JORGE LUIS BORGES: POEMA DE LOS DONES

septiembre 20, 2006 a las 6:16 am | Publicado en Artículos sobre Literatura, Comunicación y Cultura, JARDIN DE DELICIAS | 3 comentarios

Con la advertencia de que no se dejará llevar por recriminaciones  o la desesperación, se inicia  el “Poema de los dones”, diez cuartetos en perfectos endecasílabos, donde Jorge Luis Borges nos presenta, conmovedoramente, la paradoja de un ciego al cuidado de una biblioteca.

Para el poeta, Dios es el autor de esta  “magnífica ironía”, la de dar  “a unos ojos sin luz” una “ciudad de libros”. Ironía que se enfrenta con los sueños en una actividad  trabajosa, ardua, y que deja similar sensación  de libros perdidos, aquellos que “perecieron en Alejandría”.  La idea se refuerza con la imagen del “vano día”. Si no hay luz en los ojos, el día no existe. ( En otra obra, el relato “El milagro secreto”, de Ficciones, aparece también  un bibliotecario que se ha quedado ciego buscando a Dios).

En  el Poema de los dones el gozo de la lectura, como alimento, hace referir al poeta la circunstancia de un rey griego que muere de hambre y sed entre fuentes y jardines. Los frutos, tan apetecibles como  imposibles, se representan en forma anhelante en los libros que revisten los muros.  Lo atesorado gracias a la palabra impresa, el saber acopiado entre las páginas, es un don negado  y sin embargo – burlonamente –  al alcance de la mano.

La lectura dilata la vida;  sin su mundo de verdad y ficción todo se torna opaco y pequeño.  La vida sin textos,  da como resultado un remedo de humanidad. Las regiones de la imaginación y el  sueño  son mutiladas en las inmensas  ciudades  si a la falta de belleza natural se añade la  ausencia  de ese disparador de la imaginación  que es la palabra humana perennizada.

Y esto que es necesidad de todo humano, es llamado profundo, actividad ineludible  en el creador. Por eso es dramática, aunque sin aspavientos,  la  doble paradoja de un  ciego escritor  caminado entre volúmenes, explorando “con el báculo indeciso”  un mundo  – el de una biblioteca – que se ha  idealizado como el lugar  de las máximas delicias:  el paraíso.

No es cualquier invidente.  Es uno anhelante  que – pese a la sobriedad de la expresión poética – comunica su ansiedad frente al infortunio. ¿Cómo entender esta circunstancia ? En los últimos cuatro cuartetos, Borges ensaya su respuesta.  No es el azar  – dice – el que “rige estas cosas”.  Otro poeta, recibió antes, al igual que él,  “en otras borrosas  /  tardes los muchos libros y la sombra”.  Es un designio.  Y no olvidamos que líneas arriba  ha mencionado a Dios  como autor de la ironía.

Ante este designio  terrible el poeta no se rebela, aunque no deja de experimentar  un “vago horror  sagrado” por la conciencia de haber encontrado la raíz del misterio. Otra entidad  se hace una con el autor ,  el otro  es el  muerto  “que  habrá dado los mismos pasos” ,  una hermosa y eficaz imagen  nos muestra la dualidad  de “un yo plural  y de una sola sombra” que disuelve la identidad  individual,  “la palabra que me nombra”.

Y aquí la luz negada se alza en victoria  sobre la sombra y  la ceguera y surge el poema combatiendo oscuridades y olvido. El poema se nos dona.  Un ciego nos regala  la claridad  de la  palabra  poética.

Nadie rebaje a lágrima o reproche

esta declaración de la maestría

de Dios, que con magnífica ironía

me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños

a unos ojos sin luz, que sólo pueden

leer en las bibliotecas de los sueños

los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día

les prodiga sus libros infinitos,

arduos como los arduos manuscritos

que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)

muere un rey entre fuentes y jardines;

yo fatigo sin rumbo los confines

de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente

y el Occidente, siglos, dinastías,

símbolos, cosmos y cosmogonías

brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca

exploro con el báculo indeciso,

yo, que me figuraba el Paraíso

bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra

con la palabra azar, rige estas cosas;

otro ya recibió en otras borrosas

tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías

suelo sentir con vago horror sagrado

que soy el otro, el muerto, que habrá dado

los mismos pasos en los mismos días.

¿Cuál de los dos escribe este poema

de un yo plural y de una sola sombra?

¿Qué importa la palabra que me nombra

si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido

mundo que se deforma y que se apaga

en una pálida ceniza vaga

que se parece al sueño y al olvido.

ATENCIÓN: EN ESTA DIRECCIÓN

http://taringa.net/posts/arte/1724306/Poema-de-los-Dones—JL-Borges.html SE HA REPRODUCIDO  ÍNTEGRAMENTE ESTE TEXTO  DE  MI  AUTORÍA SEÑALANDO LA DIRECCIÓN DEL BLOG  PERO  COMO SI SE TRATARA SOLO DE UNA “FUENTE”.  NO ES ASÍ, ES UNA TRANSCRIPCIÓN  TOTAL Y LITERAL.

También ver:

JORGE LUIS BORGES, el otro, el mismo

GRACIAS AL DIVINO LABERINTO DE LOS EFECTOS Y DE LAS CAUSAS. BORGES, OTRA VEZ, EL MISMO

Tags:  Jorge+Luis+Borges , Poema+de+los+dones , Borges+Poemas

3 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Es verdad que el artículo esta igual en Taringa.
    Me gustaría que vieras la definición de “designio”, a mi entender usaste mal la palabra. Y otra cosa: El día se puede percibir por otros sentidos. Podrías nombrar al rey que “muere entre fuentes y jardines”, decir quién es. Quizá los arduos manuscritos que perecieron en Alejandría no solo tienen la dificultad de ser leídos y comprendidos, sino que en aquel tiempo, no existia la imprenta… El día se puede percibir por otros sentidos…
    Gracias por compartir este hermoso Poema y tu análisis…
    Saludos.

  2. Entonces qué nombre recibe este tipo de poema¿¡?

    • Se dice en la nota. El título es: “Poema de los dones”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: