropias, es decir, cuando el calor arrecia, personalmente me parece  útil y hasta divertido. No puedo evitar imaginarme algunos rostros pero me produce ternura imaginar  la buena enseñanza que sobre todo algunos niños y niñas puedan obtener: Que el cielo, la arena, el aire, el mar es propiedad de todos los hijos de este planeta  y que el trabajo  que se desempeñe tiene que considerar y respetar las necesidades de los que lo ejercen. 

Recuerdo el comentario de un amigo periodista alemán a quien pregunté  (hace unos años,  toda ingenua yo,  limeña orgullosa de las joyas de su ciudad)  qué era lo que más lo había impresionado en sus primeros días. Era  verano y su  primera visita. Rápidamente me respondió que la obscena distancia social en algunos ambientes y me citó – mortificado- lo observado en una exclusiva playa a la que había sido gentilmente llevado por algún amigo. Sus convicciones de sujeto moderno reñían con esa exhibición de personas incómodamente uniformadas (¡llevaban medias!, me comentó), atendiendo las correrías de los niños y las necesidades de los mayores  y con la prohibición de refrescarse en mar.  

Que las personas sin otra calificación necesitan trabajar en el servios doméstico, es cierto; que otras requieren  de sus servicios, también. Lo que no puede mantenerse inamovible es la absurda pretensión de que, durante el horario de labores, los cuerpos de las personas no tienen necesidades. No padecen cansancio, no experimenta el mismo calor, sed, hambre, etc.,  

Ojalá sirva la jornada para que los empleadores empiecen a mirar a sus colaboradores más cercanos como humanos, trabajadores con obligaciones pero también con derechos,  y no ocasionen a otro lo que no quisieran para sí. 

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: