LUCES Y SONES EN EL POEMA “LA DANZA CLARA” DE JOSE MARIA EGUREN

septiembre 6, 2006 en 2:18 am | Publicado en Artículos sobre Literatura | 7 comentarios

(Conferencia dictada en Lima, 2006)
 

Quinta

LA DANZA CLARA

Es noche de azul oscuro
en la quinta iluminada
se ve multicolora
la danza clara.

Las parejas amantes
juveniles
con música de los sueños
ríen

Hay besos , harmonías
lentas escalas
y vuelan los danzarines
como fantasmas.

La núbil de la belleza
brilla
como la rosa blanca
de la India ;
ríe danzando
con el niño la Muerte
cano.

Publicado en 1929, en la edición de la Biblioteca Amauta, en la que además de Simbólicas y La Canción de las figuras, aparece Sombras y el conjunto agrupado bajo el nombre de Rondinelas[1], este poema – que integra la última sección – es probable que haya sido escrito pocos años antes. En él encontramos el rasgo señalado por Ricardo Silva Santisteban como “austeridad estricta” capaz de “desmaterializar el paisaje”[2] a fin de entregarnos una poesía en la que luces y sombras esquivas construyen un mundo de puras esencias. La danza clara, pone de manifiesto una vez más la total autonomía de la construcción estética. Poema en el que la intensificación del significante nos coloca ante un mensaje “indeterminado, sugerido, abstracto”[3] Un poema de plena madurez humana y estética.

El título: La danza clara.

El título, anuncia movimiento suave y armonioso connotado en danza; musicalidad rápidamente asociada a sones. Con el aporte del adjetivo clara, nos presenta un ambiente amable y distendido.

Primera estrofa : Los grados de luz.

Desde los primeros versos Eguren, en uso de uno de sus recursos más constantes, nos hace transitar del azul oscuro de la noche a la quinta que emerge de la oscuridad, iluminada y de múltiples colores. Como en una secuencia cinematográfica, pasamos de un plano general de oscuridad inquietante – luego de un movimiento de acercamiento o de mejor definición de lo que observamos – a un ambiente ameno y claro. Danza y claridad – que se producen en un tipo de edificación que connota casa amplia- se oponen a noche y oscuridad. Hay que señalar aquí que noche es uno de los motivos reiterados en Rondinelas[4], y recordar que en uno de sus Motivos estéticos habla de ella como el momento en el que “Altas visiones se agigantan” y “van a las altas mansiones sugestivas y a las almenas fantasmales”. También mencionará “su mundo de azules” de esta “farolera de la fantasía”.[5] Nos preparamos entonces a ingresar a una escena fantástica.

En torno a esta constante egureniana, dice Augusto Tamayo Vargas: “las noches están también llenas de lúgubres temores, de sombras de espíritus, de letales melancolías…bañadas de una luz romántica, con notas que hieren”[6]. A propósito de la noche en la quinta, que nos trae limeñísimas reminiscencias , recordemos lo que opina Javier Sologuren acerca de la poesía de Eguren : “arte que descubre una de las fuentes de inspiración en el buido y sutil ámbito limeño. La ciudad cierne su clima – polvo y humedad deletéreos – y tradición – antañera conseja de aparecidos y penas – en el verso de Eguren: cierto lacio ademán, cierta tristeza, cierto calofrío”[7]

De otro lado, el azul, en sus variados tonos es uno de los colores identificados, con la poesía lírica, y mencionado con insistencia por los modernistas desde el libro de Rubén Darío. Con la elección de la palabra “multicolora” establece una diferencia sutil con “multicolor”, adjetivo que, insertado en el verso, cobra fuerza de verbo. Podría decirse de aquello que tiene capacidad de proyectar múltiples colores.

Segunda estrofa. Los personajes.

Una vez presentado el escenario, claridad rodeada de azul oscuro, el poeta sugiere los primeros personajes de esta escena encantada: juveniles amantes. Y aporta dos datos sonoros. Si en la primera estrofa sólo mirábamos – primero desde cierta distancia, y luego más cerca – ahora escuchamos la música de los sueños y las risas. La alegría serena, el ambiente leve se hace más intenso. Confidencias, susurros, dulzuras a media voz.

Los amantes innominados y alegóricos símbolo de vida, juventud y belleza, también de cierta fragilidad, son los personajes de este mundo onírico.

Tercera estrofa. La danza y el sueño.

Las alusiones en este apartado insisten en la sonoridad. Las lentas escalas y las harmonías son los sonidos del sueño a la par que sus lentos movimientos. Luego emergen dos elementos visuales que parecieran contradictorios. Los besos y el vuelo de los danzarines como fantasmas. La elección de este lexema aparece misterioso y presagiando peligro. La alegría es breve, frágil, está amenazada. Fantasma sugiere muerte, aunque también mundo extrasensorial. La exposición que venía apelando a fenómenos más o menos observables, aquí se torna nebulosa ,. Eguren nos hace aceptar las reglas del juego. Estamos instalados en el misterioso mundo de los sueños y ahí es posible la danza con características de vuelo. Sin embargo, aquí encontramos lo señalado por Javier Abril en torno al permanente antagonismo entre realidad y sueño.

Cuarta estrofa. El peligro, el acabamiento.

La frescura adolescente, núbil, brilla como la rosa de la India – tributo a la corriente modernista y su preferencia por realidades exóticas – remarca la atmósfera despreocupada e inocente. Sin embargo algo acecha. Dos nuevos personajes hacen su aparición: La Muerte – así con mayúsculas – y el niño cano. ¿La brevedad de la edad de las danzas despreocupadas y dulces? ¿Noción de lo perecible presente desde la más tierna edad? ¿El yo poético cumpliendo su función vidente?

Lo cierto es que el ambiente ameno y claro se ve trastornado. El horror de la Muerte se hace intenso con la imagen de ésta riendo mientras danza con el niño cano. Notable oposición la que se establece niño, vida nueva al lado de cano, signo de acabamiento, de deterioro. El círculo se cierra, otra vez la oquedad, la oscuridad y el miedo.

Respecto al tema de la muerte, y citando especialmente esta estrofa de La danza clara, observa Javier Sologuren que “ (hay una céltica familiaridad con ella) sopla y extiende su helor aun sobre la más temprana y amable vida, en esta breve estancia que trae a la memoria algún punzante y sarcástico grabado de Dudero”. [8]

Las interpretaciones
En una sumaria interpretación de Debarbieri, leemos : “Danza clara es un poema alegórico que se desarrolla entre las brumas del sueño y en danza de fantasmas”. “La intención del poeta se centra en la pareja de la núbil de belleza y el niño de la Muerte, la cual encierra la alegoría de la vida y la muerte, ya que la primera brilla/ como la rosa blanca ”, en tanto que es segundo es “cano”.”[9]

A propósito de esta interpretación me parece oportuno mencionar los conceptos de Julio Ortega respecto a los riesgos de una interpretación que intente “racionalizar” los poemas de Eguren. El autor por ello propone una “crítica interior” que parta de la idea que un poema no significa sino sugiere, observación bastante obvia. Para Julio Ortega, la capacidad sugerente se halla en gran medida en base a las oposiciones de dos grandes grupos léxicos : “…celeste, rubio, blonda, blanco, azul, alegre, risueña, leve etc., se oponen a pena, difunto, oscuro, sombra, etc.”.
Luego señala que “como cubriendo estos dos extremos hay otro grupo: ángeles, niñas, silfos, hada, vespertino, sueño, alba, opalino, brillan, antigua, galana, etc. Términos que parecieran resolver el conflicto que anuncian las oposiciones, pero que más bien las absorben en un mundo imaginario, fantástico”[10]

Constantes de la poesía de Eguren presentes en La danza clara.

La lectura de La danza clara nos entrega un conjunto de motivos recurrentes en la poesía de José María Eguren: “El miedo, la noche, la muerte y el misterio”. [11]

Habría que agregar, sin duda, las constantes de sueño y juego de luces que hacen resaltar la oscuridad. En Rondinelas , por ejemplo, encontramos como título de un poema :“La viñeta obscura” ; luego en el poema Vespertina , nos habla de la “crepuscular mariposa” , la “animita bella de la selva oscura” y “las penumbras arcanas”; en Patética un “insondable amor/ llora en la penumbra” y veremos “un campo tenue de oscura luz” y en “la glacial penumbra un amor de antaño” ; en El romance de la noche florida el “alma ríe en la marina obscura”. En Preludio, escuchamos “al fino soplo oscurecido / las campanas de la luna”; en Antañera, “De un patio oscurecido / salen murciélagos” ; en Favila , “En la arena/ se ha bañado la sombra” , “Aves de humo van a la penumbra”. En Véspera, “aletean las oscuras Causas”. En “Los altares del camino”, “la tierra obscura tiene un listón rosado” ; y en La canción del regreso, como vestigios de la noche, encontramos “Mariposas obscuras,/ muertas junto a los faroles”.

Para concluir, leer La danza clara nos brinda, una vez más el placer de la poesía intensa de José María Eguren, capaz de ser – a la vez – leve y honda, construida en base a las oposiciones vida – muerte, luz – sombra, vitalidad – acabamiento. Poesía que es música leve y encantada. Objeto estético plenamente autónomo en el que el misterio al igual que la belleza “es tenue, impalpable, la azul neblina que tamiza los molinos de viento y los castillos almenados”.

Sí es Poesía donde habita La Belleza, como él mismo señala en sus Motivos estéticos, ese es el “l Poder que encarnan las fantasías y dramatiza la sombra…cuando los sueños se vuelven perfumes y las almas sueños”. Para Eguren, poeta singular que inicia la renovación de la poesía peruana[12] , y rompe suavemente con los moldes establecidos, “Cada luz es nueva sombra”, sin embargo, “Cuando se han obscurecido los matices amables, en las vísperas del camino negro, donde no se vuelve, herido de la vida implacable, aparece la niña de la cera simbólica…con la luz de un sueño: la Esperanza”[13]

Muchas gracias.

Lima, 2006
[1] Al respecto cabe mencionar lo expuesto por E. Núñez : “ La edición AM – 1929, además de las secciones Simbólicas y La canción de las figuras, incorporó dos nuevos libros antes no publicados, esto es, Sombra ( con 26 poemas) y Rondinelas con 15 poemas”. En : Núñez, Estuardo. José María Eguren. Poesías completas.Lima : Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Patronato del Libro Universitario, 1961 , Introducción p.29
[2] Silva Santisteban, Ricardo. “Favila : Un poema hermético de Eguren”. En : J. M. E.Aproximaciones y perspectivas.Lima : Universidad del Pacífico, 1977 p. 198
[3] Abril, Xavier. “José María Eguren, un poeta hermético” . En Fanal No. 53 p. 24
[4] “La utilización del motivo nocturno en la poesía de Eguren es progresiva, ningún título de Simbólicas menciona la noche y pocos poemas muestran el ambiente nocturno, mientras que en La canción de las figuras y en Sombra un 50% de los poemas tienen tema o título nocturno, que en Rondinelas llega a ser un 75%” Gema Arta Marigó citando a Esturdo Núñez , en : La poética de Eguren Sevilla : Alfar, 1993 p. 115

[5] Obras Completas . Lima : Mosca azul, 1974 Prólogo y notas de R. Silva Santisteban, p.288
[6] Tamayo Vargas, Augusto. Literatura Peruana.. Lima : Peisa. Tomo III p. 678
[7] Sologuren, Javier. “Comento de Eguren”. En José María Eguren. Aproximaciones y perspectivas. Selección de Ricardo Silva Santisteban. p. 123
[8] Sologuren. Obra citada. p. 123
[9] Debarbieri. Obra citada p. 120
[10] Ortega, Julio. Eguren. Antología. Lima : Editorial Universitaria, s/f p. 8
[11] Debarbieri. O.Cit. , p. 19
[12] José Carlos Mariátegui , en el Capítulo dedicado a Eguren en su “Proceso a la literatura” había señalado : “Eguren se comporta siempre como un poeta puro. No escribe un solo verso de ocasión, un solo canto sobre medida. No se preocupa del gusto del público ni de la crítica”. En : 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. Lima : Editora Amauta. Primera edición 1928. Undécima edición , p. 254.
[13] Citas tomadas de los Motivos estéticos. “Metafísica de la belleza” y “La Esperanza”. Reproducidos en : Eguren. Antología. Prólogo, selección y notas de J. Ortega. Lima : Editorial Universitaria, s/f pp. 102 – 103- 105

Al usar esta información SE RUEGA CITAR LA FUENTE

Ver: Mariátegui lector de Eguren

Anuncios

7 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Hola, gracias por la preciosa lectura.
    Quería preguntarle ¿que le parece la puesta en música de este texto por Daniel Escobar.
    Yo escuché la versión cantada por Eva Ayllón, ¡preciosa! y no logro separar ya este texto del ritmo sonoro que le agregaron.

  2. La versión musicalizada me parece buenísima. Una de las pocas veces en que la música no estorba al texto. También la tengo en la voz de Eva Ayllón. Una bella interpretación que no sólo disfruto sino que me encanta ayudar a difundir.

  3. por favor me podrian brindar informacion de donde puedo encontrara el poemario de Sombra y Rodinela ya que tengo un trabajo y hasta el momento no puedo encontrarlo, gracias. Tatiana

  4. Qué hermoso. Es poesía natural. Me encantó. Y la información también; justo estoy haciendo un trabajo. Gracias.

  5. Gracias. El último comentario me estimuló a buscar en YouTube la versión musicalizada y cantada, mencionada por el gentil primer comentarista. La hallé y también la pueden visitar en la siguiente dirección

    Sin embargo, no estoy segura que las imágenes que acompañan al poema-canción sean las más oportunas.
    Todo un tema: ¿Es posible y deseable ‘ilustrar’ un poema sin ponerle límites a un mensaje, de suyo, plurisemántico?

  6. POR FAVOR, ALGUNAS PERSONAS SOSTIENEN HABER LEIDO EN LA OBRA DE EGUREN, DANZA CLARA, …CON EL NIÑO DEL ARCANO… CUÀL ES LA CORRECTA ?

    • Liliana, lo que puedo decirte es que yo he trabajado con la edición del doctor Estuardo Núñez: José María Eguren. Poesías completas.Lima, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Patronato del Libro Universitario, 1961.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: